¿POR QUÉ LOS COMUNISTAS TIENEN TANTO PRIVILEGIO MUNDIALMENTE?

Written by Roberto Cazorla

23 de marzo de 2022

En el mundo de la publicidad, en los países en los que todavía no ha profundizado sus cancerígenas raíces, la explotan famosos comunistas. Hablo de España donde vivo hace casi seis décadas y la conozco como la palma de mi mano. En esta nación que, con Franco fue la cuarta potencia económica mundial, la publicidad, que representa la burguesía, el capitalismo, y a la propiedad privada, los que la promocionan son comunistas cobrando suculentas sumas.

No creo que la mayoría lo sepa…, esté al corriente, de que, en todo el planeta (quizá exagero), la gente como yo, anticomunista hasta los tuétanos, se pregunta: ¿Por qué los comunistas tienen tanto privilegio mundialmente? La respuesta es muy sencilla: porque nosotros, los que no pensamos como ellos, los que odiamos visceralmente dicha ideología, somos demasiado “educados”, “lento” en cuanto a exigir nuestros derechos y el sitio que nos pertenece. Somos lo contrario de ellos que no existe uno que no tenga malas entrañas, que lleve el odio en las pupilas y por eso ven en todos nosotros un referente de Satanás, siendo ellos los diabólicos, que, desde la creación de tan sanguinario sistema, que fue inventado por dos tarados que tenían difíciles el mundo “es y será una porquería”. Solo personas anormales son capaces de crear algo que derrame tanta sangre inocente y desolación en los cinco continentes.

Si algo desprecian los comunistas es todo lo que representa al mundo capitalista; el capitalismo tiene que ser exclusivamente para ellos. El resto de la humanidad tiene que estar de rodilla, condenado al hambre, a la falta de libertad y a ser los conejillos de las Indias. Cuando el comunismo triunfa en un país (lo afirmo porque los cubanos lo hemos vivido durante 63 años) una de las cosas que más rápido desaparece es la publicidad. Normal, puesto que en el comunismo no existe la propiedad privada, ni el libre comercio, por lo tanto, nadie tiene que promocionarse. Donde haya un buen número de canales de televisión, desaparecen (como en Cuba) y, si acaso, dejan dos con el propósito de promocionar al desgraciado guajiro que cortó más toneladas de caña ese año, al Comité de Defensa que a más inocentes metió en la cárcel; o al que más tiros lanzó al aire.

Anunciar las “Lámparas Quesada”, los muebles de “Orbay y Serrato”, “Mantequilla Guarina”, “Cerveza Polar”, “Cristal”, etc., pertenece al mundo capitalistas, a un mundo dirigido por la burguesía, por los explotadores y por los que violan los derechos humanos. Por lo tanto, hay que barrerlos de la faz de la tierra, como en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Perú, etc.

JOSÉ MARÍA AZNAR

Pero ¡Sorpresa nos da la vida! En el mundo de la publicidad, en aquellos países en los que todavía el comunismo no ha profundizados sus cancerígenas raíces, la explotan famosos comunistas. Les hablo de España donde vivo hace 58 años y la conozco como la palma de mi mano, así como su idiosincrasia. En esta nación que llegó a ser la cuarta potencia económica mundial cuando la controlaba Franco, la publicidad, ese trabajo que representa la burguesía, el capitalismo, la propiedad privada, los que la promocionan son precisamente comunistas. No existe en ningún canal televisivo español un anuncio que lo haga un famoso de derecha. Todos son comunistas de los que no merecen ni un sorbo de agua en medio del desierto de Sahara.

Pero ello no ocurre

 solamente ahora que nos exprimen un desgobierno socialista-comunista, no, incluso cuando gobernó José María Aznar (mi político preferido) la comunista rabiosa Ana Belén, protagonizó un anuncio extensísimo relacionado con el turismo en el país; la música de dicho comercial, la escribió su hijo, lo que indica que “todo quedó en casa”.

Además de superar el barómetro de la ironía, éstas han anunciado grandes firmas de perfumes, joyas, y todo dirigido a la alta burguesía. Así son de perversos. José Carrera, barítono operístico ya retirado, también siendo comunista e independentista, se ha prestado a hacer algo que solo hacen los capitalistas; Jesús Vásquez, comunista ridículo, puesto que es millonario está más repetido que el ajo. El 60% de los comerciales los hace el señorito. Por lo que la mayoría lo detesta y afirma que está hasta en la sopa, que resulta cansino e insoportable. Otro confidente de Putin, Luis Tosar, actor que protagoniza casi todas las películas, se luce haciendo la publicad de una marca de cerveza como si fuera Laurence Olivier. Durante mucho tiempo se habló de lo que había cobrado la mujer de Víctor Manuel que, después de haberle escrito una canción halagadora a Francisco Franco, se convirtió en comunista competidor con Largo Caballero, que fue considerado el Lenin español. Otros famosos que se han “embarrado” haciendo publicidad, son las actrices Maribel Verdú, Penélope Cruz; la presentadora televisiva Mercedes Milá, que además de comunista, pertenece a una familia con título de marquesado. ¡Le ronca la carabina!

MAPA DE NICARAGUA

Si fuera a mencionar todos los nombres de los artistas comunistas que se burlan del capitalismo despojándolo de millones de euro anunciándole sus productos, no alcanzarían las páginas de “LIBRE”. Pero traigo a éste artículo a Concha Velazco, comunista desde las cutículas, pero tan falsa que dice que es católica practicante, sabiendo que fueron sus “colegas” los que no dejaron una iglesia en pie cuando la Guerra Civil, los comunistas del Frente Popular, que significó la mayor desgracia en la historia moderna de España. Haitiana Sánchez Gijón, otra de las actrices que va por la vida presumiendo de marquesa, pero es comunista, dice ellas; exactamente: de los del caviar y el champán. También la señora se ha aprovechado del capitalismo haciendo publicidad, esa cosa tan “horrible” que es un cáncer del capitalismo. Otras actrices entre las muchas, María León, hermana del actor Paco León que dice que él es comunista porque Franco mató a su abuelo. No dice que su abuelo era de los que querían que España se convirtiera en un satélite de la ex Unión Soviética. Otra que bien baila, la actriz mediocre Loles León; el bailarín Nacho Duato, que más de una vez ha confesado que “se avergüenza de ser español”. Precisamente en la España que él odia, ha ganado suculentas suma de dinero como artista y haciendo publicidad.

Carlos Arguiñano, vasco independentista y comunista, que tiene un programa de concina hace 40 años, presume de su ideología, mientras se enriquece anunciando productos capitalistas en su programa de una hora y media. Por otro lado, tenemos a la comunista, “feminazi” Sandra Barneda que está hasta en la sopa televisivamente, que condena el capitalismo y es de las que quisiera hacer una hoguera con todos los hombres.

¿Por qué los comunistas tienen tanto privilegio mundialmente? Sí, porque en Estados Unidos, la traidora comunista hasta los ovarios, Jane Fonda, es la que más productos de bellezas anuncia, incluso para las jóvenes, apareciendo ella toda pincelada porque, sin duda, tiene más arrugas que el mapa de Nicaragua. Pura mentira, Engaño. Son expertos en burlarse de los que no somos comunista. Así va el mundo. Modestamente confieso que ¡yo sí sé a donde va a parar…!

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish