La Provincia de Matanzas  y su evolución (1919). 

Written by Libre Online

19 de marzo de 2024

Evolución de las letras en la provincia de Matanzas

Literatos y Poetas.- Jurisconsultos.-  Historiadores.- 

Oradores.- Hombres públicos.- Periodistas

Valdés (Antonio José) 

Historiador matancero nacido en 1780 de padres pobres. 

Se educó en La Habana y siendo aún muy joven publicó un Tratado de Aritmética, dedicándose después al magisterio en una escuela fundada por él.

En 1806 Bachiller y Morales elogió “Principios generales de lengua castellana” de J. A. Valdés.

Escribió también un Tratado de Geografía y una Gramática Castellana y colaboró en Papel Periódico. (Citas de Calcagno).

Su afición a los estudios históricos le hizo reunir datos durante varios años, hasta publicar, en 1811 y bajo la protección del gran obispo Espada y Landa: “Historia de la Isla de Cuba y en especial de La Habana”. Su obra, sin ser perfeta es muy útil.

C. M. Trelles siguió la vida de Valdés en México hasta el año de 1846, y cita varios cargos elevados que ocupó en ese país, entre ellos el de Secretario del Gobierno de Jalisco.

Después de 1846 no hay noticias de Valdés, pero se puede suponer que haya fallecido a mediados del siglo XIX.

Valdés para su época ha sido un hombre muy adelantado y buen cubano.

Valdés (Gabriel de la Concepción) Plácido.

“El Cisne del Yumurí”

Poeta habanero nacido el 18 de marzo de 1809. Calcagno dice que su padre era un pardo peluquero y su madre una española de Burgos.

El infeliz expósito, si no hubiese sido bautizado en la Casa, de Cuna, hubiera llevado el apellido Ferrer Matoso y Vázquez; pero sus padres no se ocuparon de él.

Se formó solo, y varios literatos al conocer su talento natural, le ayudaron a instruirse.

Fue en 1826 cuando pasó a Matanzas, en donde se dio pronto a conocer como improvisador, poniendo las bases de su fama.

Colaboraba en La Aurora, El Pasatiempo etc. y fundó La Siempreviva. Se casó en 1839. 

Sus poesías fueron muchas y buenas y de ellas se hicieron numerosas ediciones en Cuba, en México, en los Estados Unidos y en Europa y desde el año de 1838 empezaron a publicarse en Matanzas.

A sus amigos de Villa Clara dedicó “El Veguero” (colección de poesías cubanas), y más tarde su Canto épico a Villaclara.

Su poema, del tiempo de las Cruzadas. El hijo de la Maldición, imitando a Zorrilla, fue muy popular, aunque Menéndez Pelayo lo ha clasificado severamente de no enteramente malo.

Temas similares…

LIBRE EN LA MESA. GALLO PINTO

LIBRE EN LA MESA. GALLO PINTO

Por María C. Rodríguez  GALLO PINTO Ingredientes ¼ taza de margarina 2 cucharadas de ajo picado ½ taza de cebolla...

0 comentarios

Enviar un comentario