Raúl Tápanes y compañeros lo recuerdan. “Omar, genio matancero, quien nos dejó un inmenso legado en la radio y la televisión en Miami”

Written by Germán Acero

9 de enero de 2024

El matancero Omar Marchant fue un de las más auténticas y brillantes voces de la Fabulosa (WFAB) de los años 70’s en Miami. Fue prácticamente también el creador de la televisión hispana.

Así lo recuerdan ahora sus compañeros de faenas periodísticas y de farándula como Raúl Tápanes quien vivió con él inolvidables años de batallas y triunfos en la radio y la televisión de esta ciudad.

“Falleció uno de los más grandes emprendedores de la radio y la televisión en los comienzos de la era hispana en Miami”, agregó Tápanes

“Su muerte deja un profundo dolor entre todos los que tuvimos la suerte de conocerlo. Omar se destacó como un formidable animador en la televisión de Miami”, destacó Raúl.

“En Matanzas, Cuba, fue administrador de la emisora Radio Tiempo que era propiedad de los hermanos Modesto y Roberto Vásquez, dos glorias de la locución cubana”, recordó Tápanes.

“Además de su actuación ante el micrófono hay que anotar que tenía gran talento para la creación de textos comerciales y mucho tacto y aplomo para dirigir a los empleados bajo su mando”, exaltó.

“Fue un excelente ser humano y un admirable talento profesional. Recuerdo de él solo buenas acciones y su muerte trae a mi memoria los nombres de muchos compañeros locutores y periodistas célebres”, sintetizó.

“En la televisión de Miami fue el animador de un programa que se titulaba ‘Sólo para bailadores’ que se transmitía por el canal 23 los sábados por la noche y que tenía gran audiencia”, apuntó.

“Hoy amigos como los locutores Narciso Mier, Manolo Díaz, del Castillo, Pedro Hernández, Canett, Cándido Domínguez y otros, sentimos el dolor en nuestros corazones por la pérdida de Omar”, expresó.

“Y también hacen oración en este momento tan difícil los periodistas Jorge Figueroa Díaz, Adalberto Sardiñas Cruz y los técnicos Lázaro Fuentes, René Rivero, Héctor Rodríguez, Gaby González y Oswaldo Gener Valiente, quienes vivieron junto a él momentos inolvidables de la radio de aquella época”, sintetizó. 

“Acabo de enterarme de que mi querido jefe, amigo y hombre que me lanzó en la radio nacional hace más de 20 años, ha muerto”, dijo con el corazón apretado por el dolor Jane Frances.

“Fue generoso hasta un defecto, y podía ver tu potencial antes de que tuvieras una pista. Fue divertido, increíblemente creativo, y acuñó algunos de los jingles y eslóganes más conocidos de televisión y radio”, agregó.

“Tenía una habitación llena de Emmys, y un corazón de oro, y aprendí tantas lecciones de vida de él mucho más allá de la profesión de la radio”, reiteró.

“Visionario, emprendedor, entusiasta con un talento y una genialidad como pocos he conocido. Lo fue todo en los medios y en la música, creador de la televisión hispana en Estados Unidos”, afirmó con absoluta seguridad Esther Ruiz Moya.

“Y por encima de todo, un hombre bueno, con la generosidad y humildad que solo tienen los grandes”, dijo también en tono seguro y firme.

“Creía en mí más que yo misma, tantos consejos, tantas conversaciones… he aprendido cada día con él. Me abrió “la puerta de América” como a él le gustaba decirlo… sacaba frases de mis intervenciones, de cada uno de mis trabajos, de mi contraluz “tienes que hacer un libro de frases” me decía, ‘siempre que tú seas parte de él’ le respondía”, trajo a colación Esther.

“No he conocido a nadie tan lleno de vida como él y así se ha ido, lleno de vida y de amor, el de todos los que le queríamos, el de su familia y de su maravillosa esposa, mi adorada Dorita”, recalcó.

“Nunca te irás del todo, sigue guiándome e iluminándonos desde tu privilegiado “balcón de la gloria”, concluyó.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish