Los Errores del Béisbol

Written by Libre Online

19 de marzo de 2024

Por José “Chamby” Campos

El béisbol ha pasado a segundo plano en lo que se refiere a seguimiento de deportes en EE.UU. El Football Americano lo ha sobrepasado en términos de preferencia del público.

En mi apreciación esto es relativo ya que el “juego de los golpes salvajes” cuenta con 32 franquicias en el territorio nacional en comparación con 29 equipos beisboleros; recordemos que uno de los equipos de pelota está localizado en Toronto, Canadá.

Además, el football colegial es una cantera de fanáticos por ser practicado por más de 300 universidades. Finalmente, cientos de High Schools ven la actividad como la más atractiva.

Todos estos factores suman y por lo tanto el resultado no sorprende. Sin embargo, el béisbol no ha perdido la esencia de ser el “Pasatiempo Nacional”. Siempre he considerado esa distinción extremadamente 

certera.

En los deportes como el football americano, el baloncesto, el balompié y muchos otros, la acción es continua e intensa durante todo el tiempo de la confrontación; lo cual hace que el fanático tenga que estar en alerta en todo momento. Contrario a los anteriores, el “juego de las bolas y los strikes” te brinda la oportunidad de socializar y compartir mientras se lleva a cabo la competencia.

Habiendo reconocido todos aspectos anteriores y defendiendo el béisbol quiero analizar los errores que están cometiendo; los cuales están erosionando su seguimiento al tiempo que le abre las puertas a todos los competidores.

Si algo Las Grandes Ligas han respetado a través de los años es la tradición. Ninguna otra liga profesional ha sufrido menos cambios en sus reglas y reglamentos hasta hace un tiempo atrás que el béisbol.

Desafortunadamente bajo el mandato de sus dos últimos comisionados se han implementado cambios que han dañado las condiciones que hasta ese instante lo habían hecho único.

Bud Selig y su pupilo Rob Manfred han promovido la inauguración de temporada fuera del país. Por casi un siglo siempre el primer juego se llevaba a cabo en la ciudad de Cincinnati, usualmente frente a los Piratas de Pittsburgh o Los Cachorros de Chicago por ser estos los 3 equipos más antiguos de la liga. Para los cubanos esto era motivo de orgullo por los lazos que el equipo tenía con la isla. No por gusto eran conocido como “Mi Querido Cinci”.

Sin embargo, Bud Selig fue el primero en autorizar que el primer partido se jugara en otros países. México, Japón, Puerto Rico y Australia han sido anfitriones de dichas contiendas y hoy está oficialmente comenzando la temporada 2024 en Seúl, capital surcoreana.

Me pregunto que si para tratar de internacionalizar el deporte vale la pena acabar con la costumbre de un espectáculo que se autodenomina “El Deporte Tradicional”.

De nuevo, en una competencia donde el tiempo nunca ha sido un factor y que inclusive MLB se ha vanagloriado de que este elemento es único entre todas las disciplinas profesionales; los mencionados comisionados han implementado reglas para limitar el tiempo de los encuentros. Esto es otra manera de alterar la belleza del béisbol.

Por último, la regla de situarle automáticamente un corredor en segunda base al equipo que viene a batear cuando el partido llega al décimo inning, llanamente destruye el aspecto de dos conjuntos batallando por una victoria.

El béisbol nació en esta gran nación para jugarse de una sola manera. Cambiar su naturaleza es una traición inmerecida no solo al deporte, sino a Estados Unidos.

Temas similares…

Abridores Cubano-Americanos

Abridores Cubano-Americanos

Por José “Chamby” Campos La semana pasada les hablé  de todos los lanzadores cubanos que han tenido el talento...

0 comentarios

Enviar un comentario