MY FREE EXPRESSION

Written by Fernando Milanés

12 de octubre de 2022

EL VALOR DE UNA VIDA

El aspecto del feto cada vez se va pareciendo más al de un recién nacido. A parte del vello que recubre la piel del feto, también se inicia la aparición del tejido adiposo, que será muy importante en el recién nacido para mantener el calor corporal y regular el metabolismo del organismo. El agua constituye un tercio de su cuerpo. El oído ya está bastante desarrollado y el feto puede notar ruidos fuertes que provengan del exterior.

Los cartílagos están acumulando calcio para ir convirtiéndose en huesos. Por eso es importante asegurar que la madre haga una adecuada ingesta de calcio, incluyendo en la dieta alimentos ricos en calcio como la leche, yogures o queso.

La posición habitual es semiflexionada con las manos a la altura de la barbilla y los pies cruzados por debajo de la salida del cordón umbilical. Pasa ratos dormido, y otros despierto en los que sus movimientos cada vez son más fuertes.

Estamos viviendo una época donde el valor de una vida depende de la política e ideología de cada cual. Así vemos que la vida de jóvenes negros, ignorando sus antecedentes criminales, muertos por la policía merecen atención nacional y declaraciones públicas de altos funcionarios incluyendo el presidente. 

En cambio, los múltiples asesinatos de otros jóvenes negros, muertos por otros de su misma raza son ignorados, al igual que la joven asesinada por un inmigrante ilegal, entre numerosos ejemplos.  Existen organizaciones que defienden toda vida animal, como el mínimo pescadito «smelt” en California, sin importar las vidas de campesinos que no tienen agua para sus cosechas.    

¿Por qué existe esa indiferencia ante el aborto, donde se acaba con una vida real para muchos, pero indiscutiblemente potencial?  

Como médico reconozco la necesidad de tomar estas medidas drásticas en casos de peligro para la madre, y también defiendo el derecho de personas adultas, mujeres y hombres, de tomar estas decisiones difíciles de manera personal.

Lo que no entiendo ni acepto, es la propaganda hecha por muchos miembros de nuestra sociedad liberal, dirigida a jóvenes cuyas edades distan del conocimiento y madurez necesaria para decidir objetivamente, de que abortar es como operarse las amígdalas.    

En un incidente se descubrió que la organización “planned parenthood” abortaba fetos de hasta 17 semanas de gestación y vendía partes con la excusa de que estas se utilizarían para investigaciones celulares que evitarían muchas enfermedades.    

En realidad, estas promesas con el tiempo no han sido cumplidas y hasta el momento los beneficios han sido limitadísimos.    

Pero la interrogante es, ¿cuál es el valor de una vida? El feto de 17 semanas tiene muchas más facultades que todos los animalitos defendidos a capa y espada en el presente, sin contar el futuro de estos. Es hora de despertar de la inmoralidad presente, donde no existen valores, familias, ni educación religiosa o no.  

Se debe comenzar por inculcar el valor de un ser, ya sea de cualquier color, 

orientación sexual legítima, o condición económica, ya que nos crean a todos diferentes.  

Defender la vida humana debe ser prioridad para nuestra sociedad, porque esta es mucho más importante que cualquier “smelt”.

Temas similares…

LA GRATITUD

El jueves 28, estuvimos celebrando el Día de Acción de Gracias, 233 años después que el primer mandatario en la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish