Las meninas velazqueñas, Ícono de Madrid

Written by Libre Online

8 de noviembre de 2022

Madrid vuelve a convertirse en un museo al aire libre del diseño y del color con las famosas figuras de Velázquez, cuya finalidad no es otra que dinamizar las calles de la ciudad e impulsar el comercio tradicional, ante 

el gran cambio que ha supuesto en los hábitos de los consumidores las compras en los grandes complejos comerciales o la comodidad de las adquisiciones “online”.

 Por Amalia González

Manjavacas.Hacer un guiño, al más puro estilo siglo XXI de la archiconocida silueta de las meninas de Velázquez hasta llegar a convertirla en el mejor icono de la ciudad, fue lo que se propuso Meninas Madrid Gallery, cuando hace cinco años las “plantó” reinterpretadas con efectivos diseños y vivos colores por las calles de Madrid, como dice el castizo chotis. 

Con sus brazos en jarra o vertidos sobre su descomunal falda, amplificada por el orondo y oculto guardainfante, medio centenar de estas doncellas de la corte que es lo que en realidad eran estas meninas, parecen darnos la bienvenida a la capital del reino, subidas a una escueta peana, una reconocible silueta que acerca a las calles de hoy, aquellas meninas o doncellas de la corte del rey Felipe IV que custodiaban a la infanta Margarita, la niña del centro del cuadro, verdadera protagonista del cuadro de Velázquez, que si consiguieron rebautizar el título original del cuadro (La familia del rey Felipe IV), también conseguirán ser el mejor ícono de Madrid. 

Cada estatua de 1,80 metros de altura está compuesta por una estructura de fibra de vidrio de unos 30 kilos de peso que alcanzan los 50 una vez customizada, montado todo su diseño.

En esta edición, la quinta celebrada sin interrupción, pese a la pandemia mundial, las calles de Madrid vuelven a ser testigo de la original y divertida presencia de estas meninas rediseñadas por personalidades de todos los ámbitos, de la literatura como el escritor Paulo Coelho; de la televisión como los presentadores Boris Izaguirre, Pablo Motos o Ana Obregón; de la moda como Lorenzo Caprile, o populares cómicos como Los Morancos, entre otros.

 FOMENTAR EL COMERCIO TRADICIONAL

 Impulsada por el Ayuntamiento de Madrid dentro del proyecto Madrid Capital de Moda y la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX), la iniciativa cada vez más popular pretende ser un reencuentro entre el arte y los ciudadanos, pero con el fin de dinamizar y apoyar el comercio tradicional de Madrid frente al auge de las compras “online” y los grandes complejos comerciales. De hecho, cada menina cuenta con un código QR que nos redirige a la web www.todoestaenmadrid.com, donde se encuentran adheridos 3.600 comercios de la ciudad.        

 Detrás del proyecto está el diseñador venezolano Antonio Azzato, director de la muestra y creador del diseño que lleva cinco años intentando hacer de «esta potentísima y fabulosa imagen, icono de la ciudad al tiempo que potenciar el turismo de compras», «un original y creativo proyecto que traslada el cuadro de Velázquez a las calles de Madrid y de paso -añaden sus organizadores-, dar a la capital un ícono reconocible en todo el mundo”.

Cuenta Azzato que su pasión por Velázquez arranca desde que en una ocasión estando en el Museo del Prado observó como una persona lloraba frente al cuadro de Las Meninas. Fue entonces cuando se convenció de que la obra debería encerrar algo más potente si podía emocionar de tal manera a alguien, y no sería ser la única. Comenzó largos años de estudio y apasionamiento por el pintor sevillano y en especial por este lienzo. 

Meninas Madrid Gallery nació en 2018 y en estos cinco años Antonio Azzato ha sabido ir involucrando a los mejores creadores desde artistas plásticos, músicos, diseñadores, modistos, actores, deportistas… y toda una larga lista de personajes populares para convertir este molde de fibra de vidrio, en todo un lienzo en blanco donde poder expresarse. 

EL MEJOR ÍCONO DE MADRID 

Desde su primera edición ha servido de acicate para la ciudad que ha ganado en competitividad, visibilidad y singularidad, coinciden sus organizadores.  

«Nuestras meninas han sido una gran ayuda, ya que se han convertido en una seña de identidad de Madrid, un pedazo de arte en cada rincón de nuestra ciudad que nos hace más singulares y nos identifica», resalta la vicealcaldesa madrileña Begoña Villacís que lo ve como todo un ejemplo de buena colaboración público-privada: “lo tiene todo: solidaridad, arte, ganas de enriquecer de sus artistas y hacer más maravillosas aún las calles de Madrid”. 

Y es cierto, porque cada vez que te topas con una de ellas transitando por las calles es como si recibieras un soplo de aire fresco, de color, de alegría… una parada grata para admirar la originalidad, la gracia y la simpatía de sus diseños, toda una invitación a seguir callejeando por Madrid, a descubrir nuevos rincones, o a redescubrir los de siempre.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish