Orgullo Cubano: José Antonio Balbona

Written by Libre Online

13 de abril de 2021

He aquí el extraordinario trabajo de un gran arquitecto. (El diseña y construye hospitales por todo el mundo).

José A. Balbona, mi compañero  de la Brigada 2506 y amigo de la infancia.

Felicidades Pepe, el éxito y méritos por ti alcanzados han ido a la par de tus esfuerzos y gran trabajo.

Congratulaciones y un fuerte abrazo.

Fernando Marquet

Relatos importantes de mi vida

José Antonio Balbona.  Nací  en la Habana Cuba en 1938 a desde temprana edad demostré interés en la arquitectura, todos los días a la salida del colegio visitaba una obra en construcción que estaba al lado de mi casa, allí me hice amigo de un trabajador y con él recorría la construcción diariamente. Un día cuando mi madre me preguntó qué quería hacer cuando fuera adulto le contesté que quería ser trabajador como mi amigo en la construcción a lo que mi madre me contestó ¡ah!, así que tú quieres ser arquitecto, eso fue a la temprana edad de siete años.

Estudié en un colegio jesuíta la Primera Enseñanza y parte de la Segunda Enseñanza, continué mis estudios universitarios en la Escuela de Arquitectura en la Universidad de La Habana donde mi educación fue interrumpida por la revolución comunista.

Inmediatamente me uní a la contrarrevolución después de un año de trabajar en el clandestinaje afortunadamente decidí  salir hacia Miami, todos mis compañeros  fueron encarcelados  unas horas después.

Una vez en Miami me uní al grupo de transporte y comando encabezado por Cecil Gaudí, Cecil era entrenador de fútbol del Vedado Tenis, donde yo participé como futbolista, el grupo estaba formado por jóvenes atletas y estudiantes casi todos eran amigos y estaban muy compenetrados.

Unos pocos meses después de haberme incorporado a la lucha contra el comunismo, el FBI y en el servicio de Guardacosta nos amenazó con encarcelarnos o devolverlos a Cuba a no ser que nos incorporarán a los campamentos en Centroamérica.

Un pequeño grupo salimos al campamento aproximadamente en el mes de enero del 1961.

A la llegada a Guatemala dos de nosotros nos quedamos como voluntarios en la Fuerza Aérea,  donde nos informaron que íbamos a tomar entrenamiento de paracaidista  y visitar a Cuba muy pronto.

Formamos parte un grupo de paracaidistas PDO or parachute dropping  officer.

Nuestra misión fue de abastecer antes de la invasión a las tropas rebeldes que estaban peleando en el Escambray, en la Sierra Maestra y distribuir la propaganda anti comunista sobre la ciudades,  principalmente La Habana.

Durante la invasión participé en una misión  que aterrizó en el aeropuerto de Bahía de Cochinos con el propósito de entregar parque, equipo de comunicaciones y evacuar a los heridos; completamos la misión y solamente podíamos evacuar a un piloto que había sido derribado unos días antes sobre Bahía de Cochinos, esperamos un tiempo por los restos de los heridos pero la situación estaba muy caliente en la zona y tuvimos que despegar.

Fui uno de los pocos combatientes que tuvo la suerte de no caer prisionero, a la llegada al Aeropuerto de Homestead al sur de la Florida.  Fui entrevistado por un miembro del CIA que a final de la entrevista él me preguntó si podía hacer algo por mí, le contesté que me gustaría si fuera posible traer a mi novia de La Habana a lo que él me contestó que él no podía traer a mi novia pero que le dijera “cuál es el nombre de su esposa”.

Siendo eso uno de los momentos cruciales de mi vida de no ser así no sé lo que hubiera pasado, mi familia quizás como es hoy no existiera, tengo mucha gratitud a ese hombre por lo que hizo por mí.

A la llegada a este país tuve una entrevista de trabajo en inglés no muy bueno,  yo le dije que sabía de construcción y de arquitectura a lo que me respondieron que me reportara el lunes en la oficina para empezar a trabajar, debido a la poca comunicación yo me aparecí bien vestido como para un trabajo de oficina cuando lo que me habían ofrecido era el trabajo manual de construcción en una obra en la playa de Miami, todos nos reímos muchísimo.

A la llegada de mi novia, dos meses y medio después de mi entrevista con la CIA, la que fue rapidísima.  En aquel entonces la CIA tenía toda clase de contactos en Cuba. Nos casamos dos meses después de su llegada y empezamos una familia,  yo mantenía mi trabajo por la mañana a veces trabajaba de noche en lo que pudiera ser; eventualmente unos meses después nos mudamos a la ciudad de Denver donde  el resto de mi familia residía.

Allí mejoré en el trabajo, trabajé como delineante, por las noches también hacía otro trabajo mientras trataba de estudiar a la vez.

Estudié en la Universidad de Colorado en un curso nocturno por la noche en la ciudad de Denver, asistí años después a Harvard University School of Design.

Después de unos años en Denver nos mudamos a Los Angeles, allí recibí mi título de arquitecto en el año 1970.

Empecé mi carrera trabajando en el diseño de hospitales lo cual continúo hasta el presente. He tenido la oportunidad de diseñar hospitales en California, en todos los Estados Unidos y también  internacionalmente. Entre mis clientes se encuentran Cedars Sinai Medical Center y UCLA Medical Center.

Durante mi carrera me he rodeado de profesionales de mucho talento que considero responsables por haber recibido más de dos docenas de premios de diseño.

Yo creo que la vida presenta muchas oportunidades que son trascendentales en la felicidad futura, yo me siento bendecido que cuando se me presentó la ocasión fui “guiado de arriba”.

A muy temprana edad tuve la oportunidad de presenciar la construcción de un nuevo edificio al lado de mi casa, lo cual influyó en mi decisión de ser arquitecto.

Decidí salir de Cuba unas horas antes de que mis compañeros del clandestinaje fueran encarcelados.

Haber accedido a ser voluntario a la llegada a los campamentos. Solamente dos fuimos voluntarios, el resto fue a entrenar a la loma y fueron hechos prisioneros.

La oportunidad que me propició la CIA de sacar a mi novia (en aquel entonces) de Cuba, quien es ahora mi esposa la cual me dio una bella y feliz familia.

Estoy casado con Sylvia Balbona, nombre de soltera Sylvia Ross Novo, este año celebraremos el 60 aniversario, nos casamos en Miami.

Tenemos una hija y un hijo, dos nietas una abogada y otra Doctora, muy orgulloso de mi familia, crédito a mi esposa.

Desde temprana edad participé en muchas competencias deportivas Basketball, Football Americano, Natación, Remos y Artes Marciales. Lo cual considero me ayudó mucho en mi vida profesional, aprendí a jugar con las reglas y a ganar.

Recibí un premio del AIA SF  (American Institute of Architects San Fernando Valle Chapter) “Life Achievement Award” aunque no creí merecerlo (algunos recipientes han sido póstumamente) me hizo sentir muy orgulloso.

Ferdi esta no es una biografía sino relatos que considero de mucha importancia en mi vida.

Joseph A. Balbona, AIA, ACHA, LEED AP
Chief Executive Officer

Temas similares…

Historia de la Bandera de Cuba

Historia de la Bandera de Cuba

En la primera semana de junio de 1849, fue diseñada y adoptada en reunión efectuada en la casa del matrimonio Teurbe...

0 comentarios

Enviar un comentario