Los poderosos con acceso a vacunas ‘secretas’ anticovid en el mundo

Written by Libre Online

17 de febrero de 2021

Todos quieren la vacuna. Y sin importar que sean ministros, miembros de las Fuerzas Armadas o alcaldes, hay quienes están dispuestos a hacer todo lo que sea necesario con tal de protegerse contra el coronavirus.

Estos son algunos de los casos que ya han salido a la luz en distintas naciones, a propósito del escándalo político que envuelve a Perú, en donde 487 personas se vacunaron irregularmente contra el covid-19.

Primero dijo que sería el primero de su país en recibirla, que aun sin datos que confirmaran su idoneidad, se pondría la Sputnik V. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se sentía confiado, pese al escepticismo que la vacuna generaba.

Poco tiempo después, en agosto del año pasado, Duterte se desanimó. Había que ser cuidadosos y mejor esperar a que terminaran las pruebas en humanos.

Quienes no esperaron fueron los miembros de su servicio de seguridad, quienes recibieron la vacuna entre setiembre y octubre del año pasado.

El portal del diario La Tercera recuerda que el escándalo estalló a inicios de enero, cuando el mismo Duterte confirmó la noticia. El mandatario señaló que recién se enteraba.

Un ‘puñado’ de guardias recibió las inyecciones en septiembre y octubre para proteger al presidente de la exposición al virus

“El brigadier general Jesús Durante III, comandante de la unidad, dijo más tarde que ‘un puñado’ de guardias recibió las inyecciones en septiembre y octubre para proteger al presidente de la exposición al virus”, escribió el periódico.

La vacuna no se había aprobado, pero los miembros del escuadrón decidieron inyectárselas a sí mismos.

¿Cómo aparecieron las vacunas en un país que no las produce? Según “La Tercera, Sinopharm no dio comentarios al respecto.

Pero Duterte dio la cara por su seguridad. En un mensaje a los parlamentarios, les dijo: “No permitiré que, por todas sus buenas intenciones, sean brutalizados en una audiencia”.Ecuador

Si bien no llama la atención que los primeros en vacunarse sean las personas de la tercera edad, sí genera suspicacias que entre los primeros beneficiados se encuentre la familia del ministro de Salud.

Por eso es que la fiscalía ecuatoriana ya se encuentra investigando a Juan Carlos Zevallos, acusado de tráfico de influencias para que parte de su familia sea vacunada contra el covid-19.

El escándalo cobró nuevos matices cuando se conoció que las 8 mil vacunas que recibió Ecuador el 21 de enero, eran para los médicos de primera línea, así “como personas mayores y asistentes en geriátricos”.

Entonces, Zevallos se defendió. Deutsche Welle recuerda que él señaló que sí asistió al Hospital de los Valles –de donde salieron las vacunas–, pero en “calidad de ministro de Salud, en mi calidad de doctor y en mi calidad de hijo”.

Más adelante, se excusó: “Si alguien desearía que dentro de este proceso hubiera dejado fuera a mi madre o a cualquier otra persona, debo decirle que difiero con todo respeto con ese criterio”.

España

Miguel Ángel Villarroya es el primer Jefe del Estado Mayor de la Defensa que renuncia al puesto, desde que este se creara en 1984. Razones sobraban: ¿cómo logró vacunarse antes de tiempo?

Distintas fuentes confirmaron que otros generales de las FF.AA. también recibieron “la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech”, saltándose el plan de vacunación, así como otros altos funcionarios y destacados obispos de distintas ciudades.

(En contexto: Los colados en la vacunación del covid en España).Argentina

Fue el primer argentino en vacunarse con la Sputnik V. “Hay que poner el hombro, literalmente”, decía Axel Kicillof el 29 de diciembre, fecha en la que empezó la vacunación masiva.

21 días después, el gobernador de Buenos Aires recibió la segunda dosis y, cuando se dirigió a la prensa, recalcó la importancia de vacunarse.

“Estamos orgullosos de llevar adelante la campaña de vacunación más importante de la historia de nuestra provincia”, agregó.

Desde entonces, Kicillof se dedicó a enfrentarse a los antivacunas y a politizar la campaña.

Página 12 recoge sus palabras: “Da risa o pena ver cómo discuten sobre vacunas. Yo no discuto más. Hemos sido pioneros en lanzar un registro de preinscripción. Sin publicidad y con una campaña antivacunas deplorable, de miedo y sabotaje, tenemos ya dos millones de inscriptos”.

“Para él, la campaña contra el coronavirus forma parte de la campaña electoral, un criterio que sus amigos/adversarios de La Cámpora entienden de la misma manera, al extremo de haberles arrebatado al Ministerio de Salud y a los municipios la militancia propagandística de la inmunización masiva que debe ocurrir cuando lleguen las vacunas. Algo así como: ‘El kirchnerismo te cura y la oposición te mata’. Burdo y explícito”, señaló al respecto el diario La Nación.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario