La Provincia de Matanzas y su evolución (1919)

Written by Libre Online

22 de diciembre de 2021

Cultura Cubana. Adolfo Dollero

La prensa matancera y su evolución desde el año 1813

Se cuenta que González al conocer el epigrama, lo comentó filosóficamente con un: «Tiene talento el muchacho.

Por 1880, 1881 y 1882, se publicaron El Ateneo, órgano de la sociedad homónima; Las Noticias, periódico de información que se transformó después en El Correo de Matanzas, y la revista jocosa El Trueno, fundada por Ramón Jimeno. La última representaba al grupo de los inconformes con la marcha política del país y contaba con buenos redactores.

Guillermo Schweyer al salir de la redacción del Diario de Matanzas, por el año de 1883, fundó El Pueblo, periódico independiente, adquirido un poco más tarde por Pío D. Campuzano.

Tampoco El Pueblo tuvo vida larga; Bonifacio Byrne perteneció a su redacción.

Casi toda la prensa de aquella época contaba con elementos muy escasos: no pagaban o pagaban muy mal a sus redactores, y generalmente tenían cuentas pendientes doquiera.

Los que deseaban prosperar tenían que publicarse en La Habana, como la famosa Revista de Cuba, de J. Antonio Cortina, cuyo director y varios redactores eran de !a provincia matancera.

La Tijera, que se publicó en Matanzas también por el año de 1883, estaba dirigida por un asturiano, dependiente de una casa de comercio, cuyo nombre no pude averiguar. En 1884 se publicó El Imparcial.

Por 1886 se fundó el Círculo de la Juventud Liberal, con tendencias separatistas, y poco después surgió el periódico que llevaba el mismo nombre. Entre otros redactores, estuvo Bonifacio Byrne.

De 1886 a 1887 hubo El Album de Nicolás Heredia, con magníficos redactores; era de índole literaria y política, con caricaturas de Torriente.

Allá por el año 1890 el mismo Byrne, con su amigo y colega el poeta M. de los S. Carballo, fundó La Mañana y La Tarde, que, a pesar de su corta vida, les causaron disgustos a granel.

Otra Revista, no inferior, en mi concepto, al Album de Nicolás Heredia, fue Arte y Letras, que surgió a la vida el 12 de Noviembre de 1893.

Tenía muy buenos colaboradores. Recuerdo los nombres de J. del Casal, los hermanos Uhrbach, Piñeyro, José Luis Prado, Alvaro de la Iglesia, Guillermo Schweyer Lamar, Manuel Sanguily, Nicolás Heredia, C. M. Trelles, B. Byrne, Vicente A. Tomás, etc.

El director era Manuel de los S. Carballo.

Poco después, en 1894, Arte y Letras ya no existía, pero El Album de las Damas parecía haber sido la continuación de la primera revista, ya que estaba cuidadosamente impresa con los mismos tipos de imprenta, tenía la misma disposición del material y varios de los mismos colaboradores entre los que tomé nota aún de los Boissier, del poeta Nicanor A. González y del Dr. Garmendía.

En 1895 el Diario de Matanzas, en el que ya escribían Garmendía, Byrne y Fernando Romero Fajardo, acabó su vida, que había sido bastante larga.

Había también un periódico, fundado por Alvaro de la Iglesia antes de la guerra que determinó la suerte de Cuba: fue La Región, alternativamente española y cubana, y concluyó sus días, muy española, en las manos de Benito Lage.

Por el año de 1899, Rivero dirigía el diario Cuba, y Fernando Romero Fajardo fundaba su Voz de Matanzas. El Heraldo volvía a la palestra, y por Marzo de 1900 moría La Aurora.

Y habría más nombres que citar, si esta relación ya no resultara demasiado prolija.

El Republicano Conservador y El Yucayo se pueden mencionar entre los más antiguos de los que viven hoy. El segundo, en sus primeros números, publicó artículos notables.

En la actualidad la prensa está representada en la provincia de Matanzas por muchos diarios, afiliados a uno u otro de los dos partidos políticos: algunos se profesan independientes.

No sé que alguno de ellos posea un servicio cablegráfico propio. Verdad es que tampoco lo necesitarían, ya que llegan a las provincias las primeras ediciones de los periódicos de la capital.

Se ocupan de asuntos de interés local, de política, larva roedora de los países hispanoamericanos; pero por lo general no se enfrentan con los grandes problemas del país o con los grandes problemas sociales.

Abunda a menudo la nota social en la que prevalecen noticias ligadas con las amistades de cada cronista, noticias casi siempre desprovistas de interés para otras personas que no sean las directamente interesadas, y ricas de elogios, de calificativos hiperbólicos para reflejar la gracia, la hermosura, el talento y la distinción de todos esos seres tan extraordinariamente dotados por la Naturaleza.

Es la costumbre

En Matanzas tomé nota de los diarios conservadores El Jején, El Yucayo, El Moderado, El Imparcial y de los diarios liberales El Republicano Conservador, (¡oh anomalía!). La Nueva Aurora, La Aurora del Yumurí y El Correo de Matanzas.

A principios de 1919 nació la revista literaria Porvenir, con buenos colaboradores.

En las demás poblaciones de la Provincia de Matanzas se publicaban en 1894 siete periódicos, y veinte el año de 1911.

Sin embargo, ninguno de ellos ha dejado trazas duraderas, ni influyó de un modo decidido sobre la evolución cultural del lugar en donde se publicó.

Se me dispensará por consecuencia, que exceptuando la de la ciudad de Cárdenas, yo no haga un resumen de la prensa de toda la provincia matancera, que resultaría demasiado árido y prolijo.

Hoy el número de periódicos ha aumentado todavía.

(Continuará la semana próxima)

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish