PAPA FRANCISCO (“PANCHITO): ¿ÁNGEL O DEMONIO?

Written by Roberto Cazorla

3 de noviembre de 2021

Carente de escrúpulo, durante la misa, a la que acudieron centenares de cubanos de distintos países europeos, cubiertos con una bandera cubana, el ex miembro de la cancerígena “Teología de la Liberación” latinoamericana, “cueva” que supera a la de “Ali Babá y sus 40 ladrones”, le “atojó” las hienas iracundas (Policía vaticana) a los que suplicaban libertad en su isla, que el mundo supiera que sus habitantes mueren a retazos desde hace más de 62 años.

l pasado-reciente 24 de octubre, en la Plaza del Vaticano, ocurrió uno de los actos más repugnantes, antihumano y digno de un estado comunista, en el que, no podía ser protagonista otra gente que cubanos. Fue tan miserable, tanta la demostración de lo que significa violar los derechos humanos, precisamente en un sitio donde jamás debería de ocurrir que, por lo menos en España, “ello pasó sin penas ni glorias”. Para los medios de comunicación chantajeados por el malandrín presidente Pedro Sánchez, “ni pío”. Es normal: “Perro no come perro”.

Amigo lector, no sé si sabrás que soy católico, pero no “lame trasero” de curas (hay excepciones), ni de ir a arrodillarme a la iglesia, puesto que la tengo en mi casa. Hablo, rezo y pido al Santísimo, a San Lázaro y alguna que otra imagen que venero, por lo tanto, “soy como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como”.

Ese Papa despreciable, comunista desde el primer discurso que hizo desde la ventana (de la que me encantaría que un aura tiñosa, le lanzara una espléndida cantidad de lo que conserva en sus intestinos), supe y dije a los “cuatro vientos” que me recordaba al que hizo el maniático Fidel Castro cuando entró a La Habana procedente de Sierra Maestra, en el púlpito improvisado del cuartel “Columbia”. El Papa “Panchito”, contrario a lo que le corresponden a un representante del Dios en la tierra, ruin de escrúpulo y compasión, durante una de sus recientes misas, a la que acudieron centenares de cubanos residentes en distintos países europeos, cubiertos cada uno por una gigantesca bandera cubana, el que fuera miembro de la cancerígena “Teología de la Liberación” en Latinoamérica, cuya “cueva” supera a la de “Ali Babá y sus 40 ladrones”, sin el más mínimo escrúpulo, le “atojó” las hienas iracundas (Policía vaticana) a los que no hacían otra cosa que suplicar que aquella desdichada isla dejara de sangrar, que el mundo carente de sentimientos, supiera que sus habitantes mueren a retazos desde hace más de 62 años. Los rabiosos vigilantes, la emprendieron a empujones lanzándoles frases soeces, a los que solamente querían que parte del mundo indiferente a la tragedia cubana, supiera que la isla sigue desangrándose por culpa del comunismo.

“PAPÁ MONTERO”

Fue tanto el cinismo y la indolencia del Papa “Panchito”, que prohibió la asistencia al grupo de cubanos pacíficos a la plaza. Lo que no les impidió tumbarse en la vía pública y cubrirse con su bandera cada uno, protagonizando uno de los espectáculos más dramáticos e increíbles, mucho más tratándose de una orden del Papa anticristo que, cuando le toque viajar al cielo, no creo que le abran la puerta sin antes reprenderle cuán alevoso y enemigo de la libertar fue durante su mugriento mandato.

Cuando uno de los manifestantes enarbolaba la bandera, arrodillado y en silencio, mientras el “renegado” Papa oficiaba la misa, pero con los ojos muy abiertos contemplando la escena humillante que él había guionizado, varios policías de su “mafia” vaticana le arrebataron la enseña sorprendiendo a sus compañeros que se manifestaban con el más profundo silencio. Se limitaron a afirmar: “Esta es la bandera de la libertad. Señores, tengan un mínimo de compasión con un pueblo que se está muriendo por culpa de sus gobernantes. Esto es muy duro, increíble, pusieron barreras metálicas para bloquear nuestro acceso. Lo hicieron porque ven como un acto provocativo hacia el Vaticano. Entendemos que prohíban las consignas y carteles, pero por qué no se puede llevar la bandera”.

Tan siniestra ignominia no ofendió solamente a los cubanos que mostraban su bandera sino a todos los que tienen FE y creen en Dios. Ante tan inexplicable reacción por parte de zorro “Papá Montero”, los cubanos afirmaron: “No es justo. Abajo la dictadura cubana. Nuestra isla lanza constantemente un S.O.S., pero el resto del mundo se tapa los oídos”. 

El mensaje contra la dictadura comunista que hunde a la isla coincide con los nuevos mensajes anticapitalistas del Papa, que hace sólo unos días llego a referirse a la globalización como un “sistema de muerte”. ¡Un Papa metiendo sus mocosas narices en la política mundial! Mientras vira su cara de huevo frito ante los crímenes de lesa humanidad que diariamente comenten las dictaduras bananeras de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Perú, Argentina, etc.

Durante ofrecía la misa rebosante de hipocresía y burla, el gordiflón parecía sonreír por dentro porque su jauría había atacado a los que mostraban su anticomunismo, ideología que él aplaude hasta con las orejas.

SEISCIENTOS CUBANOS

Lázaro Mireles, uno de los organizadores de Acciones por la Democracia, que estaba presente entre la multitud reunida frente al panfletario Vaticano, lanzó al mundo varias imágenes en sus redes sociales en las que se apreciaban a los cubanos arrodillados como forma de protesta. “Nos arrodillamos frente al Vaticano porque no nos dejan pasar, nuestra fe no merece ser escuchada según la Iglesia Católica. Por eso nos segregan y separan a los que pacíficamente queremos libertad y derechos humanos para Cuba”, expuso Mireles.

Según sostuvo la agencia de noticias italiana ANSA “aproximadamente 600 cubanos se acostaron en la “Vía della Concillazione” después de soportar la humillación al negarle el acceso a la plaza. Todos envueltos en las banderas de Cuba, y haciendo la señal de la “L” con los dedos para pedir “libertad”, puntualizó la agencia. Tras conocer semejante bajeza del presunto “embajador” de Dios, ¿se puede tener fe, confianza en alguien tan perverso y cómplice del sistema más gangrenoso creado por un enorme grupo de satánicos?

En cierto momento, el endemoniado “Panchito”, expuso: “Exhorto a todos los cubanos a encomendarse a la protección materna de la Virgen María de la Caridad del Cobre. Ella los acompañará en este camino”. ¡Qué farsante y burlón!, eres “Panchito”, que yo sepa, la patrona de Cuba, no ha logrado el milagro de erradicar el comunismo de la isla, por lo tanto, tampoco resolver los problemas del pueblo que son muchos, como el hambre, la falta de medicinas, libertad, y de anular el “chip” que le encluecaron a cada cubano convirtiéndolo en robot. Lo que tienes que hacer, hipócrita, es lanzar desde tu poltrona las acusaciones belicosas contra los dictadores que forman el matrimonio “Raulina Castro y Canela Fina”. Ponlos a parir, charro de la Pampa, y no juegues con el dolor y el hambre de más de once millones de seres.

Papa “Panchito”, me caes como una patada en la boca del estómago. ¡Qué deseos tengo de que te echen de la mansión de oro en la que vive un comunista como tú!

Dime: ¿Eres ángel o demonio?

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish