PARÍS REVIVE, SU MEJOR MUSEO TAMBIÉN

2 de junio de 2021

Desde el pasado de 19 de mayo con la reapertura de casi todos los espacios públicos y los comercios Francia ha comenzado por así decirlo a volver a la vida. Casi al unísono con los establecimientos del sector cultural abrió sus puertas el Carnavalet, uno de los museos más apreciados en la ciudad, el cual había sido cerrado en octubre de 2016 como parte de un gran proyecto arquitectónico de adaptación y de renovación total.  Después de cinco largos años ha llegado a término la esperada restauración de la gran institución de la calle Sévigné, un hito en la zona central de la antigua judería del París medieval desde su creación en 1880.

Terminado el acto oficial del día 26 en el cual hablaron la Alcaldesa de la ciudad y la Ministra de la Cultura pude recorrer las salas y francamente el cambio que aprecié es sensacional. Con este proyecto de excelencia cuyo costo ha sido de 70 millones dólares, los visitantes podrán volver a valorizar en lo adelante la identidad única de la historia de París, máxime que en ése como en todos los museos administrados por el municipio parisienses la entrada a las colecciones permanentes es gratuíta tanto para nacionales como para visitantes extranjeros.

Esta muestra museal extraodrinaria esta puesta en valor ahora mediante un novedoso recorrido que ha sido posible gracias a una extensión favorecida por la juxtaposición a lo ya antes exististente, del adyacente inmueble Le Peletier Saint-Fargeau en el cual, entre muchas otras novedades del período que corre de la Revolución de 1789  hasta hoy, han hasta reconstruído la habitación mítica – «donde lo real se hizo ficción» – que habitó el novelista Marcel Proust de 1906 a 1922. La cama en la que escribía horas diariamente y donde desayunaba las míticas magdalenas esta ahí, al igual que su mesa de trabajo. Son tres piezas que se caminan escuchando una voz en off que recita párrafos de las novelas que lo inmortalizaron.

El nuevo recorrido y la novedosa presentación mencionados confrontan al visitante, y poco importa si es conocedor, lego o diletante ,  a colecciones, a jardines y a una decoración interior concebida para facilitar un máximo de captación sensorial. Todo esto se ve favorecido por prácticas modernas en la materia. En resumen estamos hablando de aproximadamente 3800 obras ( pinturas, dibujos, mapas, esculturas, muebles, fachadas, objetos de arte, letreros, rótulos comerciales, fotografías, afiches y maquetas ) que relatan la historia de Lutecia desde la Prehistoria.

Este evento no solo coincide con la tímida salida de la crisis sanitaria que vivimos.  En momentos de una gran crisis económica, social y política es como una apuesta para tratar de relacionar a la ciudadanía con la historia y la cultura.  No será tarea fácil a un mes de elecciones regionales que van a acentuar las grandes divisiones que separan los componentes de una sociedad en la cual inmigración desordenada y militantismo islamista pudieran en abril del año que viene llevar a la presidencia de la nación a un representante del extremismo de derecha. Vivir por ver.

Ana Hidalgo es justamente una de las figuras de la llamada izquierda republicana que avanza peones para candidatear por el maltrecho Partido Socialista.  Curioso recorrido el de esta mujer nacida en Cádiz y llegada muy niña a Francia. Jamás ha ganado una elección y se ha convertido en lo que es gracias al sistema electoral que en Francia hace que las tres ciudades principales son dirigidas no por sufragio directo,  sino por un turbio sistema de votos electorales que se asemeja un poco al que rige en Estados Unidos para designar al presidente.

Actualmente la gestión de su administración es muy criticada y no solamente por razones politiqueras. Un enlace en las redes, #saccageparis, recoge desde hace meses las dolencias de los residentes hasteados por numerosas razones. Sin olvidar el hecho de que la mujer, situada políticamente mucho más a la izquierda que lo que muchos piensan, tiene obsesiones de corte ecologistas y respecto a la acogida de inmigrantes que la hacen implementar acciones por momentos alucinantes.

Sera cosa de esperar que un poco de tiempo transcurra para ver si un día en una hipotética nueva sala de este Museo Carnavalet que ahora reabre sus puertas exhibirán como reliquia, ya embalsamado, el «ciudadano soñado» por esta dama singular. Será un ciclista sibilítico de ideas estéticas ultracontemporáneas unidas al autoritarismo sectario que caracterizan a esta monarca moderna que ocupa nuestra alcaldía.

Temas similares…

MÉXICO REAFIRMA SU DEMOCRACIA

El pasado domingo, en sorprendente volumen, los mexicanos acudieron a las urnas para elegir alcaldes, concejales,...

LA OTRA NOCHE

Soñé que volvía a amanecer, soñé con otoños ya lejanos. Mi luz se ha apagado, mi noche ha llegado; Y mis brazos vacíos...

0 comentarios

Enviar un comentario