Super agotados, los rescatistas. ¡DOLOROSO, DOLOROSO… HALLAR LOS CADÁVERES!

Written by Germán Acero

7 de julio de 2021

“Lo que más nos impacta es encontrar cientos de cadáveres, en las ruinas de las tantas tragedias y catástrofes que ocurren a diario en el mundo, porque sabemos que se ha perdido una vida más entre las cientos de toneladas que quedan como vestigio de estos hechos tan dolorosos.

Esta es la respuesta que ha dado a LIBRE uno de los rescatistas del equipo Israelí que vino a Miami especialmente para ayudar en las labores de la búsqueda de  posibles víctimas tras el colapso de un edificio en Surfside.

ALGO DIFÍCIL

“Ser rescatista es algo difícil porque uno tiene que enfrentarse a las miles de circunstancias que a diario vive en esta clase de desastres y en los que, muchas veces, no podemos hacer mucho para revivir a las personas que fueron víctimas”, relató acongojado.

“Es triste también porque se topa uno con las vestimentas y objetos de esas víctimas que, en la mayoría de casos, casi que quedan irreconocibles debido al impacto de la tragedia como el que ha ocurrido en Miami donde  cientos quedaron sepultadas bajo toneladas de escombros”, insistió.

LA LUVIA

“Y también hay que hablar sobre el clima que reina a lo largo de estos recates y aquí en Surfside la lluvia ha sido un tremendo obstáculo para avanzar en las tareas de los rescates porque se forma una especie de lodo que muchas veces es imposible de remover, únicamente, con maquinaria pesada”, agregó.

“Y además, el solo hecho de ver tantos escombros, lo impacta a uno porque no sabemos por dónde volver a comenzar luego de que se han removido cientos y cientos de toneladas de concreto, hierro y otros escombros, a lo largo de un día muy fatigable”, afirmó un tanto triste y cansado.

“Y de pronto, como ocurrió el miércoles pasado, cuando nos encontramos con los cuerpos molidos de dos niñas, lo cual nos dejó un dolor inmenso porque muchas veces pensamos que a lo mejor podrían ser nuestros hijos”

“ Y hay que ponerle, a cada momento, más interés , fortaleza y coraje  a nuestra labor porque están allí, llenos de llanto, los familiares que quieren tener alguna noticia sobre sus seres queridos que estaban allí viviendo en la torre que colapso. Es cuestión también de una labor humanitaria”, reiteró

“Algunas veces nos vamos muy tristes porque, a la larga, los rescates no fueron muy fructíferos, porque no hubo casi sobrevivientes. Para  uno de rescatista el mejor premio es encontrar a personas vivas tras  las tragedias”, confesó lleno de orgullo.

“Esta tarea no es como dice la gente, que ya estamos curtidos de tanto ver muertos y escombros, porque sentimos como cualquier ser humano el dolor y la tragedia. Lo que pasa es que ya estamos experimentados acerca de nuestra labor voluntaria”, sintetizó.

TODOS APRENDEMOS

“Aquí en Miami hemos aprendido otras cosas y ha enfrentar otras situaciones ya que la tragedia fue muy grande y las circunstancias que la rodearon fueron muy difíciles. Hasta en baldes nos tocó evacuar algunos escombros que necesitaban los peritos para determinar las causas de esta catástrofe”, aseguró

“Hay veces uno se desespera, porque las cosas no se realizan como uno quiere, aclarando que lo sucedido aquí fue muy agotador, porque la lluvia no cesó en ningún momento. Y, como si fuera poco, hubo varios incendios. Toda estaba en contra de nosotros”, advirtió.

¿MIEDO?

“¿Qué si había miedo? Claro que sí. Porque estábamos trabajando al lado de otra torre que no colapsó pero, que en cualquier momento, se podía venir abajo. Ahí nadie estaba seguro trabajando. Era todo un riesgo. Por fortuna rodamos con mucha suerte que nada pasó luego”, reiteró.

“Ahora, teníamos por delante, la mirada inquisidora de los familiares, que muchas veces, pensaban que no estábamos haciendo nuestra labor como era debido. Pero ellos no comprendían que las circunstancias hacían difícil allí todo. Y nuestro deseo era encontrar a sus seres queridos vivos o muertos”, aclaró.

“Pero estamos, hasta la fecha, satisfechos porque se han rescatado muchos cadáveres. Y, al final, todo va a resultar bien porque pusimos nuestra alma y nuestro corazón en nuestras tareas que realizamos de día y de noche”, concluyó.

DELEGACIÓN ISRAELÍ

Por otra parte se supo que Israel envió una delegación de expertos para ayudar en las tareas de rescate en el edificio derrumbado en Miami. El equipo incluye especialistas de alto nivel en labores de ingeniería y asistencia social.

La delegación está encabezada por el comandante de la Unidad Nacional de Rescate del Mando del Frente Interior, el coronel Golan Vach, e incluye a un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores, Guy Giladi, ex cónsul general adjunto en Miami.

Además, la delegación está formada por unos 10 oficiales de reserva del Mando del Frente Interior, todos ellos expertos de alto nivel en labores de ingeniería y asistencia social.

La misión de la delegación es colaborar en las labores de salvamento mediante la cartografía del lugar de la destrucción, la asistencia a la comunidad judía en la identificación de víctimas y sobrevivientes, y el apoyo a las fuerzas de rescate locales en general. Los preparativos para la delegación fueron dirigidos por el Jefe del Mando del Frente Interior, el General de Brigada Itzik Bar.

LAS PRIMERAS 72 HORAS

“Nuestra experiencia es que durante las primeras 72 horas hay muchas posibilidades de que la gente siga viva ahí dentro”, aseguró  el bombero del condado de Miami-Dade Danny Cardeso.

Los rescatistas, que oyen ruidos que emanan de los escombros pero no están seguros de que sean humanos, hicieron un túnel bajo el aparcamiento inundado del edificio para intentar llegar a posibles supervivientes.

«Este es uno de los mejores equipos de rescate, si no el mejor y más experimentado», dijo Nachman Shai, ministro israelí para asuntos de la diáspora judía, al llegar al lugar.

Las autoridades de Florida pidieron al gobierno federal de Estados Unidos que un equipo adicional de rescatistas se una a la búsqueda de sobrevivientes entre los escombros de un edificio residencial colapsado, subrayando la naturaleza extenuante del operativo en una zona propensa al clima tropical.

La posibilidad de que en los próximos días el mal tiempo pueda sobrecargar más aún los recursos de búsqueda y rescate llevó a las autoridades estatales a solicitar refuerzos a Washington, explicó el martes Kevin Guthrie, de la División de Gestión de Emergencias de Florida. Hasta el momento, una mala climatología intermitente ha causado demoras temporales en la búsqueda.

Según Guthrie, el nuevo equipo, que podría llegar desde Virginia, estaría disponible si el mal tiempo sacude la zona en los próximos días y permitiría la rotación de las cuadrillas que llevan días trabajando en el lugar. Este martes ya se veía en el área unidades móviles de Virginia.

 Las autoridades señalaron que éste sigue siendo un operativo de búsqueda y rescate, aunque no se ha encontrado a nadie con vida desde las horas posteriores al derrumbe del jueves.

Temas similares…

VALENCIA, LA PATRIA ABUELA

VALENCIA, LA PATRIA ABUELA

Por Gerardo Álvarez Gallego (1954) “Se viene de padres de Valencia y madres de Canarias”, escribe José Martí, con...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish