LA RESILIENCIA NOS HACE FUERTES

Written by Libre Online

23 de junio de 2021

Joanne K. Rowling es una mujer extraordinaria, además de su gran éxito (Harry Potter), es conocida por su entereza y constancia para lograr sus metas. Y es que fueron muchas las circunstancias adversas que tuvo que afrontar esta mujer, nativa del Reino Unido, para lograr el éxito, la fortuna y el estatus social que hoy en día tiene. Superar el fallecimiento de su madre, cambiar de residencia de su país natal a otro por asuntos laborales, afrontar la pérdida de su primer hijo, aun estando en su vientre, ser víctima de violencia de género, a manos de su esposo. Su situación económica era tan paupérrima, sin empleo, no ningún tipo de ingreso, que tuvo que vivir de la beneficencia pública, lo que devino en una depresión severa tan grave, que llegó a tener ideas suicidas. Refugiarse en la escritura, aprovechar ese enorme talento para hacer frente a todo aquello que le estaba pasando, fue la tabla de salvación que le dio la oportunidad de salir adelante.

Cierta vez, cuando a Joanne K. Rowling, le preguntaron la causa principal de su éxito no dudó en responder que ”la resiliencia”.

La Real Academia de la Lengua define resiliencia como “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos. Capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido”

El punto más importante es que no sólo por la resiliencia tenemos la capacidad de  afrontar las crisis o situaciones que impliquen traumas, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas y logramos potenciar los estados de felicidad.

Esta implica una restructuración de muchos de nuestros recursos, sobre todo, en el área psicológica ya que sí queremos ser resilientes no se trata sólo de sobreponernos a las adversidades. La cuestión que caracteriza a los resilientes es que la utilizan para experimentar crecimiento  y desarrollar potenciales al máximo.

Para ser resiliente no hay que ver la vida como una proeza, ni como algo extremadamente duro. Se trata de ver a través de un cristal de más optimismo y considerar que todo pasa y que luego de momentos difíciles vienen circunstancias más calmadas o agradables.

La resiliencia no se hereda, se aprende.

Conoce tus fortalezas (potencialidades) y limitaciones. Conocerse a si mismo permite poder trazarse metas objetivas.

Confía  en tus capacidades. No pierdas   de vista lo que eres  capaz de hacer.

Sé creativa. Transforma las experiencias.

Asume las dificultades como una oportunidad para aprender. Saber que en cada crisis hay oportunidades.

No pierdas  el sentido de la objetividad. Al ser conscientes de que nada es completamente positivo ni negativo, esfuérzate por ver las cosas positivas.

Reúnete  con personas que tienen una actitud positiva. Saber elegir personas que en un momento determinado pueden convertirse en una red de apoyo.

Sé flexibles ante los cambios.   No cerrarse al cambio y siempre estar dispuesto a valorar diferentes alternativas. Siempre existirán diferentes soluciones

Sé constante en tus propósitos. Se puede ser flexible sin  renunciar a las metas fácilmente.

Ten presente el buen humor. La risa es un buen aliado.

Busca la ayuda de los demás y el apoyo social.  Ser  consciente de la importancia del apoyo social y no dudar en buscar ayuda.

La resiliencia no se hereda se aprende, se practica, requiere un poco de paciencia, pero hay algo muy cierto, nos permite salir fortalecidos hasta de las situaciones más difíciles.

María C. Rodríguez

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish