¿Quién los hubiera visto y oído conversando?

Written by Libre Online

7 de mayo de 2024

Cuando dos o más personas razonables ven venir una nube, ya se preparan para esperar lo que viene encima. En ese momento, no se puede hacer nada, pero da a conocer que algo horrible va a suceder. ¿Qué se hace? Se preparan las trancas para evitar un desastre que puede desatar una catástrofe infernal.

Eso fue lo que vio, y no solo vio, sino que pronosticó mi padre, Dionisio León, y otros que tenían la mente clara, no embotada por una ilusión perdida y ciega.

El motivo de esta escritura. ¿Quién los hubiera visto y oído conversando? Me refiero a mi padre, Dionisio León, y a Esteban Fernández, el padre de Estebita Fernández.

En el semanario LIBRE del 16 de enero de 2021, Estebita escribió lo que su padre vio y observó del Asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, es decir lo que sucedió. Porque ellos vieron y pronosticaron esa nube que, si llegaba, iba a ser un desastre. Así fue, y se cumplió.

Cuando pasa un ciclón de gran potencia, se sabe que deja derrumbe, árboles caídos, retorcidos, casas tiradas en tierra, familias desamparadas, heridos y muerte.

Ningún huracán ha dejado tantos muertos como los desgraciados hermanos Castro y su pandilla.

Cuba sin árboles, las casas hechas añicos, familias desamparadas y regadas por el mundo, muertos de toda índole por miles. Ese fue el precio que hemos pagado los que estábamos en lo cierto, y también lo tuvieron que pagar los que estaban en lo incierto.

Entre los hijos, sí hubo una diferencia. El papá de Estebita le dijo: “Estebita, este tipo es un gánster”. Ni idea tenía el pobre muchacho de lo que le hablaba su papá. Le preguntó: ¿Quién, papá?  hasta un coño le soltó al pobre muchacho.  

A mí sí que no me tuvo que alertar mi papá, porque yo a esa manada de cerdos los odié desde el primer día y vi la calamidad que venía, además que Fulgencio López, Dionisio León y Esteban Fernández no hacían más que hablar de que si triunfaban sería la desgracia de Cuba. 

Esa es la historia que nos ha tocado vivir durante 65 años, y todavía el ciclón está azotando a Cuba, llena de calamidad y miseria cada día más.

Pedro León López

Spokane, Wa.

Temas similares…

El hijo de Dios

El hijo de Dios

Cristo es la gran esperanza,  es la única verdad  que aclara la oscuridad  y te hace tener confianza....

0 comentarios

Enviar un comentario