La Provincia de Matanzas y su evolución (1919)

Written by Libre Online

21 de noviembre de 2022

Cultura Cubana. Adolfo Dollero

El Arte Teatral y el Arte Musical en la provincia de Matanzas

Jimeno cita una Sociedad Filarmónica en el año 1829 y en 15 de noviembre de 1841 según se fundaba la Academia Filarmónica matancera.

En 1847 se creó otra modelada sobre El Liceo de La Habana. Se clausuró en 1849 por las ideas revolucionarias de esa juventud, y el incidente ha habido en ocasión del baile celebrado en honor de Isabel II, y desairado por los socios.

Puede asegurarse que la evolución musical empezó en Matanzas por el año 1830. Cuando se manifestó en La Habana, por la venida de buenos artistas extranjeros y la aparición de algunos cubanos.

Cada vez que a Matanzas se le presentó la oportunidad, demostró a los grandes artistas que la visitaron, su entusiasmo, por el arte de la música.

En 21 de marzo de 1855 Gottschalk y White  tocaron en Matanzas.

Soberbio fue el éxito del concierto. El famoso pianista y compositor Gottschalk volvió a tocar en esta ciudad el año de 1860 con fines benéficos, y en el Liceo de Matanzas el 28 de noviembre lo nombró Socio de Mérito.

El Liceo, como se desprende de su historia que bosquejamos en un capítulo aparte,  mucho hizo por el arte en Matanzas.

Sus secciones de Declamación y Lírica hicieron siempre una labor activa despertando en la juventud el gusto por las funciones dramáticas y por los conciertos.

Señoritas de las mejores familias llegaron a ser regulares artistas, cuando el deseo de hacer el bien lo exigía, y se formaron pequeñas orquestas de blancos, cuya educación artística era costeada por el mismo Liceo.

Entre los artistas profesionales figuraron por aquella época las señoritas Robreño, el actor Manuel Osorio, el Mo. Cortadellas, director de la Clase de Música del Liceo en 1862 – 1863), Pedro Pablo Díaz, Pedro Lecerf, Adolfo, Justo Laureano y Elodia Díaz, el Mo. Comellas, etc.

Entre los aficionados: la señorita Matilde Odero por la Declamación, las señoritas Ángela e Isabel Angulo, Mercedes y Josefa Carbonell, Luisa Govín, Dolores Maicas, José Ma. Angulo y Heredia, Julia Viñals, Trinidad Osorio, María Eloísa del Valle, Rafaela Heredia de Angulo y Pilar Ortiz. Magníficas pianistas; José Calasauz Escalada, buen aficionado de instrumentos de arco, etc.

Isabel Angulo había sido discípula de N.R.. Espadero.

Adolfo Diez en 1864 salió para Europa a perfeccionarse, logrando varios triunfos en España.

Teresa Carreño, la genial pianista venezolana (socia facultativa del Liceo de Matanzas el 7 de mayo de 1863) tocó en una función contribuyendo el Liceo al obsequio de una corona de laureles.

Y volvió otra vez ya en el ocaso de su vida.

Félix Crucet,  abogado, y muy buen dilettante, es considerado matancero por Calcagno; pero D. José A. Escoto, investigador concienzudo, asegura lo contrario, atribuyéndole La Habana como lugar de nacimiento.

Por el año de 1864 los salones del Liceo de Matanzas recibieron a otro buen pianista extranjero: el norteamericano Mr. Sanderson.

Por el mes de octubre de 1865 se fundó la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia. Y como ya se dijo, a mediados del siglo, ya existía la Sociedad Filarmónica Isabel II que contaba también con una sección de Declamación. Ese mismo año, Natalia Broch, verdadera artista aunque no se dedicara al arte profesionalmente, fue agraciada con el nombramiento de Socia Facultativa del Liceo.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish