La flexibilidad de la política Biden ¿Otra vez una oxigenación para la tiranía castrista?

Written by Germán Acero

21 de julio de 2021

Pese a las especulaciones que circulan en los círculos políticos mundiales, sobre una posible flexibilización de las sanciones norteamericanas contra Cuba, hay quienes piensan lo contrario y hasta admiten que puede darse otra política similar a la concedida por Obama hace ya algunos  años.

Pero  hay analistas políticos en que coinciden en que la administración Biden no cederá un solo milímetro de movimiento en cuanto a la persistencia de esa política de agresión contra Cuba, en vista de que el régimen persiste en su política de persecución y arresto contra los opositores.

Y es más aseguran que  Joe Biden tampoco revertirá el recrudecimiento de sanciones aplicadas por su antecesor, Donald Trump contra Cuba, para obligar a la dictadura a que en el futuro abre el camino de realizar unas elecciones libres y democráticas.

Esto luego de que el Departamento   de Relaciones Exteriores dijo tajantemente que  Biden mantendrá intactas las medidas de la administración Trump, tras reprochar  y no escuchar «las constantes peticiones de la comunidad internacional y de sus propios ciudadanos».

El régimen, por su parte, ha venido atacando insistentemente a la actual administración de Biden, advirtiendo que  de acuerdo con cálculos la tiranía cubana, las afectaciones por este embargo se contabilizan en el último año en 5.500 millones de dólares.

Las sanciones de Estados Unidos contra Cuba, al menos, han provocado que este  país, que en 2020 registró la peor caída del PIB (-11%) en casi 30 años, también haya dejado  de recibir divisas por concepto del turismo a causa del Covid-19.

Además, el gobierno norteamericano ha restringido los viajes a la isla, lo cual ha provocado también que el turismo se haya ido abajo, porque el menos  los cuatro millones de visitantes, que llegaban antes de que empezara la pandemia del coronavirus el año pasado, se han reducido apenas a dos.

Olga Paz Mederos, quien asistió a foro en la Peña de Rossell, sobre la política internacional de los Estados Unidos, opinó que “sin embargo, el presidente número 45 de Estados Unidos marcó una serie de hitos en la política norteamericana.”

“Esto no se limitó a fomentar su imagen de «anti político» con el correr de los años. Ahora se reconoce entre dientes que implementó estrategias certeras y funcionales a nivel nacional e internacional, políticas cuya continuidad entran en una especie de limbo ahora con el inicio de la administración de Joe Biden”.

“Trump fue un negociador de primera. Eso es innegable. Sitió a sus detractores, puso a raya a los más peligrosos para la seguridad nacional de Estados Unidos y sentó a enemigos históricos del Medio Oriente en la misma mesa”, reiteró Mederos.

“La diplomacia pacifista quedó incrustada como una de sus joyas a presumir,  la imagen del patriotismo americano, el particular slogan «America First» fue comprendido y aplicado al pie de la letra. La verdad que es que Trump hizo un Gobierno para los americanos”, aseguró.

«Puede ser hasta como por distracción interna que (Biden) tome esas políticas. En algún momento Obama lo hizo. Estuvo más cerca de ir a una guerra que Trump», agregó. Y expresó que Cuba y el trato con el régimen castrista es un tema espinoso”.

“Trump lo sabía. Tiene como antecedente el infame acercamiento de Barack Obama y Raúl Castro, retratado en la isla en marzo de 2016. Por lo tanto, antes de dejar que la administración demócrata suavizara sus relaciones con los seguidores del castrismo, el republicano optó por usar sus cartuchos de reserva como estadista”, insistió.

“Varios plumazos en sus últimos días como mandatario sepultaron, por ahora, cualquier intento de aliviar las presiones a estos comunistas. Esto porque hay políticas que Trump dejó muy bien amarradas. Muy firmes. No van a ser políticas de Gobierno, sino por el contrario, son políticas de Estado”.

“Las sanciones a Cuba no van a cambiar al menos el primer año de gobierno, Biden no va a tener cómo cambiar esto, porque esto tiene una jerarquía distinta que no está atada a cambios de Gobierno cada cuatro años”, agregó.

“Sin embargo, Mederos no dejo escapar  dos escenarios en el tema de la isla. El primero se enfoca en negociaciones con terceros y lo dibujó de la siguiente forma: «Biden no flexibilizará las sanciones, pero quizás permita flexibilizar sanciones hacia otros países que les permitan triangular y hacer negocios con Cuba».

“Esto, en mi opinión, podría traducirse en permitir nuevamente las remesas a Cuba o también los cruceros en el primer momento que se pueda hacer. Una medida que no será en su primer año de Gobierno, pero eso será una política un poco más flexibilizada en el tiempo”, concluyó.

El Dr Orlando Trujillo, quien intervino en este foro, expresó que la flexibilización  de los servicios consulares va a permitir que más cubanos salgan por otros sitios como Guyana e, inclusive, por Rusia, lo cual volvería a ser como hace 60 años en que se han venido dando todas estas prevalencias”.

Trujillo argumentó que Estados Unidos ha ejecutado una verdadera revolución porque ha invertido el factor del poder dando más cabida al pueblo que al mismo poder de gobierno con lo cual ha fortalecido tremendamente la democracia y a la Constitución.

“De esta forma ha existido un absoluto respeto de la institucionalidad nacional”, replicó el Dr. Trujillo, en su intervención  en el foro de la Peña de Rossell  en el Big Five de Miami.

La flexibilidad de la política Biden …¿Otra vez una oxigenación para la tiranía castrista?, fue lo último que se preguntó Paz Mederos, a propósito de las especulaciones de que la administración Biden quizás se apresta a retomar la política de Obama frente al régimen castrista en el futuro.

Temas similares…

Why Cuba Matters

Why Cuba Matters

Join the author, Néstor T. Carbonell, as he shares a critical analysis of the Castro-Communist regime and explores the...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish