LA PALABRA ES PODER: PATRIA Y VIDA ES UN EJEMPLO

Written by Adalberto Sardiñas

21 de julio de 2021

Los regímenes dictatoriales, especialmente los comunistas, lo saben y sólo la quieren para ellos, con el perverso fin de silenciar a los oponentes. Así es de importante el poder de la palabra. La canción Patria y Vida, es un ejemplo. Por medio siglo, la vieja dictadura cubana la tenía secuestrada, como un divino privilegio, sin que sus opositores pudieran usarla para reclamar derechos y elevar las justas protestas a las que todo ciudadano, de cualquier país del mundo, es merecedor, como ha quedado establecido en todas las Cartas Magnas, a nivel universal, y plasmado en la Carta Fundamental de las Naciones Unidas, donde la libertad de expresión, es decir, la palabra, en su más amplio concepto, figura entre los inalienables derechos de la persona.

  Por el influjo de la palabra, por su magnético convincente ensueño, se han creado hermosas canciones, poemas, e himnos inmortalmente inolvidables. También, por su persuasión, han llegado a la cima de la prominencia políticos de toda clase.  Y se han creado dogmas, buenos y malos, como el cristianismo, en su misión redentorista, y el comunismo, en su pérfida división de clase y control de la vida humana.

  Por lo tanto, la palabra, ese sonido articulado que tanto nos enorgullece, es, a su vez, un arma ofensiva o defensiva, según el sentido en que se use.

  Como apuntamos al principio de este artículo, el comunismo cubano, en nombre de una revolución que había muerto muchos años atrás, continuó explotando el poder de la palabra, el verbo, encapsulado en una retórica paradisíaca, maliciosamente falaz, mientras negaba su uso a los que mantenían un criterio diferente. El gobierno tenía la palabra. La disidencia la mordaza del silencio. No existía entonces el internet, o al menos, no era accesible fuera del control gubernamental. Tampoco se había popularizado el teléfono celular, hoy tan eficiente portador y transmisor de noticias y videos reveladores.

Estos extraordinarios avances tecnológicos, cambiaron, en el espacio de unos breves años, la ecuación de la situación cubana. Ahora la disidencia, recuperaba el poder de la palabra y comenzó a usarla en forma exponencialmente creciente. Se le había escapado de las manos a la dictadura el monopolio de la comunicación. Miles de cubanos desafectos al régimen se podían comunicar entre ellos, y con el mundo. Tenían en sus manos el poder de la palabra que les dejaba expresar, sin censura, sus opiniones y sus maltratos. Comenzaba a producirse un cambio trascendental que sacudía a una dictadura que por más de 60 años abusaba del monopolio de la información y la propaganda. Controlaban la radio, la televisión, y la prensa escrita Eran los dueños absolutos de la expresión. Ocultaban, y siguen ocultando la verdad, y continúan exportando la mentira, como están haciendo con las estadísticas fabricadas sobre el coronavirus.

  Pero ya hay una mutación en progreso. Patria o Muerte no es el slogan válido. Un artista cubano, Yotuel Romero, y un grupo de raperos de la presente generación, con su canción Patria y Vida, han despertado, con el poder de la palabra, pacíficamente, la conciencia nacional. Patria y Vida, es un grito de libertad que le está dando la vuelta al mundo repetidamente. Lo que no se podía saber antes, lo sabemos ahora, por el maravilloso acceso que nos da el internet y el teléfono celular al uso poderoso de la palabra. Ya Cuba no está enclaustrada. Tenemos una puerta grande abierta al mundo.

  Las masivas demostraciones pacíficas que comenzaron el domingo, 11 de julio, en San Antonio de los Baños, y, se extendieron, a 15 ciudades cubanas, de Oriente a Occidente, incluyendo La Habana, tuvo una magnitud, y un impacto, que resonó a escala global con reacciones condenatorias para la dictadura comunista cubana. Miles de personas se lanzaron a las calles en pleno desafío al régimen, gritando “libertad, libertad, libertad, y no tenemos miedo”. Fue la manifestación de repudio más grande desde el “maleconazo” de 1994, y mucho más extensa, puesto que aquella se concentró casi exclusivamente en La Habana.

  El gobierno de Cuba, en su desconcierto por la sorpresa de las manifestaciones, apeló al gastado recurso del embargo, que en términos prácticos es irrelevante. En el cacareado embargo, no existen ni limitaciones, ni prohibiciones, para alimentos o medicina. Están exentos. En efecto, la nueva secretaria asistente del Departamento de Estado para los asuntos del hemisferio occidental, Julie Chung, ha expresado que USA ha, rutinariamente, autorizado la humanitaria exportación de productos agrícolas, medicinas y equipo médico para ayudar al pueblo cubano. Agrega la Sra. Chung, que, en el 2019, los Estados Unidos exportó millones de dólares en productos médicos hacia Cuba. De esto jamás han hablado, ni el despótico gobierno cubano, ni sus defensores, el venezolano Nicolás Maduro, o el mexicano López Obrador. Entonces, ¿dónde está el embargo? En realidad, el verdadero embargo es el que le tiene impuesto la tiranía al pueblo cubano. Allá, en La Habana, está el embargo, no en Washington. Además, asumiendo que existiera ese fantasma del “embargo”, Cuba tiene magníficas relaciones con China, Rusia, México, Argentina, Chile, España y Francia. ¿Por qué no adquiere los productos que alega no puede obtener en USA, de esos países?

  La respuesta es simple: Cuba es un país fallido, arruinado, bruja, horriblemente empobrecido, carente de crédito por no pagar sus deudas de compra, y no tiene reserva en moneda dura como el euro o el dólar, para adquirir los más elementales productos básicos que requieren los cubanos, ¡Ése es el embargo! No hay otro. Cuba es un Estado parásito. Un mendigo internacional con la mano extendida para recibir las limosnas de países como México, Japón y la desaparecida Unión Soviética, los cuales han tenido que perdonarle las deudas de miles de millones que no ha podido pagar. Cuba, es decir, el gobierno comunista enquistado en la Isla, por 62 años, malamente, miserablemente, existe por el tráfico de profesionales médicos a los que alquila a varios países, explotándolos, en violación de todas las leyes internacionales, a nombre del mito de una revolución inexistente, y por las remesas de familiares cubanos residentes en Estados Unidos.

  Por todos estos abusos, y muchos más, incluyendo la opresión y el encarcelamiento, al margen de la hambruna, se lanzaron a las calles miles de cubanos desesperados, pidiendo, en primer lugar, libertad.

  La corruptela gansteril opresora no caerá mañana, pero se tambalea… se tambalea.

  Y el Covid, que ha sido portador de tantas crisis, pudiera ser en Cuba, el catalizador de un proceso que reclama un final.

  ¡Qué así sea!

  ¡Amén!

BALCÓN AL MUNDO

Mientras la juventud encabeza la disidencia y los actos de calle en repudio al régimen, el Partido Comunista envía a la calle a sus líderes en el departamento de gerontología: Ramiro Valdés, 88 años, y José Ramón Ventura Machado, con 90 abriles ya cumplidos. ¿Con quién iban a hablar o a quiénes querían intimidar este par de ancianos que apenas si pueden caminar derecho? A Ramiro Valdés lo abuchearon en Palma Soriano, y a Ventura, la gente lo ignoró por completo, y al preguntárseles, algunos dijeron que ni siquiera lo reconocieron.

 Estos lunáticos dinosaurios comunistas no tienen remedio. Ni siquiera son buenos para hacer el ridículo con cierta gracia. Son pesados hasta la muerte.

*****

  La inflación en la nación se elevó al 5.4% en el mes de junio. El nivel más alto en 13 años. Para nadie debe ser sorpresa. Hay varias razones para ello. Una de ellas es el derroche de dinero que la administración está desbordando en la economía como si no hubiera mañana. Pero más temprano que tarde ese gallo va a venir a cantar en nuestro patio. La inflación seguirá subiendo, pagaremos más por todos los artículos, y la deuda nacional seguirá cuesta arriba. Al final, vendrá, inevitablemente, un aumento de impuesto, sobre los muchos que pagamos ahora, para sufragar el endeudamiento en que el gobierno nos ha sumido.

  ¿Irresponsabilidad fiscal?  You bet!

*****

  Cuando se habla de cooperación y contribuciones para desbloquear el acceso al internet en Cuba, nos viene a la mente Mastec, la compañía de comunicaciones fundada por Jorge Más Canosa, quien tanto hizo por la liberación de Cuba, que ahora está en manos de sus hijos

  Buena oportunidad para los Más Santos de honrar la memoria de su padre, un buen patriota cubano.                    

                                                *****

  Algunos, bien intencionados, pero algo despistados, claman por llevar el caso de las protestas cubanas, y la respuesta brutal del gobierno, a las Naciones Unidas. No sucederá. Estados Unidos no lo hará. Rusia y China se encargarán de impedirlo. Recuerden que esa institución está controlada por los bloques asiáticos, africanos y árabes, que votan en contubernio con el radicalismo despótico, siempre alineado contra USA excepto cuando se trata de recibir dinero.

  Una ilusión infantil nos haría pensar en que, algún día, esa institución será purgada para expulsar a un montón de países que no deberían estar ahí.

  No califican. Son tribus retrogradas, sometidas, que ni siquiera conocen la palabra democracia.

Temas similares…

DEATH OF A GENERAL

The chief of Cuba’s Eastern Military, General Agustin Peña, has died with no cause of death indicated. The information...

LA NOCHE DE LAS ESTACAS LARGAS

Al producirse en Cuba la rebelión del 11.7 cuatro generaciones de cubanos hemos vuelto a integrar mentalmente cuan...

0 comentarios

Enviar un comentario