¿UNA CONSTITUCIÓN AL ESTILO ALLENDE PARA CHILE?

Written by Adalberto Sardiñas

26 de mayo de 2021

Los chilenos, descontentos con la forma en que su gobierno se desenvuelve, decidieron darse una nueva constitución, una que entienda mejor los problemas de la nación, y que, a través de sus futuras leyes, distribuya más equitativamente los recursos disponibles.  La de ahora no funciona, según ellos.  Se quejan contra la injusta diferencia de ingresos. El primer paso para ese objetivo se dio el domingo 16 de mayo con la elección de una asamblea constituyente, encargada de redactar la nueva constitución, de la cual se espera, que, en su forma final, abone el camino para un aumento significativo en gastos de índole social, y, aumente, en alto grado, el role del gobierno en la economía, con el consecuente debilitamiento del modelo de mercado libre que tan exitoso ha sido para Chile después del experimento socialista de Salvador Allende.

En la tabulación final de esas elecciones, el 70% de los asientos de la asamblea cayeron en manos de la izquierda, ambas, moderada, y radical, y de los independientes, con una desastrosa derrota, no tan sólo de la derecha, sino de la clase política tradicional en general. La nueva asamblea incluye paridad de género, casi igual número de hombres y mujeres, más 17 asientos reservados para delegados indígenas.

El presidente Sebastián Piñera, no sabiendo para donde mirar, después de su pusilánime actuación durante los disturbios del 2019, se ha dedicado a entonar un rosario de mea culpas para abrazar los empeños constitucionalistas de la izquierda furibunda, que es la más vociferante e intimidante “No hemos estado en sintonía con las demandas y deseos de los ciudadanos y hemos sido cuestionados por nuevos grupos y líderes” Y dígame. Sr. Piñera, ¿sabe usted quienes son esos grupos y líderes? Porque, si usted no lo sabe, siendo su presidente, todos en este continente lo sabemos. Son los mismos vándalos que, alentados por los comunistas e izquierdistas que ahora integran la nueva asamblea, propiciaron los estragos y sus consecuencias.

La tramoya que culminó en la formación de una nueva constitución, salió de esas manifestaciones callejeras destructivas, que estremecieron Santiago, y otras ciudades, dos años atrás. La excusa de entonces fue el aumento en el precio del pasaje en el transporte público. Cualquier otro evento hubiera sido tomado, igualmente, como pretexto para alterar la atmosfera política El plan estaba engavetado y listo para ser puesto en práctica, y surgió la ocasión para su ejecución. Hay que cambiarlo todo, pero, de forma legal, mediante una nueva constitución que nos abra el camino.  Esa estrategia, era, también, parte del plan. El presidente Piñera, cedió ante la presión de la plebe irredenta con su conducta de vandalismo, saqueo y ataques a la fuerza pública. El radicalismo, bien entrenado, puede discernir la fortaleza o debilidad de los políticos ya en el poder.

Chile, pues, se dispone a otro experimento con su carta magna. Ésta será distinta, por supuesto. El Estado aumentará su control sobre la población en todos los aspectos imaginables: social, político y económico.

Los chilenos, es de suponer, conocen a Chile y sus problemas. ¡Cómo no habría de ser! Pero a veces, muy frecuentemente, los ciudadanos, inspirados por malas asesorías, o emociones pasajeras, no pueden discernir lo que mejor les conviene.

Empero, también, en el resto de América, Norte y Sur, sabemos muchas cosas de Chile.

Es notorio que Chile es, desde el primer tercio del siglo pasado, uno, o tal vez, el más izquierdista, o comunista, de los países del hemisferio. Y ésta, es una de las razones por la cual el salto al nuevo documento no es sorpresa. Ha sido una noria redundante por más de cien años. Cuando la constitución no les conviene, la desechan y fabrican una nueva.

La constitución actual la declaran sus oponentes ilegítima porque fue escrita durante el gobierno de Augusto Pinochet y que, a su juicio, ha impedido reformas sociales. Sin embargo, una porción considerable le confiere el crédito de haber creado la fundación para un prolongado periodo de estabilidad, y crecimiento económico, con su acompañante descenso en el nivel de pobreza que mantuvo a Chile entre los países más prósperos en Latinoamérica.

Después de la aventura marxista de Allende intentando socializar la economía de la nación, Chile comenzó a abandonar, paulatinamente, las viejas prácticas del socialismo estatista. Esto trajo menos pobreza y mejores estándares de vida para la inmensa mayoría de la sociedad. El camino de Allende, siguiendo el ejemplo de su ídolo Fidel Castro, hubiera llevado a Chile al mismo precipicio en el que se encuentra Cuba hoy.

 A manera de repaso histórico, hay pasajes interesantes que se deben recordar como experiencias aleccionadoras.

En 1959 Chile y Cuba tenían, más o menos, la misma población: aproximadamente 6 millones de habitantes. Pero Cuba tenía 30% más de ingreso per cápita que Chile.  Hoy Chile más que quintuplica, en términos reales, el ingreso de los cubanos bajo su sistema capitalista liberal, y su población es 30% mayor que la de Cuba.

¿Por qué, esta diferencia, tan notable? Porque un sistema ha trabajado eficientemente en la creación de riqueza y el otro ha sido ejemplo de fracaso en su experimento universal.

La nueva constitución que se empezará a redactar en breve, debe ser aprobada en un referéndum en la segunda mitad del año entrante.

Si el documento, redactado en su mayoría, por el izquierdismo chileno, sigue las pautas del allendismo, con su matiz socialista redentorista, estaría en peligro todo el avance que por 40 años ha disfrutado Chile.

 ¡Ojalá que no!

BALCÓN AL MUNDO

Cuando usted esté leyendo esta columna, probablemente la guerrita entre Israel y los palestinos terroristas de Hamás, haya concluído. Estos encuentros bélicos entre estos eternos enemigos, tienen un patrón claramente establecido. Duran entre 10 y 15 días. Los inician Hamás o Hesbolá, el ejército israelí rechaza el ataque en forma destructiva, causando enormes daños, hasta que, aparentemente, por mediación de USA y la ONU, Israel accede a un cese al fuego. En realidad, no es por la intervención de éstos, sino porque Israel, habiendo logrado su objetivo de castigo, da el conflicto por terminado, hasta el próximo encuentro que será, casi con precisión cronológica, dentro de dos o tres años.

Esta es la lamentable historia del Medio Oriente, es decir, específicamente, entre Israel y los palestinos. Y así seguirá, hasta que los palestinos ignoren a sus líderes terroristas y desistan de su enloquecida obsesión de eliminar a Israel de la faz de la tierra. Puesto que esta proposición es totalmente una quimera elusiva, las guerritas seguirán siendo su trágico y luctuoso deporte nacional.

*****

Del último estímulo de $1.9 trillón, California ha recibido 25 billones, de los cuales 3.5 van a ser distribuidos entre todos los californianos cuyos ingresos no excedan los $75,000 anuales.

  Por su parte, el IRS comenzará, en julio 15, a enviar cheques a 39 millones de familias con niños.

Sin saber cómo, y sin dinero, por el prodigio de una tarjeta de crédito invisible, el gobierno de Biden nos ha retornado a los tiempos de “las vacas gordas”.

 *****

Las grandes economías del mundo se restablecen, gradualmente, de los estragos del Covid-19. Las del Tercer Mundo languidecen por la falta de recursos que a las otras le sobran. En América Latina los daños han sido graves, pero en otras regiones de Asia, y África, las condiciones son peores, y la recuperación se hace penosamente lenta.

Pero a pesar de todo, la vida siempre se impone. Dentro de unos cortos años, el Covid será sólo un triste recuerdo y nada más.

Y se corroborará, una vez, la tesis de Charles Darwin, “ Survival of the Fittest”, la cual sugiere que los organismos que se ajusten al ambiente, tienen mejor oportunidad de sobrevivir y reproducirse.

En ese aspecto la humanidad del presente, con la derrota del Covid, ha sobrevivido y triunfado.

Temas similares…

Dos décadas sin María Félix

Este año se conmemora el 20 aniversario del fallecimiento de la reconocida actriz mexicana María Félix, quien dejó una...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish