La Provincia de Matanzas y su evolución (1919)

Written by Libre Online

24 de agosto de 2022

Cultura Cubana. Adolfo Dollero

Visitas a planteles de Instrucción y Educación de Matanzas

(Oficiales y Particulares)

Además de la mecanografía, los alumnos que siguen los cursos comerciales, aprenden la teneduría de libros en partida doble, y el Banco Yucayo, (un banco en miniatura) dentro de poco tiempo, les proporcionará una enseñanza práctica completa, tanto comercial como bancaria. Para ello, la Dirección ha pedido a los Estados Unidos una cantidad de billetes de valores variados, que darán a los alumnos la ilusión más completa de una verdadera caja.

Para todos los alumnos, desde el tercer curso, y para los del Curso de Comercio, el estudio del inglés es obligatorio.

El P. Romero imparte la enseñanza de ese idioma con un método sencillo y rápido: algo de gramática y composición: mucha lectura, traducción y explicación de lo que el alumno ha leído.

También en esta clase pude observar que el texto The Jones First Reader era el mismo del Instituto de Matanzas.

La clase de inglés no es muy numerosa, lo que constituye una positiva ventaja para los alumnos.

Más numerosa es la clase a cargo del profesor Cabrera, antiguo catedrático de la Escuela Normal de México: Elementos de Ciencias y Lecciones de Cosas.

El retrato del gran cubano Luz y Caballero parecía sonreír desde el marco de su cuadro a un alumno inteligente que repetía explicándola, una lección sobre anteras, estambres y corolas.

En la Sala de Historia Natural, hay un pequeño museo, con una regular colección de minerales, y algunas más reducidas de peces, de mamíferos, de efidios, de lepidópteros, etc.

El Gabinete de Física y de Química posee los aparatos para todos los experimentos fundamentales. No se necesita más, porque en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, los alumnos generalmente permanecen más allá de los 15 años de edad.

Al concluir mi visita a las clases, pasé a los dormitorios, limpios y ventilados, como los baños y demás servicios higiénicos.

Muy digno de ser mencionado es el cuarto de aseo personal, en el que los lavabos modernos, elegantes y muy prácticos, pregonan su procedencia norteamericana.

La Biblioteca cuenta con más de 1,000 volúmenes: entre ellos varias enciclopedias valiosas, varios tratados de Historia y libros, en fin, que pertenecen a los varios campos de la intelectualidad humana.

Los alumnos no están autorizados a disponer libremente de cualquier libro, pero pueden solicitar, para su lectura, alguno de los que los profesores juzguen a propósito para la edad y los conocimientos de cada uno: disposición esta muy acertada.

Por último, el Colegio dispone de un aparato de películas cinematográficas y proyecciones, que atrae no sólo a los alumnos internos, sino a los demás también.

Los deportes no han sido descuidados.

Ciclismo, juego de pelotas, lucha, gimnasia sueca…

Los PP. Paúles organizan jiras campestres y juegos, para que los niños encuentren diversiones modernas y propias de su edad. Acaban de adquirir un gran terreno en el Paseo Martí, en donde los alumnos, los jueves y los domingos, irán a jugar foot-ball y base-ball.

Admiré, antes de despedirme, la -legante sencillez del Oratorio.

Dos alumnos del Colegio del Sagrado Corazón, merecen una mención particular por su aplicación, por su conducta y por la inteligencia que demuestran.

Son los jovencitos Ignacio Díaz y Francisco Pella.

Sin duda honrarán al Colegio que los habrá educado e instruido: y sea esta nota un estímulo para sus compañeros.

■ ». §

Una institución que mucho hizo por la Instrucción Pública es la Delegación de Matanzas, de la Fundación Luz Caballero, de cuyos ideales he hablado en el tomo primero de mi obra.

Se fundó en Matanzas hace cinco años, y desde entonces es su Presidente el bibliógrafo Carlos M. Trelles.

La Fundación Caballero hace obra escolar.

El Honorable Ayuntamiento de Matanzas le ha cedido gratuitamente un loeal en los altos del Mercado, local que será muy conveniente, cuando la Jefatura Local de Sanidad habrá puesto el remedio indispensable a las condiciones poco higiénicas de la escalera.

Para aventurarse por ella se necesita hoy un pomo de sales amoniacales.

La escuela de la Fundación tiene ya 4 años de vida; la dirige el Sr. Ramón Mat-hien, uno de los más cultos Directores de Escuelas Públicas de Matanzas.

Las clases son las siguientes:

Para mujeres: Corte y Costura, bordado a máquina y mecanografía. (Clases exclusivamente diurnas).

Para varones: Mecanografía, Aritmética Práctica, Gramática y Dictado. (Clases Nocturnas).

Más-de 100 alumnos frecuentan la Escuela.

El Ayuntamiento y el Consejo Provin-cial ayudan con $25 mensuales, cada uno; los 200 socios de la Fundación con $0.20 o má’s, cada mes; y el Sr. Dr. Cosme de la Tórnente con algunos premios anuales.

El Sr. Raffloer, benefactor alemán, subvencionó la Esencia eon 1,000 pesos, y una de las salas lleva su nombre.

Existe también una Biblioteca circulante con unos 600 volúmenes; y varios filántropos matanceros y habaneros dotaron la Escuela con 10 máquinas de escribir.

En resumen: una institución útil que labora, con hechos a mejorar la eultura de Matanzas.

• • •

Anexa a la Parroquia de S. Pedro Apóstol, en Versalles, he encontrado también dos aulas de instrucción primaria (segundo y tercer grado).

Un maestro laico, D. Francisco Trujillo, y el P. E. Martínez, educan unos 30 niños, bajo la supervisión del P. Manuel Aguila r, párroco de esa Iglesia.

Y no se crea se imparta exclusivamente la enseñnuza religiosa, porque la pequeña escuela, dotada de material escolar moderno, persique el objeto loable de formar buenos ciudadanos, sirviéndoles de ejem-

plo las virtudes de los grandes cubanos que han desaparecido.

En la Escuela están los retratos de José de la Luz Caballero y de Saeo!

La feliz iniciativa de la creación de las aulas citadas, se debe a S. S. lima. Moas. Sainz, Obispo de Matanzas.

* » •

Bien merece una nota en este capítulo el profesor Eduardo Meirelcs Brito, que con su colegio La Luz, de primera y segunda enseñanza, prestó positivos servicios a la instrucción pública matanc -ra desde 1899 a 1917.

El Colegio mencionado estaba incorporado al Instituto Provincial de Matanzas, y montado con todos los adelantos de la pedagogía moderna, tanto por sus condi-‘•iones liigiénieas como por los métodos de enseñiinza adoptados.

El profesor Meirelés es un acérrimo partidario de la enseñanza racional, y un enemigo decidido de las lecciones de memoria. Sin entrar en detalles sobre las opiniones en pro o en contra de su método, cabe afirmar que el Colegio La Luz ha dado magníficos alumnos, y e,ue la enseñanza moral del niño ha constituido siempre uno de los mayores desvelos del pedagog© aludido.

Dos de sus antiguos alumnos, los señores F. Calderón, y Añorga, tratan de continuar en escala más reducida, los métodos del maestro en otro Colegio que lleva el mismo nombre La Luz, ya que el señor Mei relés, en la actualidad, se halla completamente separado de la enseñanza.

* » »

Al concluir mis visitas a los planteles de instrucción de Matanzas, no pude abstenerme de establecer una comparación entre los antiguos métodos de enseñanza con sus premios y sus castigos; muchas veces corporales y crueles los últimos.

—88—

En 1792, según nos dice Bachiller y Mo- aquel entonces a llamar la atención sobre

mies, se había publicado un folleto Pen- las citadas violencias, fue solamente en

samientos sobre los medios violentos de los últimos 50 años que triunfaron los mé^

que usan los maestros para educar a los todos pedagógicos modernos, niños, pero aunque alguien empezara en

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish