MARÍA MONTEZ: UNA DOMINICANA (DESCENDIENTE DE ESPAÑOLES) FUE UNIVERSAL

Written by Roberto Cazorla

15 de septiembre de 2021

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando la humanidad necesitaba contemplar desde la pantalla a una mujer poseedora de la más “estruendosa” belleza; la serenidad de su rostro, el color de su piel, y su exotismo, lograban que el resto del mundo se olvidara de la desgracia bélica.

Ava Gardner ostentó el título de: “La Mujer más bella del mundo”. Pero según los críticos modernos, aseguran que María Montez, si ambas vivieran, la superaría.

Su nombre de pila era María África Gracia Vidal, pero tenía otros nombres, entre ellos: “The Queen of Technicolor”, “The Caribbean Dyclone”, “Dominican Dynamite”, “Hollywood Siren” y “The Tempestus”. Vio la luz por primera vez el 6 de junio de 1912 en Baraona, República Dominicana. Llegó a tener las nacionalidades dominicana, francesa, estadounidense y española. Contrajo matrimonio la primera vez con William Mefeeters ((1932-1939), con Jean Pierre Aumont, famoso actor francés (1943-1951) En 1946 tuvo su única hija, Tina Aumont. Antes de ser actriz había ejercido como modelo. En 1940 era famosa como una belleza exótica protagonizando una serie de películas de aventuras filmadas en tecnicolor. Su imagen en la pantalla fue de una seductora que usaba vestidos con trajes de fantasía y joyas brillantes. A lo largo de su carrera María Montez protagonizó 28 películas, 21 de las cuales fueron rodadas en Hollywood y el resto en Europa. Su apellido Montez lo tomó en homenaje a la bailarina española Lola Montez.

Fue la segunda de diez hijos del español nacido en Garafìa (La Palma, Islas Canarias), Isidoro Gracia y la dominicana Teresa Vidal. Su padre se dedicaba a la exportación de madera y a la venta de tejidos. Desde muy adolescente aprendió inglés y fue educada en un convento católico de Santa Cruz de Tenerife (España). A mediados de la década de 1930, su padre fue nombrado cónsul español en Belfast, Irlanda del Norte, adonde la familia se mudó. Fue donde María Montez conoció a su primer marido, William G. McFeeters, cuando se casó tenía 17 años.

VIAJÓ A CUBA

Sus primeros trabajos profesionales fueron posar para portadas de las revistas más famosos del casi todo el mundo. Pero su predilección era ser actriz y contrató a un agente para que creara una historia de vida que la hacía varios años más joven, poniendo en la fecha de nacimiento “1917” en ciertos casos y “1918” en otros. Finalmente, recibió una oferta de “Universal Pictures” iniciando su debut en la gran pantalla con la película “Boss of Bullion City”, bajo la dirección de Ray Taylor y teniendo de galán a Jonny Mack Brown. Su belleza no tardó en convertirla en la pieza central de las películas de aventuras en Tecnicolor de la Universal, en particular las seis películas en las que actuó junto a Jon Hall como son “Arabian Nights”, “White Savage”, “Alí Babá y los cuarenta ladrones”, “Cobra Woman”, “Gypsy Wildcat” y “Sudan”. Además, protagonizó el filme “Western Pirates of Monterrey”, formando pareja con Rod Cameron y en “The Exile”, dirigida por Max Ophüls junto a Douglas Fairbanks Jr. 

No era extraño que su padre también fuera un emigrante de las Islas Canarias, que viajó a Cuba, en compañía de su hermano Joaquín (1878) el cual hizo acompañado de su esposa y de su hijo Aquilino. Sin embargo, no les fue bien a los canarios en Cuba y se trasladaron a Santo Domino. Se establecieron en la población de Enriquillo en el suroeste de la isla, donde arrendaron tierras para cultivar tabaco. Allí conoció Isidoro a Regla María Teresa Vida, hija de un matrimonio de Baní, perseguido por motivos políticos, con la cual formó pareja sin que llegaran a casarse hasta trece años después del nacimiento de María África (María Montez).

La casa familiar de la calle Uruguay de Barahona, donde finalmente vivirían los Gracia Vidal, se fue llenando de hijos hasta completar la decena más uno adoptado. Además de María Montez hubo otras hermanas que probaron suerte en el mundo de la interpretación o de la moda.

NO HA HABIDO OTRA

María Montez irrumpió en el cine precisamente cuando el mundo estaba siendo promovido por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando la humanidad necesitaba contemplar desde la gran pantalla a una mujer poseedora de la más “estruendosa” belleza. La serenidad de su rostro, el color de su piel, y el exotismo que despedía, lograban que el resto del mundo se olvidara de la desgracia bélica y se concentrara en el monumento que ella lograba quedarse prendida en las retinas de millones de admiradores, especialmente masculinos. No ha habido otra que la haya podido superar. Pocas solían llenar la pantalla, salirse de ella y hacernos sentir que estaba a nuestro alcance. Su voz sutil, romántica y con un colorido lógico de una actriz universal, ha quedado en la historia del cine mundial como una de las más premiadas por la Naturaleza.

Mientras trabajaba en Hollywood, conoció al actor francés Jean-Pierre Aumont, con quien se casó el 13 de junio de 1943, pero éste tuvo que marcharse unos días después de su boda para servir en las Fuerzas Francesas Libres y luchar contra la Alemania nazi en el teatro europeo en la Segunda Guerra Mundial. Al final de la Segunda Guerra Mundial, la pareja tuvo una hija, María Cristina (conocido como Tina Aumont). Luego se mudaron a una casa en Surestes, en el suburbio oeste de París, durante la Cuarta República Francesa.

María Montez es de las estrellas que no han caído en el olvido, entre los que la recuerdan están los canarios (España), que todos los años y en diferente isla, le rinden tributo bajo el título de “De la Palma a Hollywood”, un tributo complementado con la proyección de tres de sus películas.

María Montez falleció a los 39 años de edad, el 7 de septiembre de 1951, aparentemente debido a un ataque al corazón y fue encontrada ahogada en el baño de su residencia de Suresnes. Fue enterrada en el Cementerio de Montparnasse. En su tumba se muestra 1918 como fecha de su nacimiento siendo 1912, la real.

Temas similares…

El Bicentenario del poeta Mendive

El Bicentenario del poeta Mendive

En este mes de octubre se conmemora el bicentenario del nacimiento del maestro Rafael María Mendive, considerado por...

0 comentarios

Enviar un comentario