ORQUÍDEAS: BELLAS, SEDUCTORAS Y LA FLOR MÁS EXTENSA DEL PLANETA

Written by Libre Online

25 de agosto de 2021

Las orquídeas son esas flores exóticas que se extienden por la mayor parte del planeta exhibiendo curiosas formas y expandiendo cientos de colores. Son las plantas más abundantes de la Tierra, ocupan la mayor parte de sus ecosistemas y tienen la peculiaridad de cambiar de aspecto para, en condiciones adversas, engañar a los insectos y lograr su polinización.

Por Isabel Martínez Pita.

La orquídea se extienden por todos los continentes y regiones del planeta, salvo los desiertos más extremos y las latitudes más frías.

Su mayor abundancia se observa en las zonas tropicales, porque “viajan hasta los trópicos buscando humedad y en su trayecto ocupan muchos ecosistemas distintos”, asegura el biólogo Daniel Gómez.

 “Solamente en Perú existen cerca de 2.500 especies, mientras en toda Europa apenas existen 300”, subraya el biólogo, quien añade: “En el colmo de la sofisticación, algunas  desarrollan unas flores con un parecido extraordinario con determinados insectos”.

Las orquídeas, “con sus más de 25.000 especies, constituyen alrededor del 10% de todas las plantas vasculares, es decir, que tienen raíz, tallo y hojas”, explica a Efe Daniel Gómez, biólogo del Instituto Pirenaico de Ecología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) (Jaca, Huesca, noreste de España).

Se extienden por todos los continentes y regiones del planeta, salvo los desiertos más extremos y las latitudes más frías. Sin embargo, su mayor abundancia se observa en las zonas tropicales y el 90 % de ellas nacen en este tipo de ambientes, porque “viajan hasta los trópicos buscando humedad y en su trayecto ocupan muchos ecosistemas distintos”, asegura Gómez.

2.500 ESPECIES EN PERÚ

También se extienden por las zonas subtropicales de América, África y Sudeste asiático. “Solamente en Perú existen cerca de 2.500 especies, mientras en toda Europa apenas existen 300”, subraya el biólogo.

Entre estas plantas tropicales, abundan las epifitas, es decir las que viven sobre los árboles a gran altura sin necesidad de disponer de suelo ni desarrollar órganos subterráneos.

Según el biólogo, “aunque el origen evolutivo de las orquídeas se ha considerado reciente por la ausencia casi total de restos fósiles, su antigüedad se cifra ahora en varias decenas de millones de años”.

“Una de las características reseñables de las orquídeas

 es su alimentación heterótrofa en las primeras fases de su vida. Es decir, que la germinación de la semilla y el desarrollo hasta la producción de hojas con clorofila requieren el concurso de un hongo que les nutre”, indica el biólogo del CSIC.

Para Daniel Gómez, “esta relación, que se considera simbiótica o beneficiosa para ambas partes, es muy compleja y todavía poco conocida en algunos aspectos, pero permite a las orquídeas producir en cada fruto miles de semillas minúsculas, al no necesitar sustancias de reserva para su germinación y que resultan muy fáciles de ser dispersadas por el viento o por cualquier otro agente”.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario