Un método para reescribir nuestros límites

Written by Libre Online

15 de septiembre de 2021

¿Desea aumentar su poder mental y fortaleza psicológica para ser más eficaz en aquellas actividades que más le importan y afrontar retos más difíciles? La clave para lograrlo consiste en efectuar, a diario y con la mano, una serie de ejercicios caligráficos diseñados para activar nuestro cerebro, según un experto en grafopsicología.

Por María Jesús Ribas

• Basado en la interacción entre la actividad cerebral y los movimientos precisos de la mano al escribir, el método Graffos consiste en efectuar una serie de ejercicios caligráficos y trazos diseñados para conseguir un efecto determinado en el usuario, que permite potenciar las capacidades mentales.

• “Usando la grafopsicología como ciencia y la reeducación gráfica como vehículo, se consigue mejorar el desempeño, la destreza y progresión en deportes, estudios y actividades que requieran un alto rendimiento físico e intelectual, y que presenten una alta exigencia psicológica”, explica Andrés Sanfiel, creador de este método. 

• “Primero se toma y analiza una muestra de escritura para detectar las fortalezas y debilidades de la persona, que después se potencian o corrigen, realizando a lo largo de 24 días una serie de ejercicios caligráficos, como el de repasar una figura del número 8, que está especialmente dirigido a aumentar la concentración”, señala.

Atletas, preparadores físicos, entrenadores de élite y competición. Deportistas dedicados al patinaje artístico, el motociclismo, las regatas, el pádel, el baloncesto o el tenis. Estudiantes, ejecutivos de empresas, profesionales de la medicina… son algunos de los principales usuarios del método de entrenamiento mental Graffos.

Mediante este sistema basado en ejercicios caligráficos y trazos a mano –y que también ha comenzado a aplicarse a personas mayores o afectadas por un ictus- se han conseguido resultados exitosos y evidencias claras de mejora en el rendimiento y las capacidades del ser humano, según sus creadores.

Señalan que mediante este método se consiguen acortar los plazos de aprendizaje, aumentar el desempeño, la destreza y evolución personal, reforzando las virtudes y corrigiendo los defectos en el deporte, los estudios y otras actividades que requieren un alto rendimiento físico e intelectual e implican una gran exigencia psicológica.

 Este método “para reescribir nuestros propios límites” lo ha desarrollado Andrés Sanfiel,  experto en grafística y documentoscopia, perito judicial calígrafo, grafopsicólogo y grafopatólogo clínico y lo imparte la firma Graffos (https://graffos.es), con sede en la isla de La Palma (Canarias, España).

“El método, respaldado por un equipo propio de psicólogos, psicopedagogos, pedagogos y abogados, todo ellos  grafopsicólogos, combina el uso de dispositivos tecnológicos, programación informática y grafismos manuales”, explica Sanfiel.

“En el plano deportivo, Graffos permite  mejorar las condiciones psicológicas de deportistas de cualquier edad y en cualquier categoría, así como sus actitudes para modificar técnicas y tácticas en favor de  alcanzar un mayor rendimiento”, asegura. 

“En el área docente, Graffos desarrolla con resultados satisfactorios un proyecto piloto en un colegio de la isla Gran Canaria (España), donde se aplica por su gran potencial para escuelas de educación primaria, institutos de enseñanza secundaria y universidades”, apunta.

EL SISTEMA, PASO A PASO

El mecanismo de trabajo consiste en analizar una muestra de escritura del usuario para detectar sus fortalezas y debilidades y, en base a ese diagnóstico, prescribirle un plan individualizado de ejercicios caligráficos, que dura una media de 24 días, tras los cuales es reevaluado para continuar en el proceso de mejora, indican desde la empresa.

“Un ejercicio clásico que llama a la concentración consiste en el de repaso de una figura del número 8”, explica Sanfiel a Efe.

En este ejercicio el usuario tiene que repasar sobre la figura y en la dirección indicada (ver fotografía) un mínimo de 10 veces sin levantar el útil (puntero) de la pantalla, tratando de que cada trazo se superponga sobre el anterior, realizándolo a velocidad normal y de forma rítmica.

 LA NEUROPLASTICIDAD CEREBRAL

Según el tipo de licencia se incluyen recomendaciones automáticas, personalizadas y la asistencia de un analista asignado por Graffos.

“En el caso del entrenamiento del deportista y dependiendo del tipo de licencia, el entrenador y el psicólogo deportivo pueden intervenir en el plan de trabajo ordenando el entrenamiento de una destreza mental adicional”, según Sanfiel.

También explica que en los deportes el ojo percibe el movimiento de la pelota y el cerebro procesa su velocidad, trayectoria, ángulo de inclinación, factores como el viento, la superficie donde se está posicionado, ordenando al cuerpo una reacción de recepción, posicionamiento corporal, golpeo, trayectoria y distancia, entre otros factores.

“El tiempo transcurrido entre la percepción y la ejecución se denomina velocidad de procesamiento de información neuromotriz”, afirma Sanfiel.

“Con la práctica repetitiva de los ejercicios grafomotrices se aumenta esta velocidad, se tiene un cerebro más activo y receptivo, y se mejoran la autoestima, la concentración, la resiliencia, la motivación y otras destrezas en el deporte y en cualquier actividad que se desarrolle en la vida diaria: estudios, trabajo o relaciones con los demás”, concluye.

Temas similares…

El Bicentenario del poeta Mendive

El Bicentenario del poeta Mendive

En este mes de octubre se conmemora el bicentenario del nacimiento del maestro Rafael María Mendive, considerado por...

0 comentarios

Enviar un comentario