LIBRE EN LA MESA

Written by Libre Online

6 de febrero de 2024

Por María C. Rodríguez

Albóndigas de bacalao

Ingredientes

500 gr. de bacalao (podéis usar cualquier parte, migas, recortes, tiras…)

2 rebanadas de pan de molde (sin corteza)

2 huevos (uno para la mezcla y otro para rebozar)

2 dientes de ajo

1 cebolla grande o 2 cebolletas

150 gr. de pan rallado de calidad

100 gr. de harina de trigo

Aceite de oliva virgen extra (para freír las albóndigas y otro poquito para la cebolla y hacer la salsa)

50 gr. de piñones

Perejil picado y fresco (para la masa y para decorar el plato)

Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Instrucciones

• Para desalar el bacalao: el pescado tiene que quedar cubierto de agua en abundancia. Los trozos grandes se desalarán durante 48 horas, con cambio de agua cada 6 horas aproximadamente.

Las partes más finas se desalarán durante 36 horas, con cambio de agua cada 8 horas. Los restos y el bacalao desmigado suelen desalarse primero bajo el grifo de agua fría durante 10 minutos.

Luego dejarlos en remojo durante 3 horas con un cambio de agua tras 1 hora y media, con eso es suficiente.

• Mientras el pescado se esté desalando debe permanecer a una temperatura entre 6º y 8º C dentro del frigorífico, ya que a temperatura ambiente puede fermentar.

Preparación: Desmigar el bacalao en trozos pequeños, lo mejor es hacerlo con las manos.

• Con los restos, las espinas grandes y las pieles, vamos a hacer un pequeño caldo que será el secreto de la receta. Le aportará sabor a la salsa, ya veréis.

• En una cazuela cocemos con agua las espinas y piel durante unos 15 minutos a fuego alto, dejamos reposar y luego colamos para quitarle cualquier resto no deseado.

En un bol desmenuzamos la miga de pan de molde y empapamos en leche, dejamos reposar.

• Echamos el bacalao desmigado a un bol grande donde mezclaremos los ingredientes. Añadimos el ajo bien picadito y el perejil.

• Probamos de sal y si es necesario añadimos un poquito, depende de cómo hayamos hecho el desalado previo. 

• Dejamos reposar unos minutos.

• Añadimos ahora a la mezcla el pan de molde bien escurrido y el huevo batido. 

• Vamos mezclando y comprobamos la consistencia de nuestra masa.

• Echamos pan rallado y los piñones poco a poco, mezclando hasta alcanzar una masa consistente que no se nos deshaga. Dependiendo del tipo de pan rallado que utilicemos habrá que echar más o menos.

Fritura: Cocción y presentación: Ponemos aceite de oliva virgen extra abundante a calentar en una cazuela.

Hacemos unas bolas de masa de bacalao que no sean muy grandes. Lo más habitual es del tamaño pelota de golf, para que se hagan perfectamente por dentro.

Nos podemos ayudar de 2 cucharas, con práctica las harás en unos minutos sin mancharte. Si no le tienes pillado el punto, puedes hacerlas con la mano.

• Las pasamos por un poco de huevo batido (el otro que nos quedaba) y harina de trigo. Freímos a fuego alto, vuelta y vuelta hasta que estén doraditas.

• Conforme vayamos haciéndolas las iremos colocando sobre papel absorbente. 

• Picamos la cebolla y en el mismo aceite la pochamos durante unos 10 minutos a fuego medio.

• Una vez en su punto, incorporamos las albóndigas a la cazuela. Añadimos el caldo que hemos hecho con los restos del bacalao, hasta que llegue a la mitad de las albóndigas.

• Dejamos cocinar a fuego medio durante 15 minutos para que vaya espesando la salsa. Le damos la vuelta a las albóndigas a mitad de cocción.

• Servimos las albóndigas bien calientes. 

• Acompañad este plato con unas patatas fritas, otra alternativa es hacer un arroz blanco como guarnición. El arroz blanco es perfecto para mezclarlo con la salsa de las albóndigas y sin darte cuenta te has montado una cena estupenda. También les va muy bien la pasta o unas patatas cocidas o con un puré de patatas.

Cheesecake de Mango

Ingredientes

Para la base:

300 gr. galletas de chocolate ó vainilla (tipo María)

130 gr. manteca diluida

Para el relleno:

300 gr. pulpa procesada de Mango para el relleno

200 gr. pulpa procesada de Mango para la decoración

350 gr queso crema

250 gr. crema de leche/ nata

1 lata leche condensada

14 gr. Gelatina sin sabor

100 ml. agua, para hidratar la gelatina

Instrucciones

• Forrar la base de un molde desmontable con papel manteca.

• Procesar las galletas y luego mezclar con la manteca derretida, éste preparado colocar en la base del molde. Reservar en la heladera.

• Pelar los mangos y procesarlo, luego pasarlo por un colador. Reservar. 

• Hidratar la gelatina sin sabor y dejar que solidifique y se ponga compacta, luego disolver por 20″ en el microondas. 

• Separar 3 cdas. de gelatina diluida para la decoración. Reservar.

• En un bol, poner el queso crema, la crema de leche, la leche condensada y los 300gr. de pulpa de mango procesado. 

• Mezclar bien hasta integrar todos los ingredientes, luego agregar la gelatina sin sabor, mezclar bien.

• Volcar esta preparación en el molde y llevar a la heladera por 30′ ó hasta que solidifique.

• Agregar a los 200gr.de pulpa de mango las 3 cdas. de gelatina sin sabor diluida, mezclar.

 • Volcar esta preparación en la superficie del molde, y llevar a la heladera hasta el día siguiente.

Temas similares…

Alejandro de Humboldt en Cuba

Alejandro de Humboldt en Cuba

Considerado “el segundo descubridor de Cuba”, el naturalista y explorador prusiano Alejandro de Humboldt (1769-1859)...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish