MATANZAS VIVE UNA DE SUS PEORES TRAGEDIAS. COMO “LENGUAS DE FUEGO”. LAS LLAMAS DEVORARON TRES PLANTAS DE COMBUSTIBLE

Written by Germán Acero

10 de agosto de 2022

El infierno comenzó el viernes por la tarde. Supuestamente  después de que a las siete de la noche un rayo impactó en uno de los tanques de la base de supertanqueros, situada a las afueras de Matanzas, 100 kilómetros al este de La Habana.

A las 05:00 del sábado el fuego se extendió a un segundo depósito. La situación es trágica. Los residentes que habitan en los alrededores padecen traumas porque no pueden respirar ya que el ambiente está contaminado de escorias del fuego.

“Esto parece el fin del mundo. El calor es insoportable. La gente deambula por todos lados pidiendo ayuda. A cada momento aumentan las llamas que ahora tienen más de 50 metros de altura. Ya estalló el fuego en la tercera planta de combustible”, dijo el bombero sobreviviente Juan Carlos López.

“Gracias a Dios me salvé. Traté en vano de colaborar en la extinción del fuego pero esto fue imposible porque el calor cerca de la planta es insoportable. Nunca había visto una tragedia así tan grande en Cuba”, dijo López quien tiene quemaduras de tercer grado en la espalda y en las manos.

“Pasarán muchos días para que el fuego se extinga. Las llamas se alcanzan a divisar  a más de 100 kilómetros a la redonda. Hay más de 17 desaparecidos y más de 120 heridos. Es una situación bien calamitosa. No creo que los bomberos de México y Venezuela puedan hacer algo para sofocarlo”, apuntó.

“Hubo una estampida y huida de gente tras la primera explosión en Matanzas el viernes 5 de agosto. Ya son cuatro los  tanques de combustible en la ciudad de Matanzas, en el oeste de Cuba, donde continúa la zozobra por el fuego que no se extingue”, afirmó con su cuerpo cubierto de vendas.

“Yo ayudé a salvar a cinco personas que resultaron heridas. Y están  en estado crítico, otros tres muy graves y 28 de cuidado. Entre los heridos está el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte. El fuego por ahora no podrá ser controlado fácilmente”, reiteró López.

 17 Bomberos desaparecidos

“Los  17 desaparecidos son bomberos mis compañeros  que estaban en la zona más cercana al incendio.

Bomberos  de Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile, han dicho que ayudarán con prontitud para sofocar el fuego. El fuego alcanzó cuatro de los ocho depósitos de petróleo. Se sintió el estruendo, como una ola de aire que te llevaba para atrás”, reafirmó López telefónicamente.

Varios helicópteros han arrojado agua en las plantas incendiadas pero eso no ha servido para nada. Cuando ocurrió la primera explosión, Yuney Hernández y su familia abandonaron su casa en La Ganadera. Y regresaron como a las tres y pico de la madrugada” porque los niños tenían sueño.

Pero sobre las 05:00 comenzaron a escucharse nuevas  más explosiones, “se sentía como si estuvieran cayéndose los pedazos del tanque”, dijo Yuney. Ginelva Hernández, de 33 años, vive en la misma comunidad con su esposo y tres hijos.

 “Nos acostamos como a las 3:30 y a las 4:45, se sintieron los bombazos, como estruendos. Nos tiramos de la cama, cuando salimos a la calle el cielo estaba amarillo”, relató  y  precisó que  “está incontrolable el miedo de la gente en la calle”.

Los depósitos afectados están ubicados en una base industrial en el occidente de la isla. El primer depósito “contenía unos 26,000 metros cúbicos de crudo nacional, alrededor del 50% de su capacidad máxima”, cuando fue impactado por el rayo. El segundo tanque tenía 52,000 metros cúbicos de “fuel oil”.

Los paraRrayos

Danger Ricardo, un soldador de 37 años que trabaja en el lugar, no se explica cómo falló el sistema de pararrayos de los tanques. Los depósitos incendiados abastecen a la principal termoeléctrica del país. Antonio Guiteras, la mayor de Cuba.

La columna de humo es visible en toda la urbe  y ya en algunas zonas de otras provincias. Las llamas están más vivas que nunca en la Zona Industrial yumurina, donde Cuerpos de Bomberos y especialistas de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior han trabajado incansablemente para intentar sofocar el incendio.

Pasadas más de 40  horas desde que inició el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas, el fuego no ha cedido y otro  depósito explotó a lo largo de la noche del domingo.

La  fuerza del fuego y los vientos han comprometido otros dos depósitos de combustible aledaños a los que ya están encendidos. El tercero ya explotó. Bomberos y resto del personal que trabaja en el lugar han recibido la orden de retroceder de manera preventiva, a fin de lamentar más daños humanos.

Las autoridades sanitarias también recalcaron que ninguno de los pacientes ingresados con quemaduras y lesiones ha fallecido. De hecho, la última información del Minsap da cuenta que 85 de los 121 heridos ya habían sido dado de alta en horas de la tarde, incluidos seis pacientes que fueron trasladados a La Habana. Precisamente, en la capital se mantienen hospitalizadas tres personas en estado crítico.

121 lesionados

Se recuperan periodistas lesionados durante el incendio. También el ministro de Energía y Minas. Hasta las 3:00 p.m. se habían atendido 121 personas lesionadas (18:13 h). periodistas cubanos lesionados tras la explosión de uno de los tanques de combustible se encuentran bien después de sufrir quemaduras leves.

“Teniendo en cuenta las grandes proporciones del incendio en Matanzas se están generando nubes Pyrocumulus, que son un tipo de nube cumuliforme y se producen por fuego o actividad volcánica”, expresó un especialista quien explicó que esto ha contaminado toda la zona del desastre.

El segundo de esos depósitos se encendió poco antes del amanecer, cuando se produjo una rotura en la estructura del primer tanque y un considerable escape de combustible encendido, el cual describió como una especie de lava volcánica. Ese derrame alcanzó a otro depósito con alrededor de 50 000 metros cúbicos de fuel oil de importación que inmediatamente se prendió.

77 heridos

Justo en ese momento, 17 personas (presuntamente bomberos) desaparecieron y otras 77 resultaron heridas. El Puerto de Matanzas -por todo esto- suspendió operaciones de recepción y cabotaje de combustibles.

La situación ha provocado también la suspensión del bombeo de combustible hacia las termoeléctricas Antonio Guiteras (ubicada cerca del siniestro) y Ernesto Guevara (Santa Cruz) por cuestiones de seguridad.

Personas que estuvieron en el lugar de los hechos, dijieron que  se produjeron dos tormentas severas y que, aunque la segunda de ellas fue más breve, tuvo gran intensidad también y, al parecer, fue la causante del hecho que desencadenó el incendio.

Hasta el lugar se había movido una fuerza de camiones cisterna, decenas de ambulancias y bomberos que asisten incluso de provincias como La Habana y Mayabeque; pero, el fuerte viento del Nordeste que soplaba desde la tarde fue el causante de que las llamas se dirigieran a otros tanques, al menos el segundo de ellos con grandes volúmenes de combustible también. En general ya habían tres de depósitos afectados.

Temas similares…

El grito de Yara

El grito de Yara

Por el Coronel José Joaquín Garcés (1955) Continuación de la semana anterior. El naciente Ejército Libertador ha...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish