La revolución triunfante (1933)

Written by Libre Online

31 de agosto de 2022

“El sargento Fulgencio Batista figura máxima del movimiento revolucionario integrado por clases y alistados de todas las Fuerzas Armadas de la Nación que determinó el derrocamiento del Gobierno de Céspedes y la institución de la Junta Revolucionaria que rigió los destinos de la República en representación de las verdaderas aspiraciones e ideales de nuestro pueblo es un hombre conscientemente preparado de carácter íntegro y afable que ha sabido interpretar con amplia comprensión patriótica la gravedad de nuestro momento histórico”, así decía la crónica de entonces.

 Fulgencio Batista colabora con eficiente actividad con los hombres que tienen ahora sobre su conciencia las responsabilidades del desenvolvimiento republicano en esta página hemos recogido varios aspectos gráficos de su actuación en las primeras horas de la constitución del nuevo gobierno.

En esa misma fecha se firmó un decreto ascendiendo a coronel al sargento Batista asumiendo acto continuo la Jefatura del Ejército.

Al pronunciamiento de clases y alistados del Ejército y la Marina Nacional iniciada en horas de la madrugada en el campamento de Columbia se adhirieron desde el primer instante los sectores revolucionarios de más firme arraigo en la opinión pública. De acuerdo con el programa de 

renovación del Directorio Estudiantil Universitario se acordó nombrar una comisión ejecutiva compuesta de 5 miembros (Pentarquía) que sustituyera al gobierno provisional presidido por Carlos Manuel de Céspedes, Porfirio Franca, Guillermo Portela,  Ramón Grau San Martín y Sergio Carbó hombres sin tacha, de 

brillante ejecutoria fueron los designados para formar esa primera Comisión. De ellos esperaba el pueblo de Cuba que hicieran valer el programa de renovación total que proclamaban cuando luchaban en el campo de la oposición al régimen tiránico de Machado. En la foto superior se ve cuando se disponen a reunirse por vez primera; abajo saludando al pueblo desde los balcones del Palacio Presidencial.

El pueblo  y los sectores revolucionarios de más pura ideología y de disciplina y moral más elevados acogieron con entusiasmo el movimiento de la milicia nacional adhiriéndose acto continuo a los paladines de la total renovación de la administración cubana. En estas páginas de ramillete gráfico ofrecemos a nuestros lectores los momentos más interesantes de aquella revolución triunfante, a manera de recuento histórico-periodístico de LIBRE y no como instrumento para ahondar en más divisiones dentro de la ya bien fragmentada familia cubana.

Temas similares…

LA CASA TURULL

LA CASA TURULL

La crisis económica más amplia y honda, particularmente en las órdenes agrícolas e industriales, fue el efecto...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish