Panorama de los exiliados cubanos en Miami (Final)

Written by Libre Online

23 de abril de 2024

(Apuntes Publicados en 1934)

CARLOS MIGUEL  DE CÉSPEDES

Otro de los hombres del gobierno de Machado a quien se consagra un depósito de cuatro millones de libras esterlinas en el Banco de Londres, es el doctor Carlos Miguel de Céspedes. 

La prensa de Cuba y la opinión pública concedían al doctor Carlos Miguel de Céspedes, aparte su fortuna hecha antes de Machado, una comisión en los gastos de la Carretera Central Mayor de ocho millones de pesos. Hasta estos momentos se ha venido especulando en torno a las fabulosas sumas de oro a disposición del dueño del Hipódromo y Casino Nacional. Sin embargo, las apariencias han destruido en mucho la leyenda. 

El doctor Céspedes vive en uno de los hoteles de segundo orden de la ciudad de Nueva York y, últimamente, no pudo hacer efectivo el cumplimiento de un pagaré que no pasa de quince mil pesos. 

En su visita a esta ciudad, donde se reunió con los más queridos de sus amigos: Anselmo Alliegro, Miguel León, Agustín Álvarez, Panchito Camps, Evelio Álvarez del Real, Emilio Núñez Portuondo y otros, se vio en la necesidad de reducirse a un restaurant de segunda categoría, para, corresponder a una invitación que se le había hecho.

Quien conozca al doctor Céspedes sabe lo que supone para él verse en el dilema de poner a descubierto su incapacidad económica en un simple acto de cortesía como es el de invitar a comer a sus amigos.

“PEPITO” IZQUIERDO

Si en el mes de agosto del año pasado se le hubiera ocurrido a alguien que seis meses después “Pepito” Izquierdo necesitaría de un peso para almorzar, se habría calificado de loco al que tal pronóstico formulara. Pues bien: “Pepito”, el señor todopoderoso del Distrito Central, dueño y amo de la tesorería del Ayuntamiento habanero, señalado como el controlador de las más productivas líneas de ómnibus, con un tanto por ciento en el trust de la carne, pasajero omnipotente de poderosos “Packards” blindados, seguido de motocicletas y automóviles erizados de ametralladoras y fusiles, es hoy, en esta ciudad, poco menos que indigente.

OTROS EXILADOS

El exsenador Domingo de Para es de los que más mal viven. Logran subsistir con quince o dieciocho centavos diarios. Se aloja, con otras personas, en una casa común, donde tiene que cocinar su comida y lavar su ropa.

Evelio Álvarez del Real parece un filósofo retirado. Estudia, contempla a veces el panorama de las calles y pasea de noche por el Bayfront.

El doctor Antonio Bosch se ha reafirmado en sus ideas de sociabilizacion. Es un ferviente admirador de los decretos reparadores del doctor Grau San Martín. Estima que es el único Gobierno cubano que ha tenido Cuba. Espera las determinaciones del pueblo para acatarlas, con el espíritu democrático, admirador de Marx, que siempre le distinguió.

Temas similares…

Poemas de José Martí

Poemas de José Martí

El alma trémula y sola El alma trémula y sola  Padece al anochecer:  Hay baile; vamos a ver  La...

0 comentarios

Enviar un comentario