OLGA RIVERO: LA CANTANTE CUBANA QUE CREÓ EL “FEELING”

Written by Roberto Cazorla

26 de mayo de 2021

Cuando los comunistas sostienen que la Cuba pre esclavizada era racista, es una mentira más gran que el “Empire State” neoyorquino. Olga Rivero fue profeta en su tierra. Además, una poetisa ejemplar.

Quizá si hubiera sido un hombre, Olga Rivero podrá haber protagonizado la novela “El negro que tenía el alma blanca”, de Alberto Insúa (la Habana 1883-Madrid 1963), que fue llevada al cine por el español Benito Perojo, protagonizada por el argentino Hugo del Carril.

Una vez más digo que, lamento que los cubanos que han tenido la maldición de haber nacido en la Cuba pos comunista, desconozcan el “manantial” de grandes artistas (en todas las facetas del arte) que enorgullecían a la desaparecida Cuba.

Entre aquellos que fueron reconocido en buena parte del mundo, estaba la cantante Olga Rivero, a la que los críticos musicales llamaron “la creadora del “feeling”. No lo entiendo, puesto que “Feeling”, (palabra anglosajona), quiere decir “sentimiento”, y, el sentimiento es imposible que alguien lo pueda crear, puesto que es uno de los “factores” que forman a la especie humana.

Por lo tanto, considero un error aplicarlo en este sentido, puesto que todo cantante, artista en general que se precie, en sus diferentes formas de expresar el arte, el sentimiento tiene que emerger; de lo contrario no conmueve, no emociona, es pura falsedad.

Y, está demás decir que los cantantes en este caso “paridos” por aquella Cuba que le explosionaron la yugular, marcaron una época, crearon una escuela que nos impactaba a todos. El “feeling” se lo adjudicaron a la Reina del bolero, la irrepetible Olga Guillot, Elena Burke, Vilma Valle, Berta Dupuy y un largo etc. Según los críticos de entonces, Olga Rivero fue la primera, por lo que le consideraron la “creadora” de “subrayar” el sentimiento en cada canción.

SU PRIMERA GIRA

El famoso musicólogo, cubano, Helio Orovio, afirmaba: “La creadora del estilo “feeling” fue Olga Rivero, siendo su continuadora, Olga Guillos, a la que siguieron otras”.

Cuando los comunistas sostienen que la Cuba pre esclavizada era racista, es una mentira más gran que el “Empire State” neoyorquino. Basta con regresar a aquellos tiempos de “bonanza” en todos los sentidos, para darse cuenta que, la mayoría de los cantantes, músicos y muchos actores, eran negros, o mulatos.

Olga Rivero fue profeta en su tierra, como lo fueron el resto de las “divas” que nos hacían enamorarnos, emocionarnos y a sentirnos orgullosos de haber nacido en aquella inolvidable y envidiada isla.

Olga Rivero había nacido el 28 de abril de 1929 en La Habana. Se dio a conocer en la década de los 40 formando el dúo “Olga y Chea” (Chea Lozano), acompañas al piano por Bobby Collazo.

Triunfaron en el histórico programa radial “La Corte Suprema del Arte”. Pasando a formar parte de la “familia” de la entonces emisora más importante: “CM.Q”. Además, fue estrella exclusiva de “Radio Progreso”, iniciando su etapa discográfica, casi siempre acompañada con la Orquesta “C.M.Q.”, Enriqueta Almanza, Orlando de la Rosa, Alfredo Brito, Julio Gutiérrez, etc.

Las décadas 40’s y 50’s, fueron impactantes en cuanto a popularidad. Fue estrella exclusiva en programas como “Album Musical Kolynos” y “La hora Kresto”. Además, exclusiva de la emisora “Radio Mil Diez”, siendo una de las que inauguraron dicha emisora en 1943. Su primera gira la inició en Nueva York para cantar en “NBC” para América Latina. El compositor Pepe Delgado fue uno de los que escribió boleros para que ella los estrenara, entre ellos “Dueña de mi corazón” y “Cosas del alma”.

En 1944 fue galardonada por la “ACRI” como “Cancionera del Año”; también fue Dama de honor de Rita Montaner cuando fue elegida “Reina del Radio” en 1945. Conquistó a los venezolanos, colombianos, panameños, puertorriqueños, argentinos, dominicanos, etc. Según el crítico colombiano Carlos Molano Gómez: “Olga Rivero “desmintió” al poeta Venezolano Andrés Eloy Blanco, cuando expuso en su bolero “Angelitos Negros” que éstos no habían sido pintados por Dios, cuando existía la máxima representación de un ángel negro en la persona de Olga Rivero”.

Según los peritos musicales, nadie ha interpretado el bolero “La orilla del mar”, como ella. En 1947, fue la estrella en el Teatro “Follies” y el cabaret “Señorial” de México D.F. De cuyo país viajó a España, Portugal, Francia, Italia, etc. En 1952, volvió a Puerto Rico contratada por la “WKAQ-Radio El Mundo”, para “El Show de la mañana” y “El Show de Torres” Los éxitos obtenidos con los boleros “Viviré para amarte”, “Si te dicen”, “Te recuerdo” y “La última noche”, fueron grabados con la Orquesta de Julio Gutiérrez.

TAMBIÉN FUE POETISA

Fue una de las que más promocionó a los compositores cubanos, entre ellos Orlando de la Rosa, Bobby Collazo, Jack Sagué, Pepe Delgado, Armando Beltrán, Isolina Carrillo, José Antonio Méndez, Francisco Cuesta, Jorge González Allué, Mario Fernández Porta, Osvaldo Estivil, Julio Gutiérrez etc. Se han escrito varios libros sobre ella, como “Con sentido de pertenencia” de José Barros, “Libro Farándula Cubana”, Francisco Gutiérrez, “La última noche”, del compositor Bobby Collazo, etc.

Aunque ella no se promocionaba como tal, era una excelente poetisa. De esa faceta suya, el poeta y crítico español (de Tenerife), Antonio Arroyo Silva, dijo: “Si a alguna poetisa se parece Olga Rivero, es a la uruguaya Marosa di Giorgio, incluso a Edith Piaf, poeta y cantante que asumen el dolor del mundo. Pero que no se evaden de sus propios temores”. El último poemario escrito por la cantante, se titula “Solar de manuscrito”.

“Si como decía Olga, poesía y vida son lo mismo, habría que tener en cuenta el temor que ella siente por la noche y la oscuridad. Sí, es un tema recurrente en ella; pero se trata de una noche observada desde su balcón y con la luminosidad del hogar. No es una transeúnte de la noche, como por ejemplo ese arquetipo Max Estrella de la obra de Valle Inclán: Olga es una hiladora de la luz, no de la sombra”.

Lamento que el “virus” del comunismo les haya impedido a los nacidos en la Cuba pos comunistas, que no sepan que existieron artistas tan geniales como esta mujer que confundían con un ángel negro.

Olga Rivero Jordán, falleció en México D.F. el 25 de enero de 1993. Otra de tantos cubanos que fallecen “Bajo sol Ajeno”, (poema del cubano Ernesto Montaner).

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish