Lanzadores cubanos en apertura de temporadas

Written by Libre Online

26 de marzo de 2024

 Por José “Chamby” Campos

Oficialmente el campeonato 2024 de las Grandes Ligas comenzó hace dos miércoles en la capital surcoreana de Seúl, cuando Los Dodgers de Los Angeles se midieron a Los Padres de San Diego y hoy los restantes 28 equipos estarán en acción por primera vez.

Para los abridores de esos partidos es un privilegio y honor el poder subirse al montículo ese primer día. Es el gran premio entre sus compañeros y la confianza de la gerencia de la franquicia.

La isla de Cuba ha dado una buena cantidad de lanzadores que han tenido la calidad suficiente para haber sido los escogidos. 

Cuando Los Yankees de Nueva York tomen el terreno en Houston para enfrentarse a Los Astros, enviarán a la lomita a Néstor Cortés. En ese momento el muchacho de Hialeah High, nativo de Surgidero de Batabanó, se convertirá en el décimo quinto pitcher cubano en abrir un partido de inauguración de temporada. El joven de 29 años será el segundo zurdo en hacerlo.

El primer hijo de La Perla de Las Antillas, que de paso sea dicho fue el primero en toda América Latina en recibir este honor, lo fue Adolfo Luque. El gran lanzador habanero representando a los Rojos de Cincinnati venció a Los Piratas de Pittsburgh la tarde del miércoles 13 de abril del 1921.

Siete años más tarde “Papá Montero”, otra vez con Cincinnati, volvió a hacer de las suyas y venció a Los Cachorros de Chicago el miércoles 11 de abril del 1928. De esa manera fue el primero en tener más de una apertura.

Durante muchos años ningún lanzador compatriota volvió a ser noticia hasta el martes 17 de abril de 1951. En esa fecha un pitcher legendario de la pelota criolla amateur demostró la calidad que los conocedores del beisbol de la época comentaban y argumentaban hubiera sido una estrella si hubiera saltado al profesionalismo años antes.

El “Premier” Conrado Marrero, vistiendo los colores de Los Nacionales de Washington, a solo 8 días de cumplir 40 años derrotó a Los Atléticos de Filadelfia en el juego efectuado en la capital estadounidense. De esa manera “El Guajiro de Laberinto” es el cubano más viejo en lograr ese mandato.

El próximo en escribir su nombre en el libro de los abridores es uno de los peloteros más querido por la afición cubana y orgullo de los exiliados por la manera que ha representado su cubanía no solo en el terreno sino fuera de este. Su postura de denunciar la tiranía castrista en el Yankee Stadium después de haber vencido a Los Mulos de Manhattan le ganó el sobrenombre de “La Bandera Cubana”.

Camilo Pascual, apodado “El Grande”, militando con Los Nacionales de Washington, subió al box el martes 17 de abril de 1956 para enfrentarse a Los Yankees de Nueva York y el inmortal Don Larsen. Esta fue la primera de sus 6 instancias en las cuales fue el abridor de temporada para sus equipos.

Cuatro años más tarde, el lunes 18 de abril, volvió a repetirse la escena, solo que en esta ocasión los rivales fueron Los Medias Rojas de Boston y el hombre de la “Curva de Barril” solamente permitió 3 imparables incluyendo un jonrón del “Espléndido” Ted Williams.

Cuando Los Nacionales se habían marchado de Washington y habían encontrado un nuevo hogar en la norteña ciudad de Minneapolis en el estado de Minnesota, el habanero continuó como uno de sus pitchers estelares.

Ahora con el mote de “Mellizos” en su pecho, Don Camilo, inició dos campañas consecutivamente. Ambas salidas las efectuó frente a Los Indios de Cleveland. La primera fue el martes 9 de abril del 1963 y la segunda el martes 14 de abril del 1964.

Curiosamente, las últimas 2 actuaciones abridoras de campaña de Camilo ocurren vistiendo la franela de Los Senadores de Washington después que Minnesota lo cambiara al equipo capitalino que en ese momento era la franquicia que había surgido cuando la antigua abandonó la ciudad.

El miércoles 10 de abril del 1968, el antiguo estrella del Cienfuegos, perdió el juego de apertura 2 a 0, frente a su antiguos Mellizos.

Finalmente, el lunes 7 de abril de 1969 Pascual lanza su sexto y último partido de inicio de año frente a quienes los hizo por primera vez, Los Yankees de Nueva York.

Si algún lanzador disfrutó de popularidad en Cuba, ese señor se llama Pedro Ramos. Su colorido transcendió el deporte, pero su talento marcó huellas en Las Grandes Ligas.

El lunes 14 de abril de 1958 con su uniforme de Los Nacionales de Washington, el pinareño le ganó el encuentro de apertura a Los Medias Rojas de Boston 5 a 2. 

Al siguiente año, exactamente el jueves 9 de abril de 1959, con el mismo traje de la campaña anterior, Ramos derrotó a Los Orioles de Baltimore 9 a 2.

Por último, al igual que Pascual, Ramos se quedó en el cuerpo de lanzadores de la franquicia cuando se trasladaron a Minnesota. El martes 11 de abril de 1961 en el Yankee Stadium, Pedro tira el primer lanzamiento oficial de los Mellizos de Minnesota y derrota a “Los Bombarderos del Bronx” 6 por 0.

El 9 de abril de 1963 fue un día especial para la pelota cubana. A pesar de que ya el profesionalismo había cesado en la isla, la calidad de sus atletas continuaba triunfando. En este día por primera vez en la historia de Grandes Ligas dos pitchers nacidos en un país fuera de EE. UU. llevaron en sus hombros la responsabilidad de lanzar ese primer partido.

En adición a Camilo Pascual, el holguinero Diego Seguí con el uniforme de Los Atléticos de Kansas City, antes que estos se mudaran a Oakland, le lanzó a los Yankees de Nueva York convirtiéndose en el quinto isleño en hacerlo.

Más tarde, el 6 de abril de 1977 repite como abridor y esta vez es un gesto histórico ya que ese fue el primer juego en la vida de Los Marineros de Seattle. Sus rivales ese día fueron Los Angeles de California.

Al siguiente año volvió a ocurrir lo mismo cuando el martes 14 de abril el tunero Orlando Peña y otra vez Camilo repiten la hazaña de dos extranjeros en la lomita. Peña, también con los colores de Los Atléticos se midió a Los Tigres de Detroit en ese día inaugural.

El primer zurdo de tan distinguido grupo es Miguel Cuéllar, quien también fue el primer latinoamericano en ser galardonado con el premio “Cy Young”. Sus años de gloria fueron con Los Orioles de Baltimore, pero fue con la franquicia de Los Astros de Houston donde se ganó el puesto en esta lista.

El martes 11 de abril del 1967 derrotó a Los Bravos de Atlanta 5 carreras a 1, lanzando un juego completo donde solamente permitió 5 imparables.

El octavo en montarse a la loma de los envíos es el pitcher cubano con más victorias en “La Gran Carpa”. El habanero Luis Tiant, hijo del lanzador de mismo nombre, tuvo la distinción de inaugurar temporada en cuatro ocasiones.

La primera fue el martes 8 de abril de 1968 cuando Los Indios de Cleveland, en recompensa a su gran actuación el año anterior cuando ganó 21 partidos, lo enviaron frente a Denny McLain en el estadio de Los Tigres de Detroit.

Su segunda selección fue la primera de tres consecutivas. Esta ocurrió el viernes 6 de abril de 1973 ante un lleno total en el Fenway Park de Boston; después que el oriundo de Marianao fuera rescatado por Los Medias Rojas cuando Los Indios lo abandonaron. Su rival fueron los legendarios Yankees.

Inmediatamente el viernes 5 de abril del próximo año en la ciudad de Milwaukee es otra vez el designado por “Los Patirrojos” para enfrentarse a Los Cerveceros. Como dato curioso el ganador de ese choque lo fue Diego Seguí, que para ese tiempo se había convertido en relevista.

Su última aparición y tercera al hilo fue el martes 8 de abril y de nuevo sus contrincantes fueron Los Cerveceros, pero en esta ocasión el encuentro se llevó a cabo en la ciudad de Boston.

Pasaron 12 años antes que el noveno lanzador llegara. El miércoles 2 de abril del 1997 Ariel Prieto vistiendo el traje de Los Atléticos de Oakland le lanzó a Los Indios de Cleveland. El habanero fue el primero de los peloteros nacidos después de la llegada del comunismo a La Mayor de Las Antillas.

Desde su fuga a la libertad hasta su llegada a la capital del exilio cubano, Liván Hernández se ganó a la afición. El derecho no defraudó cuando al ganar Los Florida Marlins la Serie Mundial de 1997 este le rindió homenaje a esta ciudad con una frase que quedó para siempre, “I Love You Miami”.

Como premio a su gran labor en esa temporada inolvidable, Los Marlins lo seleccionaron como el abridor de la temporada 1998 y el martes 31 de marzo de ese año se enfrentó a Los Cachorros de Chicago en lo que fue la primera de nueve ocasiones en que el villaclareño repitiera la acción.

El lunes 3 de abril del 2000 como miembro de Los Gigantes de San Francisco hizo su segunda aparición; interesantemente ocurrió frente a sus antiguos compañeros de Los Marlins.

El equipo de la bahía californiana lo utilizó en el mismo papel los próximos dos años. El lunes 2 de abril del 2001 lo hizo frente a Los Padres de San Diego y el martes 2 de abril del 2002 sus oponentes fueron Los Dodgers.

El martes 6 de abril del 2004, última campaña de Los Expos en la ciudad canadiense de Montreal una vez más Liván se midió con su equipo de origen, Los Florida Marlins.

Su sexto envío lo hizo con Los Nacionales de Washington a raíz de estos haberse mudado desde la ciudad de Montreal en Canadá; por ende, al igual que Pedro Ramos, Prieto oficializa a un equipo en Las Grandes Ligas. Ese día lo fue el 4 de abril del 2005 frente a los Filies de Filadelfia.

Su séptima salida ocurrió el lunes 3 de abril del 2006 en la ciudad de Nueva York en un duelo con los Mets también como miembro de Los Nacionales capitalinos.

El 31 de marzo del 2008 continuó la tradición de lanzadores cubanos inaugurando la temporada para los Mellizos de Minnesota; cuando se midió a los Angelinos de Los Angeles que en ese momento residían en Anaheim siendo esta su octava aportación.

La novena y última apertura para el villaclareño ocurrió el jueves 31 de marzo del 2011; en esta ocasión representando por tercera vez a Los Nacionales de Washington frente a Los Bravos de Atlanta.

El onceno pitcher de esta distintiva agrupación fue básicamente una extensión de la familia Hernández. El hermano de Liván, Orlando, después de una travesía en el océano firmó con los Yankees y tuvo una exitosa carrera que lo vio ganar 3 Series Mundiales consecutivas en la ciudad de los rascacielos.

Dentro de esos logros también inauguró una campaña. El lunes 3 de abril por mandato de George Steinbrenner, “El Duque” lanzó contra los Los Angeles de Anaheim.

Cuando los Yankees firmaron a José Contreras pensaron que este sería el próximo Duque. Desafortunadamente el pinareño nunca llegó al nivel esperado y fue canjeado a Los Medias Blancas de Chicago donde el lunes 2 de abril del 2007 fue el escogido para iniciar la temporada frente a Los Indios de Cleveland.

Llegamos al décimo tercer de los abridores nuestros y recordamos un talento especial con una historia única para contar. José Fernández “llegó, vio y conquistó” y en el interino se nos marchó demasiado joven. El mar lo trajo y el mar se lo llevó.

El lunes 31 de marzo del 2014 en plena facultad cuando apenas enseñaba lo que pudiera haber sido; en su nueva ciudad que amaba, con un exilio que lo acogió de forma especial y un lleno total de más de 37,000 fanáticos como solo él podía lograr; sus Miami Marlins derrotaron 10 a 1 a Los Rockies de Colorado detrás de su magistral trabajo de 9 ponches otorgados y 5 hits permitidos. 

Como su apodo sugiere era un “Niño” cuando realizó esta faena. Contaba con solamente 21 años y es por eso que es el más joven de tan selecta compañía.

Rasiel Iglesias es una rareza entre los lanzadores que le han dado la bienvenida a la temporada. Ha sido abridor, intermedio y en los últimos años se ha vuelto un buen cerrador.

El nacido en Isla de Pinos se convirtió en el número 14 cuando vistiendo la franela de los Rojos de Cincinnati recibió en casa a Los Filies de Filadelfia el lunes 4 de abril del 2016.

Como podrán haber visto, en todos los aspectos del béisbol de Las Grandes Ligas, la calidad del pelotero cubano ha estado en primera plana.

Temas similares…

Abridores Cubano-Americanos

Abridores Cubano-Americanos

Por José “Chamby” Campos La semana pasada les hablé  de todos los lanzadores cubanos que han tenido el talento...

0 comentarios

Enviar un comentario