LOS 11 LUGARES MÁS HISTÓRICOS DE LA HABANA

Written by Libre Online

13 de diciembre de 2022

Textos de Jorge Quintana (1952)

La Explanada de la Punta. En ella instalaban las autoridades coloniales el fatídico garrote para ajusticiar a los patriotas cubanos. En ella pronunció sus palabras postreras y entregó su vida a la patria, el general Narciso López, Ramón Pintó, Estrampes y otros. Junto a uno de los lienzos de pared del antiguo edificio de los Ingenieros fueron fusilados los 8 estudiantes de Medicina. Allí estuvo la Real Cárcel, donde José Martí sufriera prisión.



El Salón del Trono en el antiguo Palacio de los Capitanes Generales, es uno de los lugares que por derecho propio tiene que ser incluido en esta selección, en el mismo dejó de existir la soberanía española en la isla de Cuba, cuando en 1898 el General Jiménez Castellanos hizo entrega de la misma al general John R. Brooke. Y en ese mismo lugar, el 20 de mayo de 1902, Don Tomás Estrada Palma, Presidente electo de la República, tomó posesión de su cargo poniendo fin a la primera intervención norteamericana.

La casa donde nació el 28 de enero de 1853, el habanero más insigne de todos los tiempos, José Martí y Pérez, es uno de los 11 lugares más históricos de La Habana. En el cuarto alto de la derecha. Vio la luz el cubano que al decir de Rubén Darío se acercó más al genio en nuestro continente.

El Morro de La Habana. Tal vez lo que mejor sirva como símbolo a la ciudad en la misma medida que la Estatua de la Libertad en Nueva York, la Torre Eiffel en París y el Puente sobre el Támesis en Londres. Más viejo que todos estos monumentos europeos, el Morro de La Habana supo del heroísmo de Don Luis de Velasco, en sus murallas conserva aún las huellas del asalto inglés y en lo cimero de su mástil la bandera de la estrella solitaria proclama a todos los vientos la existencia de la República de Cuba libre.

La Universidad de La Habana, fundada en 1728 por los frailes Dominicos estuvo instalada durante muchos años en el vetusto convento de Santo Domingo, en ese mismo lugar estuvo establecida también la primera biblioteca pública habanera y al establecerse la República y trasladarse a nuestro primer centro docente a la antigua Loma de la Pirotecnia, donde actualmente se encuentra quedó funcionando allí el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de La Habana, que tenía por director a don Manuel Sanguily.

El Capitolio fue un símbolo de la República, no será tal vez el lugar más histórico, pero fue el asiento de nuestro Congreso (cuando Cuba vivía en democracia) y el Congreso es la expresión de la soberanía del pueblo. En él se legisló para defender al pueblo y también para atacarle en sus intereses. En él brillaron las figuras del nuestro Parlamento libre y se urdieron tramas políticas. En su escalinata, el general Machado tomó posesión del mandato reeleccionista el 20 de mayo de 1929. Sus escalinatas más de una vez han sido escenario de sucesos sangrientos o vergonzosos, pero por encima de todo, es un símbolo republicano, de ahí su mérito histórico.

Las Antiguas Murallas de La Habana. Fueron comenzadas en 1671 hasta 1740, 22 años antes de que los ingleses asaltaran y tomaran la ciudad. Dividían a la capital de la isla, en dos secciones, Intramuros y Extramuros. En 1863 comenzaron a ser demolidas. Hoy quedan de ellas restos que la devoción histórica conserva como reliquia.

La Cabaña. En sus celdas guardaban prisión, los patriotas, en ella estuvo recluido José Martí, en ellas estuvo Juan Clemente Zenea, fusilado en estos fosos exactamente en la esquina marcada por un pequeño monumento. Y en ellos cayó también acribillado por los plomos de los soldados de la colonia Antonio Coloma, el héroe del Levantamiento de Ibarra.

El parque Central de La Habana. En la Colonia era el centro de la ciudad. En los portales del Hotel Inglaterra se hallaba La Acera del Louvre donde una generación de jóvenes bulliciosos y bromistas daban rienda suelta a su inquietud. La casi totalidad de ellos fueron a incorporarse apenas iniciada la contienda por la independencia en las filas del Ejército Libertador. Pero lo que tal vez le dé mayor rango histórico es el haber sido el escenario del último combate entre cubanos y españoles en plena evacuación, cuando los evacuados intentaron asaltar el Hotel Inglaterra para dar muerte al general Julio Sanguily, que fue celosamente defendido por un grupo de jóvenes mambises.

El Templete. En el mismo lugar donde está sembrada esa ceiba estuvo sembrada otra que afirma la tradición dio sombra al religioso que cantó la primera misa en esta ciudad. En los primeros años del pasado siglo XIX, el capitán general Francisco Dionisio Vives quiso perpetuar el lugar levantando ese monumento que los habaneros consideran un lugar positivamente histórico.

El Palacio Presidencial. En él vivieron 12 presidentes de la República. En el mismo estuvo instalado un despacho donde se tomaron decisiones trascendentales en los años de la República. El 12 de agosto de 1933, los revolucionarios lo asaltaron y el 3 de noviembre los contrarrevolucionarios lo atacaron más de una vez por aire y por tierra. Del mismo salió un presidente depuesto. En sus alrededores más de una vez el pueblo enardecido protestaba por un mal gobierno.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish