“Si Martí viviera ninguna dictadura comunista se hubiese impuesto en Cuba”

Written by Germán Acero

12 de enero de 2022

 “El apóstol José Martí impuso siempre la política de “primero la patria” y, lo mejor, sin intervencionismos foráneos, ya que éste siempre fue su pensamiento que sirvió de sostén a toda su vida y a su fecunda y extraordinaria obra intelectual y revolucionaria”.

Así lo definió Maricel Cobitz quien advirtió que “Si Martí viviera ninguna dictadura comunista se hubiese impuesto en la isla porque él siempre hubiera, como lo hizo, luchado para impedir que progresara en una nación que siempre había saboreado las mieles democráticas y del estado del derecho”.

Cobitz, quien es la presidenta de la Federación Republicana de Mujeres, se refirió a la evolución de un valor central en la cosmovisión martiana y al concepto de patria que ha servido de sostén a toda la vida y legado de Martí.

EL ENTORNO FAMILIAR

“Se destaca también en la obra de Martí la significación excepcional que tuvo el entorno familiar de éste en la maduración de la percepción martiana sobre la patria y el patriotismo, y de los hechos históricos que marcaron su vida, relacionados con la Guerra de independencia y el enfrentamiento de los patriotas cubanos al colonialismo español”, recalcó.

“Pero también se establecieron las relaciones dialécticas con otros valores vitales de este prócer como el amor, el deber, el honor y la dignidad humana. Y su evocación a la Patria en ese gran momento histórico que constituyó una necesidad inaplazable de libertad. Solo ella pudo alimentar el apego a lo que fuimos, lo que somos y en gran medida delinear lo que seremos”, añadió.

“Entonces nada mejor en esta época tan turbulenta que reflexionar en torno a la noción de patria en José Martí. Se trata de un concepto que se gesta y concreta en la misma medida en que el maestro se convierte en protagonista esencial de la historia del país”, y está íntimamente ligado a la lucha por la independencia, a la madurez de una concepción ética del mundo que se mueve en torno a ese concepto y que va desde el amor a la patria hasta el deber frente a ella, en un constante recurrir a las fuentes prístinas de la historia”, sostuvo.

LA PATRIA

“La formación de la concepción martiana sobre la patria estuvo determinada en él por la educación familiar y escolar y por las condiciones histórico-concretas de Cuba, que en la década de 60, del siglo pasado, agudizaron la contradicción colonia- metrópoli, que provocó la guerra de los Diez años”, explicó.

“Lo fantástico de Martí es que, en una edad temprana, adolescente todavía, expone sus ideas políticas en algunos periódicos editados por jóvenes: «El Diablo Cojuelo», «Patria Libre», y «El Siboney», recordó.

“Por ejemplo en el poema Abdala, Martí insta al protagonista a escoger entre el amor a la madre o el amor a la patria y éste escoge la segunda: ¿Acaso crees que hay algo más sublime que la patria?. Dice Abdala: El amor a la patria es superior a todos los amores. Mi madre llora… Nubia me reclama… yo no dudo…Adiós….Yo marcho a defender la patria”, trajo a colación Maricel.

A LOS 16 AÑOS

“Y lo irónico es que, con tan solo 16 años, Martí conoce los horrores del presidio y el infierno de los trabajos forzados en las canteras, saliendo deportado a España en 1871 y en ese mismo año publicó su extraordinario alegato «El Presidio Político en Cuba», con un estilo realista, bíblico, simbólico, que expresa cómo las terribles pruebas a que había sido sometido y su precocidad genial hacen de él un hombre maduro en el momento en que abandona el país”, insistió Cobitz.

“En el Presidio Político en Cuba, Martí retoma los conceptos patria e independencia e increpa al gobierno español a sancionar la conducta de su gobierno en Cuba. Resalta su orgullo de ser cubano, su entereza moral. Dice…” el orgullo con que agito estas cadenas valdría más que todas mis glorias futuras, que el que sufre por su patria y vive para Dios en éste u otros mundos tiene verdadera gloria”, sintetizó.

A LOS 20 AÑOS

 “Y en 1873, con solo 20 años, publica «La República Española ante la Revolución Cubana», en el que emplaza a la naciente (y pronto frustrada) República española a ser consecuente con sus principios en lo que respecta a Cuba y a los hombres que combaten y mueren por la independencia, fustigando duramente la posición colonialista española”, enfatizó.

ESPAÑA Y CUBA

“Compara la historia de España con la de Cuba e insiste que la única manera de salvar la república española… «la cual tiene la frente manchada de sangre”, es reconociendo el derecho de los cubanos a su libertad que es el derecho a tener también su propia república. Los conceptos patria e independencia forman una unidad inseparable”, concluyó.

“Patria es algo más que opresión, algo más que pedazos de terreno sin libertad y sin vida, algo más que derecho de posesión a la fuerza. Patria es comunidad de intereses, unidad de fines, fusión dulcísima y consoladora de amores y esperanzas”, reafirmó Cobitz.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish