LA TRISTE VIDA DE LAS OVEJAS      

Written by Fernando Milanés

31 de enero de 2023

Escrito hace 10 años y ahora realidad!

Se asoma por las laderas un rebaño de ovejas todas felices siguiendo a su líder.    

No están preocupadas. Por el momento solo están pelando a las más lanudas.     

Las pobrecitas no comprenden que hasta a las más pelonas les llegará el turno. Todo por un poco de alimento.    Desdichadamente muchos en este país, comenzando por la mayoría de la prensa, imitan la triste vida de las ovejas.      

¿Qué importa que ataquen a los ricos?    

¿Qué importan la intromisión del gobierno en las empresas y banca? 

¿Qué importa la deuda, el déficit, el Medio Oriente, el peligro de China? 

No nos afectará a nosotros. Mientras nos den ayuda alimenticia, pagos de desempleo, cuidados de salud entre otras cosas, seguiremos campantes.    Pero, me pregunto: ¿dónde está la dicha?    

 El verdadero bienestar está en el espíritu humano, y este solo se complace con una prosperidad lograda con el esfuerzo individual. 

Un pequeño triunfo personal vale mucho más que una gran riqueza heredada.      

Una vida de dependencia de un gobierno o de sumisión a un líder solo conlleva a una muerte en vida.     

La verdadera soberanía comienza con la libre expresión de nuestras voluntades, incluyendo el elegir la forma y calidad de vida que se desee.     

Ni fortuna ni garantía de sustento alimentan al ser, y siempre afecta nuestra independencia.  

No existe algo más preciado que nuestra facultad de pensamiento.      No debemos repetir las voces de nuestros dirigentes, sin hacer un esfuerzo de comprobar su veracidad.      

El sometimiento de la mayoría de los que escriben en la prensa a una sola ideología y su repetición de las palabras de otros no nos debe influenciar.     

No nacimos ovejas y un ente superior nos hizo universalmente soberanos.    

No despreciemos este privilegio.

Temas similares…

A UNA PULGADA DEL ARMAGEDÓN

Seis disparos, quizás siete, rompieron lo que hasta entonces había sido un meeting político acostumbrado del Partido...

0 comentarios

Enviar un comentario