MAGALY “PEGANDO” DURO EN LA PODEROSA. “Sigo en la radio porque quiero ver libre a mi Cuba”

Written by Libre Online

30 de junio de 2021

Se inició al lado de los maestros de maestros de la radio. Oía cómo hablaban. Cómo gesticulaban ante el micrófono. Y como se llenaban de pasión patriótica para cautivar a su audiencia de aquellos años. Ahora ella lo hace y es  Magaly García llamada  “La Reina de la Alegría” en su espacio de La Poderosa.

Pero se llena de emoción cuando recuerda que un locutor llamado Manuel Muñoz Repizo le puso el apodo de  “La Bella Magaly” y el cantante Juanito Ayala  la bautizo “La Reina de La Alegría”. Tal vez es por eso que Magaly “pega” duro en el horario estelar diario de la 1 a las 2 de la tarde.

A esa hora las líneas telefónicas se congestionan porque todo el mundo, absolutamente todo el mundo, quiere hablar con Magaly al aire. No es vanidosa pero reconoce que esto demuestra la gran sintonía que tiene ella al aire. Por eso se ha hecho popular “La hora de la alegría con tu amiga Magaly García”.

Hombres y mujeres se desviven en elogios para la bella Magaly. Y ella, con esa suspicacia y talento que tiene, les pone al aire melodías de la vieja guardia de la música cubana. Y los deja atónitos. Sin habla, los escucha, los comprende y los consciente; es toda una maravilla de locutora y presentadora.

Nadie, ni siquiera los mismos talentos de La Poderosa, podían creer que de la noche a la mañana este nuevo genio de la radio, se iría a ganar  la sintonía de Miami. “Ese fue el gran sueño de mi vida: estar conectada con mis oyentes”.

Magaly fue la “mano derecha” de Agustín  Tamargo y Armando Pérez Roura. Ahora toda esa experiencia  y talento los está aprovechando en La Poderosa. Su voz melodiosa y dulce repica a esa hora en Miami. Y políticos, artistas, líderes, músicos y peatones , se mueren por hablar  en el horario de Magaly.

“Y el fenómeno que se presenta allí, todos los días, es que es increíble “la lluvia” de presentes que los oyentes de Magaly le hacen llegar a la emisora. “Ella es ahora el Angel y la Reina del Día en Miami”, dijo Anastasia, una cubana de la vieja guardia, que compró un radio portátil para oír a toda hora a Magaly.

“Todos saben  que durante 28 años trabajé con grandes profesionales de la radio como Jaime Aldeaseca, los hermanos Vásquez , Marta Casañas y Ernesto y Lourdes Montaner, entre otros, además de Tomasito Regalado y tanto otros que ya han fallecido frente a un micrófono”, recordó Magaly en su estudio.

“ Y lo reconfortante es que quedan otros  que piensan como yo. En que fueron los tiempos donde la radio se respetaba. Después de Armando Pérez Roura, todo se acabó.”, dijo con una franqueza total.

Durante la pandemia Magaly se mantuvo en casa. Pero el destino le tenía preparada otra sorpresa porque Miguelito, el de “Los Fonomenecos”, quien dirigía un canal de radio por Internet, de pronto, la llamó para que trabajara con él. Y así la bella Magaly volvió a  resucitar  en el mundo de la radio.

Pero Magaly quería escalar otra posición, más alta, en la radio de Miami. Y se enteró entonces de la renuncia de un colega en La Poderosa. Habló con esta persona y le comentó que si podía pedir por ser su reemplazo allí y él, con esa amabilidad del caso, le dijo que por supuesto.

“Esta persona conducía un programa en la madrugada una vez a la semana. Pero cuando apliqué, los directores de La Poderosa, Jorge Rodríguez y su esposa Ana María Rodríguez, sabían de mi trabajo y mi talento y me vincularon mediante una propuesta a trabajar con Armando Rodríguez.

“Ellos sabían de mis actitudes en la radio y entonces, me propusieron luego hacer la hora donde Eddy Calderón había tenido un programa con tremenda sintonía. El horario era de la una a las dos de la tarde. El director quería, por el bien de los oyentes, que al frente estuviera una gran profesional como soy soy”.

“Ahora me siento profundamente feliz. La radio es una de las grandes cosas de mi vida. Me gusta además la programación que se hace en mi set diario.     Allí todo los que trabajan son           muy profesionales. Estoy a gusto laborando en La Poderosa”, expresó con orgullo.

“Además me recibieron con mucho cariño y afecto. Admiro que el señor Jorge Rodríguez y su esposa son los únicos dueños de una radio en Miami que verdaderamente se esfuerzan por hacer grande la radio en Miami. Piensan en sus  oyentes. Y en su público en general. Nacieron para ello”, exaltó.

“Mi programa es muy variado y alegre. Tiene un segmento de chistes pero también informo sobre los grandes acontecimientos del día, no solo en Miami, sino en todo el mundo. Hay espacio para las  entrevistas y felicitacio-nes para los oyentes”, recalcó.

“Pero también tengo un espacio para las noticias de la isla. De mi patria. Y para ello cuento con las redes sociales y, en otros casos, los oyentes también participan llamando desde Cuba al estudio . Es muy variado todo. Y hay tiempo también para que la gente opine        al aire sobre diversos temas”,   agregó.

“Sigo en la radio porque quiero ver libre a Cuba”, enfatizó Magaly, quien aseguró que mantendrá las banderas muy en alto como siempre lo hicieron y lo soñaron Tamargo y Pérez Roura en tiempos pasados en que la radio lo era todo en Miami.

“La radio fue, es y seguirá siendo lo más grande. Nunca desaparecerá pese a los augurios que hacen los profesio-nales de los medios de comunicación. Porque la radio, como ningún otro medio, llega impactante y penetra al oído del ser humano y lo transforma”, concluyó.­­­

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish