LA LLUVIA, EL ENEMIGO DE LOS RESCATISTAS LOS PERROS HUSMEAN LOS ESCOMBROS

Written by Germán Acero

7 de julio de 2021

PERO NO HALLAN A NINGÚN SOBREVIVIENTE

La lluvia, por ahora, ha sido el peor enemigo de los rescatistas. No ha cesado de llover en los últimos días. Y cuando los rescatistas están listos, a cualquier hora del día o de la noche, entonces se desata una aguacero tremendo que impide continuar los trabajos en busca de posibles sobrevivientes.

Se han encontrado ya más de 15 cadáveres, pero no hay signos de esperanza de que, de pronto, pueda aparecer entre los escombros algún sobreviviente. Los rescatistas no muestran ningún cansancio y ya han llegado expertos de México e Israel con equipos sofisticados y perros especializados.

“¡Aquí vamos a estar hasta el último momento que así lo determinen las autoridades del Condado Miami Dade”, dijo uno de los rescatistas, de nombre Jhon, quien tiene muchas esperanzas ya por experiencia propia de que pueda haber un milagro y se encuentre a alguna persona viva.

Los rescatistas, por turnos, están trabajando en la zona de desastre. Comen algún refrigerio en la zona de alimentos y, luego, se camuflan en sus trajes camuflados y se ponen sus mascarillas y suben a la inmensa montaña de escombros donde continúan trabajando sin descanso.

Utilizan perros especializados o, en otros casos, con equipos sofisticados que detectan por ondas cibernéticas cualquier movimiento, en este caso, de un ser humano. Sufren mucho y esto los ha puesto muy nerviosos porque recogen muchos desechos, muchas veces, de pertenencias de los muertos.

“En baldes especiales poco a poco, vamos echando tanto materiales como otros objetos, que, a la larga, servirán también para la investigación final sobre las posibles causas del desplome de este edificio”, acotó Jhon a LIBRE.

“Igualmente la maquinaria pesada que trabaja allí ha removido cientos de toneladas de escombros, pero no ha habido muestras de que allí haya sobrevivientes. Es una labor faraónica porque la lluvia ha entorpecido los trabajos”, agregó un rescatista quien apenas tiene 29 años.

“Muchas veces la identificación de las víctimas se ha logrado por el hallazgo de documentos y de otros objetos de ellos”, insistió Jhon, quien ha participado en rescate en todo el mundo donde, increíblemente, se han hallado sobrevivientes como el terremoto que azotó a México.

¡Aquí hay muchas planchas de concreto que, creemos, que al final fueron la que aplastaron a los residentes de la torre desplomada ya que sus cuerpos estaban un poco destrozados”, insistió este rescatista.

“Esto, como es de suponer, ha impedido también remover por la maquinaria pesada toda esa pesada carga de escombros. Muchas veces, con taladros especiales, hemos tenido que perforar con sumo cuidado estas planchas para tratar de hallar debajo a posibles sobrevivientes”, agregó John.

“Hay socavones, pero muy estrechos y no ha sido nada fácil remover las planchas de concreto que están allí debido a que hay mucho peso de escombros y muchos desechos que inicialmente no nos han dejado observar a primera vista si hay cadáveres o sobrevivientes”, aseguró.

“La tarea además ha sido muy dispendiosa porque remover todas esas toneladas de escombros ha tenido que hacerse con mucho cuidado evitando que, si hay sobrevivientes, estos puedan salir con vida en algún momento”, añadió

“Esto terminará, seguramente, cuando acabemos de remover todos los escombros. Al menos hemos encontrado ya varios cadáveres. Y por el ADN ya han sido identificados plenamente. Esto nos ha dado algo de satisfacción porque, al menos, los familiares los han podio enterrar dignamente”, enfatizó.

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini, especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish