La Provincia de Matanzas y su evolución (1919)

Written by Libre Online

23 de marzo de 2022

Cultura Cubana. Adolfo Dollero

Filántropos

En el Laboratorio Bacteriológico, el Dr. Mádan prestó también grandes nervinos a Cuba con el estudio de dos epizootias «pie hacían entonces estragos en el ganado vacuno y en el de cerda año de 1887), y más tarde, en Diciembre de 1888, estudiando los gérmenes del paludismo. Sus trabajos liematológicos fueron muchos y muy importantes.

Varias Sociedades Médicas del ‘extranjero, hicieron al Dr. Mádan objeto de distinciones, lo mismo que mi ciudad natal y su provincia; pero ¿a qué mencionar tantos detalles cuya, importancia desmerece ante la grandeza de alma del Doctor Mádan?

Martínez  (Basilio).—Filántropo habanero  que dejó importantes legados para fundar Escuelas.

Mesa (Tirso).—Benefactor que habiendo hecho su fortuna en el Ingenio La Vega en la Provincia de Matanzas, dejó un legado de $80,000 para la construcción de un edificio para Escuela de Artes y Oficios en Colón. El Sr. Mesa pereció trágicamente hace algunos años.

Raffloer (Ernesto).—El industrial E. Raffloer, alemán, ha hecho donativos importantes a varias Instituciones Benéficas de Matanzas, y a la Fundación Luz Caballero. Se me dificultó obtener datos detallados sobre las cantidades erogadas y las instituciones beneficiadas, porque no todos saben separar la imparcialidad que debe siempre guiar a un escritor, de las razones de otra índole. Yo creo que sigo tan fiel y entusiasta aliado como antes, dándole al Sr. Raffloer. alemán, el lugar que le corresponde, aún cuando me baya llamado la ateneión, que en Cuba, y durante la guerra, se haya podido aceptar las donaciones de un ciudadano enemigo.

Rodríguez (Rafael Rerapio).— Cardenense, que eu 1S82 donó un legado a favor del Hospital de Santa Isabel, de su «dudad.

Saez (Pedro Pablo).—Médico de Cárdenas que cedió gratuitamente ocho solares para construir el Hospital de caridad a mediados del siglo próximo pasado.

Santa Cruz de Oviedo (Josefa).—Bene-faetora matancera que legó capitales muy cuantiosos a obras benéficas, tanto de la ciudad de Matanzas como de la Habana, hacia la mitad del siglo próximo pasado

Su nombre ilustre está ligado con la fundación del Hospital de San Nicolás para mujeres (Matanzas) y el de X S do las Mercedes (Habana). Se calcula que las sumas erogadas por ella en obras de beneficencia, pasan de un millón de pesos.

Secada (Francisco G)-—Español y Extranjero benemérito.

Tapia (Luis).— Decano del Cuerpo Médico de Matanzas. Se le aprecia mucho por sus sentimientos filantrópicos. Sin hacer alarde de ello, toda su vida es un conjunto de obras de caridad para los menesterosos.

Teurbe Tolón de Estrada (Emilia).— Benefaetora perteneciente a la ilustre familia matancera de los Teurbe Tolón. Falleció el año de 1902 en Madrid. En mancomún con su esposo, D. Juan Estrada, dejó la administración de sus bienes a la Sociedad Económica de Amigos del País, auxiliando eon sus rentas la Esencia Zapata, para niñas.

Ulmo y Trufftn (Andrés).—-Médico y filántropo. (Véase Capítulo La Evolución de las Ciencias en Matanzas).

Valiente (Juan N.)—Benefactor matancero que con sus donativos cooperó a la fundación del Asilo de San  Vicente de Paul en Matanzas.

Ventosa (José Tomás).—Filántropo catalán. (Véase Capítulo Españoles y Extranjeros Beneméritos.) Secundó eficazmente la fundación de la Casa de Beneficencia en Matanzas.

Vera (Félix de). (1850-1914).—Véase Capítulo Matanzas y la Evolución de la Ciencia.

Villavicencio (Luis López de) y su esposa Luisa Valiente.—Filántropos matanceros: cedieron 40 casas de su propiedad al Asilo de San Vicente de Paul, en Matanzas, el año de 1866.

Ximeno (Dolores Cruz Vda. de).—Benefaetora matancera que contribuyó a la fundación del Asilo de Ancianos (A. 1896  cediendo el terreno que ocupa.

Ximeno (Simón de).—Filántropo matancero que contribuyó con un donativo a la fundación de la Casa de Beneficencia.

Zavala (Antonio y José).—Hermanos. Benefactores y fundadores del Asilo de a la fundación de la Casa de Beneficencia.   Ancianos de Matanzas (1892).

(Continuará la semana Próxima)

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish