Todo vale

Written by Libre Online

8 de noviembre de 2022

Ya se sabe que la moda es caprichosa, que cambia cuando quiere, pero también es responsable y esta temporada propone mezclar prendas de otros tiempos, desempolvar ropas de otras temporadas y combinar hasta conseguir estilismos interesantes.

Por Carmen Martín

Todo vale, podría ser la máxima de esta temporada en la que priman las mezclas sin pudor: conviven cuadros con flores o el estampado de leopardo con flores silvestres como ha llevado a la pasarela la firma 

italiana Dolce&Gabbana.

En la pasarela también se han visto prendas con gran dosis erótica, especialmente diseños de cuero con múltiples tiras y cordones como propone Roberto Cavalli, Versace o Balmain.

El estilo vaquero, inspirado en el oeste americano, también regresa con fuerza. La cazadora de piel con flecos se combina con vestidos de flores, botines cowboy y chaquetas de punto en versión «oversize».

Desde hace varias temporadas, las botas «cowboy» se convierten en las mejores compañeras de vestidos, faldas, pantaloncitos cortos y el clásico pantalón denim pitillo. 

Sirven para todas las estaciones y esta temporada Chanel las propone con punteras metalizadas.

LA CAPA, DE LOS PALACIOS AL ASFALTO

Otras de las novedades es la capa, prenda de prestigio que han lucido emperadores, reyes, papas, toreros, artistas o políticos, también mujeres.

La capa española es un trozo de tela que cae desde los hombros hasta los tobillos, «una circunferencia de paño de 360 grados a la que se le añade un cuello de pie», explica la jefa de Colecciones del Museo del Traje (CIPE) de Madrid, Concha Herranz.

Su largo ha ido variando en función de la modas y de la estatura de mujeres y hombres, dado que es una prenda que se hereda generación tras generación, «y no todos tienen la misma altura».

Desde 1901, la familia Seseña ha confeccionado capas de manera artesanal, prenda que ha tenido seguidores en todo el mundo desde Bruce Springsteen hasta Lady Di, pasando por Winston Churchill, Hillary Clinton, Rodolfo Valentino, Marcelo Mastroianni, Gary Cooper, Catherine Deneuve o Federico Fellini.

Ilustres españoles la han lucido y la lucen, «la consideran un ícono de elegancia y modernidad», dice el experto en protocolo Miguel del Amo, quien recuerda que «Picasso está enterrado con una capa española».

Sobre la pasarela se han visto para todos los gustos, desde las monocromáticas que van del 

marrón de Hermès a las de aire boho, como las de Chloé.

MEDIAS, CALENTADORES, BAILARINAS Y BOTAS “SLOUCHY”

No se trata de mezclas sin sentido, sino de casar prendas teniendo en cuenta su textura, color o estética. Así, se pueden recuperar las medias de lana y combinarlas con una falda con largo a la rodilla y zapatos mocasines, deportivas o botines, a la manera de un uniforme escolar.

La firma Christian Dior apuesta por la moda de calcetines y medias como se vio en el desfile cuando las modelos desfilaron con medias de rejilla blancas y negras hasta la rodilla combinadas con zapatos de tacón.

Otro complemento que se puede rescatar del fondo del armario son los calentadores que tanto éxito tuvieron en la década de los 80, cuando los puso en órbita la serie «Fama», basada en la película de Alan Parker.

Esta temporada se ven desde los clásicos calentadores de algodón, pasando por los modelos de lana más coloristas y hasta las versiones más extremas y sofisticadas en canalé o croché.

 En esta misma línea también está el diseñador Pierpaolo Picciolo, al frente de Valentino, que mostró medias ejecutivas con trajes de pantalón corto.

Se recuperan las bailarinas, calzado cómodo que lucieron con pantalones piratas Audrey Hepburn o Brigitte Bardot en la década de los 60.

Este calzado inspirado en las zapatillas de ballet está de vuelta y se lleva con «shorts», minifaldas, vaqueros. A este modelo se suma la versión merceditas con coquetas hebillas con piedras brillantes, flores o lazadas que aportan ese toque naif y cándido.

Las botas «slouchy» han sido una de las siluetas más repetidas, especialmente en las propuestas de Isabel Marant, firma donde las botas arrugadas son un emblema y donde este año se entremezclaban con la tendencia de las botas mosqueteras 

Este modelo encaja bien con todo tipo de estilismos. Se llevan con minivestidos también con faldas vaqueras o combinadas con monos.

Más llamativo es el modelo que han puesto de moda Rosalía y Rihanna, un modelo desestructurado en denim desgastado con caña holgada que llega a la cadera, como el modelo viral de la firma Y/Project.

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish