Logia Masónica de Guamacaro: Antonio Sosa Cáceres

Written by Libre Online

23 de marzo de 2022

Por Orestes Alvarez

Era domingo y  era el 7 de Julio de 1921, fecha de la fundación de esta Logia en Limonar, cabecera del Municipio de Guamacaro, Provincia de Matanzas, que con el decursar de los años, década de los 40, se le adicionó el nombre de Antonio Sosa Cáceres -Acuerdo de la Alta Cámara Masónica de Cuba- miembro destacado de dicha Logia y padre de 5 hijos, que militaron en la misma, -he aquí sus nombres : Francisco, Diego, Ciro, Antonio y Juan; el primero y el quinto, Médicos; el segundo y el tercero, Farmacéuticos y el cuarto Dentista; Diego falleció, década de los 40; Francisco, Antonio y Juan, bajo la tiranía comunista y Ciro en Miami-Dade, exiliado del comunismo, octubre de 1971.

El Venerable Maestro-Fundador lo fue el Dr. Ciro Sosa de Quesada, con la colaboración de los siguientes masones: José Serrano Díaz, Virgilio Alvarez Sánchez, Socorro Garbayo Pancorbo, Antonio del Mazo Castillo, Juan M. Rodríguez Suárez y Vicente Montalvo Pedroso. El Dr. Sosa se había iniciado en la -Logia «Unión Latina» de la Ciudad- de La Habana; los restantes fundadores procedían de la Logia «Verdad» de la Ciudad de Matanzas. La Logia inició sus trabajos, en una modesta casa de la Calle Chartrand; años después, fabricaron -un hermoso y espacioso Templo en la Calle López Coloma Nro. 38.

El ciclón de 1926, destruyó su techo y algunas de sus paredes, pero — con el mismo tesón que construyeron el edificio, reconstruyeron lo que la – -fuerza de la Naturaleza había destruido. Una de las obras mas caritativas realizadas por la Logia, fue el reparto, durante décadas, cada 24 de diciembre de jabas conteniendo alimentos propios de la fecha y una cantidad en efectivo, para cientos de familias de escasos recursos, tanto a vecinos de Limonar, como de las áreas colindantes. Cuando las fuerzas del mal se apoderaron de Cuba, las jabas masónicas desaparecieron; ya que según ellos : Ya no habían pobres en Cuba.

Hay un hecho que merece destacarse de manera especial y, es el acaecido en la propia década de la fundación de la Logia; la principal fuente de ingreso del Municipio lo era el Central «Limones»; este Central estuvo a punto de ser demolido y, ésto no sucedió, gracias a la Masonería Cubana, en particular la Logia «Guamacaro».

El Dr. Celso Cuéllar del Río, entonces Senador por la Provincia de Matanzas e hijo político del Presidente de la República, Dr. Alfredo Zayas; pretendió  trasladar las maquinarias y equipos de la Casa de Calderas, para terrenos de la Provincia, de. Camagüey; «Limones», pertenecía entonces  a la Comisión Temporal de Liquidación Bancaria, que presidía el Ex-Gran Maestro Dr. Erasmo Regueiferos.

La Logia «Guamacaro», puso en movimiento a todas las Logias de la Provincia de Matanzas, para la sesión que debía celebrarse por la Gran Logia en el Pueblo de Palos, Municipio de Nueva Paz, Provincia de La Habana; en aquella época era el Gran Maestro Lisardo Muñoz Sañudo y Diputado  Gran Maestro Ricardo Byrne, Ex-Venerable, Maestro de la Logia «Verdad» de la  Ciudad de Matanzas; en dicha sesión de la Gran Logia se nombra una Comisión de masones para representar a la  Logia»Guamacaro», la que presidió Antonio Sosa Cáceres; el Ex-Gran Maestro Dr. Regueiferos era opuesto a que dicho asunto fuese tratado en la Alta Cámara, entendía que debía tratarse en las Oficinas de la Secretaría  de Justicia de donde él era titular.

Las gestiones cerca del Gran Maestro eran nulas, puesto que toda intervención debía de partir del Ex-Gran Maestro Dr. Regueiferos, pero la insistencia violenta de Antonio Sosa Cáceres, llegó a molestar a Ricardo Byrne, que  tuvo frases inoportunas con respecto a la actividad de Sosa Cáceres.  En esta ya molesta situación se prometió a los grandes, funcionarios del Gobierno, precisamente en el “banquete” público que se celebraba por la noche. 

Designado el masón Jaime Ponsdomenech de la Logia «Libertad» de Matanzas a tan importante planteamiento público,  solicitó del Gran Maestro la palabra y con gran sorpresa fue interrumpido por el Dr. Regueiferos y encareció al Gran Maestro ya Ponsdomenech, hablar primero. Ponsdomenech aceptó cortésmente y dirigiéndose a todos, expresó: «He interrumpido al hermano Ponsdomenech por creer que conozco el asunto a tratar por este hermano y para expresar públicamente,  en particular a la Logia «Guamacaro» y demás logias de la Provincia de Matanzas;  que,  mientras Erasmo Regueiferos sea Presidente de la Comisión Temporal Bancaria, el Central «Limones», no moverá sus maquinarias, ni otros equipos del lugar que ocupan en el Término Municipal de Guamacaro. Entonces la Gran Logia la integraban en sus sesiones, tres funcionarios de Logia, como Representantes, lo que hacía, generalmente, un total de 200 a 300 Representantes, que espontáneamente, de pie, aplaudieron las palabras del Dr. Regueiferos.

Estos datos relacionados con el problema del Central «Limones», fueron tomados del hermoso  trabajo, aparecido en la Revista «Mensuario Masónico» de la Ciudad de Miami -calzado con la firma de uno de los protagonistas de aquel episodio, Jaime Ponsdomenech, fallecido haces varias décadas, exiliado de la tiranía comunista,  en San Antonio, Texas. Si estamos vivos cuando sea decapitada la tiranía comunista, iniciaremos una encuesta para erigirle un Busto a Jaime Ponsdomenech en el  Central «Limones», lugar de nuestro nacimiento.

________________________________________________

(Continúa la próxima semana)

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish