¡PALOS DE CIEGO!

Written by Fernando Milanés

19 de diciembre de 2022

Una comentarista del Nuevo Herald, (F.S.), la cual he criticado anteriormente por su aparente déficit neuronal que demuestra en sus escritos, hoy a mi modesto entender estuvo acertada.    

La vida nos enseña que hasta un ciego puede pegar dando un palo.    El escrito defiende el libro escrito por Susan Evan Eckstein “Privilegio Cubano: la creación de la desigualdad de los inmigrantes en América”, y su invitación a presentar a la autora por FIU y Books & Books.

El tema discutido son los privilegios inmigratorios que reciben los cubanos vis a vis los de otros países. La confusión que ha provocado esta discusión tornada, como todo, en política partidista, es que no se define la disparidad entre inmigrante y exilados.  

Hace cinco décadas, recién terminada mi carrera médica y especialidad en Psiquiatría, escribí un artículo explicando este tema desde el punto de vista Psicoanalítico.

En su momento fue muy bien aceptado y presentado por invitación en varios congresos de nuestra especialidad. Sin profundizar, la definición es distinta porque el exilio no es deseado, es obligado por la persecución y en busca de libertad, y el inmigrante por el deseo de mejorar su estándar de vida. 

El beneficio dado a los exilados cubanos era una aplicación de las leyes existentes, salvo con más premura y un nuevo paso de un salvoconducto (parolee) hasta justificar la petición.  

El éxito, después de grandes sacrificios, de este exilio, se convirtió en una desigualdad inmigratoria favoreciendo a los entonces convertidos muchos en inmigrantes (económicos) sobre otros igual de necesitados como los haitianos. 

En 1966 nació, por política en mi opinión, la Ley de Ajuste Cubano que critiqué desde entonces. 

 La represión ciudadana todavía existe en Cuba y muchos de los recién llegados huyen de esta, pero la mayoría aceptó, o solo conoció, al Castrato y lo hacen por necesidades económicas.  

Ninguna ley migratoria debiera ser exclusiva, los que huyen por su vida deben ser acogidos sin distinción de procedencia, los que desean más oportunidad igual.  

El apellido del ajuste (cubano) no es justo. ¡Exilados e inmigrantes de cualquier país deben ser aceptados por igual, puesto que tienen el mismo derecho humano!

Temas similares…

Centenario de “La Faraona”

Centenario de “La Faraona”

Este mes se conmemora el centenario del natalicio de la cantante y actriz española Lola Flores. Nacida en Jerez de la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish