La familia Sánchez cuenta su historia. ¿Hay que volver a recapacitar en el 60 aniversario de la famosa Crisis de los Mísiles?

Written by Germán Acero

25 de octubre de 2022

El mundo conmemora el 60 aniversario de la Crisis de los Mísiles en Cuba, los días de Octubre de 1962, cuando la Unión Soviética introdujo en Cuba mísiles nucleares ofensivos, tras Estados Unidos bloquear la isla y, luego de treces tensos días Moscú decidió retirar sus mísiles.

 Esta crisis acercó peligrosamente al mundo al “armagedón nuclear”. Muchos ex presidentes norteamericanos han comparado ahora la amenaza nuclear de Rusia contra Ucrania con la crisis de los mísiles cubanos de 1962.

 La mayoría de los analistas se enfocan en la interacción en la crisis de 1962 entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, y con razón, estas dos grandes potencias tenían arsenales de armas nucleares, pero solo tocaban superficialmente a Cuba durante y después de la crisis.

Es un error

 Este es un error, y que ha tenido terribles consecuencias en el pasado, cuando las grandes potencias ignoraron la agencia de países pequeños, como Serbia, y el grupo terrorista serbio Mano Negra, cuyo asesinato de un archiduque desató una serie de eventos que desató la Primera Guerra Mundial.

Guillermo Sánchez, quien en aquel momento se encontraba en Cuba, alistándose para ir a la universidad a Estados Unidos, vivió uno de sus peores momentos en su vida, junto con su familia, porque la incertidumbre y el miedo se apoderó de ellos.

Las noticias eran pocas y, en las calles, había una represión sin antecedentes, porque hacía poco había pasado lo de la operación de Bahía de Cochinos, lo que desató la furia y la persecución del régimen contra todos aquellos que eran sospechosos. Así lo recordó Guillermo un joven de apenas 20 años en aquel entonces.

“Fidel Castro personalmente estuvo muy cerca el 27 de octubre de 1962 de iniciar la Tercera Guerra Mundial.  Quería en el fondo provocar un conflicto mundial mientras Kennedy y Khrushchev buscaban evitar la guerra”, aseguró Guillermo.

“Sábado negro”

«Mientras Khrushchev y Kennedy luchaban durante esos últimos días para resolver la crisis sin recurrir a la guerra, Fidel Castro estaba estimulando el conflicto militar. Castro, en la mañana del 27 de octubre, “Sábado Negro” del que seguimos escuchando, el peor, el día más peligroso, el más tenso de la Crisis de los Misiles,  ordenó que toda su artillería comenzara a disparar contra los aviones de reconocimiento estadounidenses al amanecer, de esa mañana del “Sábado Negro”, recordó.

“Fidel Castro dijo más tarde en el registro: “La guerra comenzó en esos momentos”. Y el comandante, uno de los generales soviéticos allí con la fuerza expedicionaria, el general Gribkov, dijo esencialmente lo mismo: “Nosotros, los comandantes soviéticos, desde los generales hasta los tenientes de la fuerza soviética, todos estuvimos de acuerdo en que el conflicto militar, comenzó esencialmente esa mañana”; 27 de octubre, “Sábado Negro”, Kennedy y Khrushchev estaban tratando desesperadamente de llevar esta crisis a un final pacífico, y Castro está avivando el abanico del conflicto. Esto era lo que se veía y se oía en la TV oficial”, reiteró.

“Fidel Castro fue tan persuasivo con sus homólogos militares soviéticos que más tarde ese día, el “Sábado Negro”, el U-2 fue derribado. Vimos anteriormente en el video que el U-2 fue derribado. Es muy interesante”, agregó. 

“Nikita Khrushchev creyó, creo que, hasta su muerte, que Fidel Castro había ordenado personalmente el derribo de un sitio soviético de mísiles tierra-aire, pues creía que Castro de alguna manera había sido responsable de ello”, insistió.

“El 27 de octubre de 1962, el mismo día en que Fidel Castro ordenó que la artillería disparara contra los aviones de reconocimiento estadounidenses, Krushchev recibió una carta del dictador cubano, que los historiadores llaman la carta de Armagedón, en la que pedía un primer ataque soviético contra Estados Unidos, en caso de una invasión estadounidense a Cuba”, añadió.

“Si ocurre una agresión de la segunda variante, y los imperialistas atacan a Cuba con el objetivo de ocuparla, entonces el peligro que representa una medida tan agresiva será tan inmenso para toda la humanidad que la Unión Soviética en circunstancias podrá permitirlo, o para permitir la creación de condiciones en las que los imperialistas pudieran iniciar también un ataque nuclear contra la URSS”, opinó.

“Afortunadamente, Kennedy y Khrushchev llegaron a un resultado pacífico, pero el régimen de Castro siguió protestando y no estaba contento con sus aliados soviéticos. El ensayo de Ernesto “Che” Guevara “Táctica y estrategia de la revolución latinoamericana”  fue publicado póstumamente por la publicación oficial Verde Olivo el 9 de octubre de 1968, y aún en esta fecha no solo era la visión de Guevara sino la oficial vista”, expresó ya más tranquilo al recordar toda esta pesadilla. 

“Aquí está el ejemplo electrizante de un pueblo preparado para sufrir la inmolación nuclear para que sus cenizas sirvan de base a nuevas sociedades. Cuando se llegó a un acuerdo por el cual se retiraron los mísiles atómicos, sin preguntar a nuestro pueblo, no nos sentimos aliviados ni agradecidos por la tregua; en cambio, denunciamos el movimiento con nuestra propia voz”, afirmó.

“En el mismo ensayo, el argentino Guevara muerto, sirvió como portavoz del régimen de Castro declarando: «Afirmamos, sin embargo, que debemos seguir el camino de la liberación, aunque pueda costar millones de víctimas de la   guerra nuclear», concluyó Guillermo al citar frases del ex combatiente muerto.

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish