SILENCE OF THE LAMBS

Written by Fernando Milanés

4 de agosto de 2021

Lou, it’s Charlie Donovan with the Cleveland Indians. How would you like to manage the Indians this year?  Lou: Gee, I don’t know… Charlie: What do you mean, you don’t know? This is a chance to manage in the big leagues.  Lou: Lemme think it over, will ya, Charlie? I got a guy on the other line about some white walls. I’ll talk to ya later.

Jake Taylor: Um, the Indians. Chaire Holloway: Here in Cleveland? I didn’t know they still had a team! Jake: Yup, we’ve got uniforms and everything, it’s really great. The Indians win it! The Indians win it! OH MY GOD, THE INDIANS WIN IT!

Quotes from movie Major Leagueo

When thinking of great old movies that I would like to watch again Silence of the Lambs came to mind.   

In my state of free associations the title sent me to the many in our population that are drinking the same “kool aid” of socialist promises that we swallowed in Cuba.   

As here now, Cuba’s so called “revolution” was erroneously labeled as being by the “poor”, when in reality it was the elite, academia and media that made Fidel and his few followers in the mountains as “Robin Hood-like” heroes.   

My lose thoughts changed to the last corporate “woke” move, to change the century long Cleveland baseball team name and logo.   

First, Indians was never meant as a derogatory name. Columbus was seeking a shorter pathway to the east of Europe for trade and thought he had arrived in India, thus natives were called Indians. Second, the terrible treatment towards the natives was motivated by greed and religious beliefs, not to demean them.   

In fact they were seen as fearsome and valiant fighters revered by history books.  

 The US population that came from these original inhabitants’ centuries ago, is not against, or feels offended by, the terms Indian, braves or redskins.   

The so called disturbed people are mostly ignorant, manipulators, and cowardly elites. Many just prefer to be silent and follow like lambs. But even lambs start to revolt. “We the people” are starting to realize the dangers we face and are fighting back. Personally I don’t give a rat. See the source image, about Tom Hanks and his ridicule message or Cleveland’s new name.  

I will stay with Indians and Wahoo. So to end this story instead of cannibalism, I watched baseball in the great sport movie starring the Cleveland Indians called Major League.

I recommend it!

LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

Había en un corral una gallina que ponía huevos de oro. Su dueño, que todas las mañanas los recogía y vendía a buen precio, díjose entonces:—Si los huevos de la gallina son de oro, las entrañas, donde se forman, deben contener oro en abundancia. Mató a la gallina creyendo hacerse rico en poco tiempo.  .—¡Bien merecido tengo el chasco, pues feliz estaba con mi gallinita viva que me daba un huevo todos los días! —exclamó el ambicioso, presa de honda frustración.  Esta historia enseña que la ambición sin limites nunca es buena. En la vida hay que saber valorar lo que se tiene y ser paciente, a veces la impaciencia hace tomar las peores decisiones.

Fábula de Esopo

Por los años 50 existió un país que tenía un futuro de oro.    A pesar de dificultades políticas, corrupción estatal y una democracia frecuentemente interrumpida, esta pequeña isla rivalizaba y superaba a la mayoría de otros países con más historia y población.   

El pueblo gozaba de un mercado libre, donde la iniciativa personal era recompensada. Existía una clase media, que iba en aumento progresivo, compuesta principalmente de pequeños comerciantes y profesionales.

La educación estaba asequible para todas las clases sociales, con instituciones que iban de caras a gratis, incluyendo las universidades. No todo era reluciente.   

Aunque el racismo era ilegal, existía discriminación. A pesar que los colegios públicos y la Universidad tenían gran calidad de profesores, eran más asequibles en las ciudades y pueblos cercanos a estas.

La riqueza no llegaba a todos, existiendo desde multimillonarios a extrema pobreza. Parte del pueblo de esta afortunada isla, no estaba feliz con la rapidez del progreso y deseaban más y más rápido. El  grupo de descontentos estaba compuesto en su mayor parte por personas de clase media que por ambición y/o envidia deseaban la fortuna de otros.   

Esta población no consideraba que el éxito de otros pudiera deberse a que ellos tenían mas capacidad intelectual, hacían más esfuerzo o a veces más suerte. Pensaron que podían obtener “más oro”, menos trabajo, si pudieran recibir parte de las fortunas de otros.   

Con la excusa de “justicia social” y “justa repartición de riquezas”, se aliaron con el diablo social/comunista que se los prometía.

Como siempre ha sucedido el oro era producido por las gallinas que lo obte-nían por su sacrificio personal. Al matar las “gallinas”, se acabó el oro. Ese pequeño país, como sería ahora si la tiranía castrista y los que la apoyaron no hubiera existido.   

Esopo escribió la respuesta en su corta fábula. Desgraciadamente vivimos en nuestra nueva patria esta misma disyuntiva. Tenemos el cuchillo listo y la gallina en nuestras manos. Repetiremos los ejemplos de los anteriores fracasos como Cuba, Venezuela y demás?

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish