UNA JOVEN Y EMPRENDEDORA ABOGADA Con sus dos hijos “guerrea”para alcanzar un puesto como juez del condado Miami Dade

Written by Germán Acero

13 de julio de 2022

A primera vista todo el mundo queda atónito cuando Alicia García Priovolos, apoyada por sus dos hijos menores, “guerrea” ante el público para conseguir votos que le permitan llegar a un puesto como juez del Condado Miami Dade.

“Lo hago porque estoy comprometida a servir a nuestra comunidad”, afirmó Alicia, en un acto público, donde sus dos hijos, una niña y un niño, repartían la propaganda que ella entregaba para conseguir los votos necesarios para ser juez de la corte del Condado Miami Dade. La justicia, aunque usted no lo crea, entra por casa”, reiteró Alicia, luego de explicar que ella se ha puesto también en la tarea de enseñarle a sus dos hijos lo que significa administrar justicia en bien de la humanidad.

“Administrando justicia, con honestidad, también colaboramos para hacer un mejor país con ciudadanos honorables y rectos que comprendan que respetar las leyes les da  éxitos en sus vidas y una gran tranquilidad en sus conciencias”, afirmó Alicia.

ORGULLOSA

DE LA JUSTICIA

Alicia, nacida en los Estados Unidos, dijo que se siente orgullosa de la justicia en esta gran nación dado que es una de las mejores en el mundo por sus normas y leyes que le permiten, muchas veces, a los ciudadanos mejorar sus calidades de vidas tras rehabilitarse después de haber cometido algún delito.

Pero esta aspirante a juez, igualmente, tiene méritos suficientes para llegar a este cargo, ya que tiene más de 16 años de experiencia en litigios como Fiscal Estatal Auxiliar en la Oficina de la Fiscalía Estatal de Miami Dade.

Y, como si fuera poco, el compromiso inquebrantable de Alicia de buscar y afianzar justicia, la llevo a ser nombrada Directora de la Unidad de Trata de Personas, donde recibió los máximos honores por su ardua tarea profesional.

Alicia es hija única de inmigrantes trabajadores y ha sido la primera en su familia en asistir y graduarse de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) en Leyes. Ahora está casada y con sus dos hijos recibe el apoyo suficiente para llegar a ser juez del condado.

“Desde el 2018 vengo trabajando, tanto a nivel estatal como federal, en cuestiones que tienen que ver con la justicia. Me ha apasionado mucho litigar en casos de tráfico humano porque me conmueven los casos que allí se ven de tanta injusticia social”, explicó Alicia a LIBRE.

POR LOS NIÑOS

“Me duele en lo más profundo de mi corazón ver casos en que los niños, de ambos sexos, son víctimas de la explotación de los traficantes humanos y, en otros, cuando se ven involucrados los chiquillos en violencia criminal”, apuntó.

“Por eso, me he interesado mucho en llegar a ser juez, para ayudar a todas estas personas que muchas veces se ven impedidas para poder recibir una justicia digna que les permita seguir viviendo como verdaderos seres humanos”, sostuvo.

“Mis hijos han sido claves en esta dura tarea porque, de paso, han aprendido a dialogar con la humanidad, a la cual le expresan y le explican por qué su madre aspira a ser juez del condado”, insistió Alicia.

SOFÍA Y LUCAS

“Sofía y Lucas (mis hijos) han sido positivos en esta campaña que ha sido dura porque me ha tocado convencer a la gente para que me dé su apoyo con su voto y, ellos al ver a los niños, se muestran muy amables y me prometen que lo harán para que yo pueda cumplir con este sueño profesional”, agregó.

“Mis padres María Rosa García Martínez (madre) y Ramón García (padre), los dos se regresaron a España, cuando yo tenía apenas 17 años, pero yo me quedé sola en este país trabajando y luchando para hacerme profesional y definir también mi vida sentimental”, recordó.

“Ellos—mis padres habían venido en los años 70 a Estados Unidos y yo nací, precisamente, aquí en aque-llos tiempos, decidiendo inicialmente ser fiscal   y luego litigar con casos muy serios en el área de homicidios y tráfico de personas y, siempre, he estado en las Cortes para aprender cómo funciona allí la justicia”, explicó.

JUNTO AL PUEBLO

“Quiero ayudar al pueblo, a ese pueblo por el cual he luchado en los estrados judiciales, con la ilusión de llegar bien arriba, en este caso, como juez.  Una juez del pueblo y del condado”, resaltó Alicia quien dijo que “hay que esforzarse y estar con la comunidad la cual, al fin de cuentas, es la que te ayuda a llegar a un  cargo como este”.

“Estoy muy agradecida, primeramente, con Dios y luego con el pueblo, porque a pesar de mi juventud he logrado cumplir con mis sueños en lo concerniente con la justicia”, aseveró.

“Estudié en la universidad y, allí, saqué el título de leyes, recibiendo la ayuda de mi esposo, quien también es abogado, llamado Jhon Priovolos. Él siempre me ha apoyado y este año decidimos hacer   la campaña con ayuda de nuestros hijos”, enfatizó.

“Siento tremendo orgullo de trabajar con mis hijos quienes quieren ser parte de esto y de lo que su mamá quiere”, resaltó, luego de advertir que “hay que hacer lo bueno y lo debido y hacer justicia con honestidad y pulcritud”.

“Es difícil hacer una campaña de estas, sin dinero, pero tengo tremendos colaboradores como lo son mis hijos. Nunca estamos libres. Estamos siempre en reuniones porque allí es donde podemos convencer  a nuestro pueblo de  lograr que voten por mí”, enfatizó.

“Hay que hablar con las personas, para que vean quién soy,  y aunque sea con una sonrisa me dan la promesa de que votarán por mí, pese a que mi familia, que ahora está en España, no cree en mi objetivo, en mis sueños, y en mis ambiciones profesionales en este país tan poderoso”, dijo finalmente la joven señora que ha escogido la carrera legal ahora camino al campo judicial.

Temas similares…

LA GRATITUD

El jueves 28, estuvimos celebrando el Día de Acción de Gracias, 233 años después que el primer mandatario en la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish