ROCÍO MONASTERIO: ¿LA RESURRECCIÓN DE MARIANA GRAJALES EN MADRID?

Written by Roberto Cazorla

11 de agosto de 2021

“Tengo un gen cubano porque detecto comunistas con mucha facilidad. El baile, eso lo llevo en la sangre. Los cubanos son optimistas a pesar de todo lo que les sucede, tienen mucha creatividad y siempre encuentran una manera de salir. Se las ingenian. Algo de ese arranque tengo: me enorgullece”.  

Una de las personalidades más carismáticas, con fuerza y tan sólida como el Morro de La Habana, se llama Rocío Monasterio. Aunque nació en Madrid, es hija de cubanos y, por sus venas, al ritmo de sus glóbulos, le navega el salitre azul del mar cubano; despide el frescor y la “arrogancia” de la flor mariposa, y, cuando se refiere a “su” isla caribeña, lo hace como si fuera la reencarnación de Mariana Grajales, valiente madre del Antonio Maceo, famoso como “El Titán de Bronce”.

En cada entrevista que le hacen, aunque se expresa pacíficamente, cuando se refiere a la dictadura cubana (que los comunistas insisten en llamar “democracia”), lo hace con el hacha en alto, aunque muchos merecen que se las deje caer en el medio de la cabeza; ella es incapaz porque su lucha radica en defender y colaborar a que reine la libertad y se respeten los derechos humanos, “ingredientes” que los comunistas aplastan desde hace más de un siglo.

Monasterio es la líder del Partido Vox en la Comunidad de Madrid, y le ha confesado al suplemento “LOC” del diario “El Mundo”:  “Desde hace varios días asisto a todas las manifestaciones a favor de la libertad del pueblo cubano y de hecho siempre llevo una bandera cubana por lo que pueda pasar. Es un tema que me toca de cerca. Soy hija de cubanos y tengo la doble nacionalidad. Toda mi familia está exiliada, cada uno se fue donde pudo. Mi padre prosperó para que luego le expropiaran su empresa. La gente piensa que en Cuba se vive feliz y se va de turismo. Es una cárcel. Solo hay pobreza y miseria”.

El desgobierno español, además de ser el más corrupto de Europa, está entre los crueles que violan los derechos humanos; sí, porque insistir que en Cuba no existe una dictadura, resulta ser cómplice de los que asesinan a tiros en plena calle, a los que desaparecen inocentes por el solo hecho de querer vivir en libertad, en condenar a millones de infelices al hambre y a la muerte por carencia de medicinas. Pedro Sánchez, y su “colección” de esbirros, la van a pagar y muy caro. Recibirán el castigo que merecen. ¡Dios existe, señores”!

SU FORMA DE PENSAR

“Tengo un gen cubano porque detecto comunistas con mucha facilidad. El baile, eso lo llevo en la sangre. Los cubanos son optimistas a pesar de todo lo que les pasa, tienen mucha creatividad y siempre encuentran una manera de salir. Se las ingenian. Algo de ese arranque tengo, y me enorgullece”.

Si Isabel Díaz Ayuso actualmente es la figura más relevante en la Comunidad de Madrid, les debe gran parte a los votos de Vox que permitieron que fuera presidenta, algo que Monasterio le recuerda. “Espero que en los próximos meses tengamos una relación para todo. Nosotros la estamos dejando gobernar porque antes se quejaba de que Aguado no le dejaba. Ahora le dejamos hacer, pero sin olvidar que nuestros votantes tienen que estar representados”, añadió la líder de Vox a “LOC”. Subraya que “no cree en la política de género ni en “las cuotas”, ahonda en la reflexión sobre los egos. “Ocurre más entre los hombres. Entrevista a una mujer con un expediente maravilloso que te dice “no sé si voy a ser capaz, no sé si voy a cumplir…” Entrevistas a un hombre y te dice “voy a ser el mejor” con un expediente mucho peor. Es terrible”.

Su forma de pensar referente a temas “LGTBI” (Lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexual es) o de inmigración provoca que los comunistas le lancen dardos envenenados constantemente. Pero insiste: “En la política hay que llegar llorado de casa. Respeto que hay gente que no le gusta nada lo que decimos. Querría que no me insultaran y que me dijeran: “Vamos a sentarnos a debatir por qué no me gustan tus ideas”. Yo lo hago encantada”. En cuanto a las leyes “LGTBI” de la Comunidad de Madrid, cree que hay que cambiarlas sobre todo en lo relativo a los niños. “En los colegios solo formación”. Uno de sus principales objetivos es reducir el número de miembros en la Asamblea de Madrid. “No sé si a la mitad que es lo que quiero, pero se reducirá”.

SUFICIENTES OVARIOS

El desgobierno socialista-comunista de Pedro Sánchez, quiere una ley que, permita que los homosexuales, transexuales y todo tipo de persona que forma el tan “llevado y traído” tema denominado “LGTBI”, sean los indicados para enseñar a los niños en las escuelas todo lo relacionado con el sexo. Una de las atrocidades de gente tan amargada, resentida y que despide solamente odio contra todos los que no son como ellos. Y, en contra de dicha ley, está el partido Vox.

Monasterio es la única mujer entregada a la política de derecha que ha tenido los suficientes ovarios para hacer que Pablo Iglesias, alias “El Coleta”, cuando era vicepresidente de este país que se llamó España, lo obligó a salir de un estudio de televisión a la velocidad de un cohete. “Si la señora no rectifica lo que ha dicho, me retiro”, le espetó el comunista que quiere para España una dictadura bolivariana, a lo que la líder de Vox respondió: “Pues puede estar cogiendo la puerta y cierre al salir”. Cuando le preguntaron si lo echaba de menos en el ámbito político, respondió: “En campaña no quería debatir nadie conmigo. En la asamblea me habría gustado debatir con Iglesias, claro, aunque prefiero que no esté en política. Su nuevo trabajo creo que es la transmisión y no descartaría que acabara manejando algo en medios de comunicación. Referente a su nueva imagen, ni con el pelo corto, es que nunca le vi el atractivo”.

Acaba de celebrar sus 20 años de casada con el también miembro del partido Vox, diputado Iván Espinosa de los Monteros. “Somos muy felices con nuestros cuatro hijos, aunque somos diferentes en muchas cosas. Él es extremadamente extrovertido, y yo menos. Yo soy creativa y él no. Le encanta el rap y a mí la música clásica y cubana. Pero creo que ahí radica el que nos llevemos tan bien”. Uno de sus proyectos es construir viviendas sociales urgentemente para fomentar la natalidad. “Si la gente no tiene un trabajo estable ni una vivienda es muy difícil tener un niño”.

Señora Monasterio, como cubano exiliado que soy y enemigo reacio del comunismo, le doy las gracias y felicito por llevar en sus venas sangre tan cubana como la que “enfervorizaba” a nuestra Mariana Grajales.

¡A sus pies, en nombre de los que piensan como yo!

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini, especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish