LA DEMOCRACIA REGIONAL BAJO ASEDIO SOCIALISTA

Written by Adalberto Sardiñas

24 de enero de 2023

Desde la segunda mitad del pasado siglo, de forma incremental, el cerco contra los valores democráticos en la parte hispana, o latina, de nuestro continente, se ha ido cerrando más y más, en un nudo opresivo manejado desde La Habana, pero con raíces expansivas que ya abarcan a media docena de países de la región, otrora con limpios expedientes libertarios, y con notorio apego a los conceptos, e ideales, democráticos. 

Este movimiento de socavación conspirativa contra la libertad de esos pueblos, no ya por medios violentos de los tradicionales golpes de estado, sino por vía electoral, que, después, mediante enmiendas constitucionales, es alterado con o sin la aprobación de sus ciudadanos, para convertirlo en la nueva táctica engañosa y fraudulenta, conducente a un sistema importado, impulsado por la combinación socialista castro-chavista. 

El ambiente político latinoamericano ha entrado en un descarrilado proceso de inestabilidad, donde países, social, y económicamente estables, como Chile y Colombia, han decido apartarse de la alianza conservadora acostumbrada, buscando nuevas experiencias en modelos ajenos a nuestros inveterados modos culturales. 

Chile, en tiempos no distantes, gozaba de una economía tan sólida, que se proyectaba como el primer país latinoamericano que abandonaría el tercermundismo, para ingresar al universo próspero del Primer Mundo. Pero esa potencial realidad se vino abajo, en efecto, comenzó a desmoronarse en 2019, cuando el vandalismo descontrolado se apoderó de las calles de Chile, dejando astronómicos destrozos con miles de millones de dólares en pérdidas.

Como si fuera poco, el ascenso al poder de grupos de definidas tendencias ideológicas socialistas y comunistas, despertó el entusiasmo por substituir la existente constitución, vigente desde 1981, con una nueva, modelada al estilo socialista, que, al ser rechazada por los votantes, por un amplio margen, lanzó a las calles a miles de izquierdistas manifestantes frustrados por su fracaso en las urnas. 

Éste, fue el último capítulo en los tres años del drama chileno de disturbios y descalabros que ya va minando su economía.

Colombia, es otro caso de probable desestabilización, al resultar electo Gustavo Petro, antiguo guerrillero, y declarado marxista, que, al comenzar su mandato como presidente, se apresuró a normalizar sus relaciones con la dictadura venezolana, y alimenta una ambición, compartida con Argentina, Brasil y México, de formar una alianza para eliminar a la OEA y minar la influencia de Estados Unidos en la región.

Argentina, un desastre político-económico, envuelto en escándalos de toda índole, incapaz de pagar sus deudas, siempre viviendo de prórroga en prórroga con el Fondo Monetario Internacional, se agazapó, con inaudita desfachatez, bajo el fétido manto de Rusia y China, para ver qué les puede sacar, sospechando que el FMI no estará dispuesto a seguir echando dólares en el saco sin fondo que es esa nación.

Para seguir el desfile de los rebeldes, con, o sin causa, Brasil acaba de retornar a la presidencia a Inacio Lula da Silva, un consumado socialista, ultracorrupto, cuyo oficio como presidente fue tan deshonesto, que terminó en prisión por sus transgresiones.

Pero, quizás, el más notable y consecuencial de los virajes hacia el socialismo en Latinoamérica radique en México, por su proximidad geográfica con Estados Unidos, y la intención de su presidente, López Obrador, de liderar un cartel político de tendencia socialista, hostil hacia su vecino del norte, con el que comparte una frontera de 1,950 millas. 

Es una realidad palpable que, a través de Latinoamérica, la democracia está siendo retada, en métodos y modos, no vistos en muchos años. En Perú, el presidente Pedro Castillo, comunista, intentó interrumpir el sistema institucional, fue destituido, y sus seguidores, mayormente indígenas empobrecidos, se lanzan a las calles en demostraciones violentas, exigiendo su restitución al poder.

En varios países del área, partidos políticos del centro, se han derrumbado, cediéndole el camino a partidos marginales, emanados de movimientos radicales, que, subsecuentemente, terminan instalando estados absolutistas, despóticos y absorbentes, conculcadores de todo derecho individual. 

Pero ¿por qué se produce este giro contra la democracia en nuestro vecindario?

En la interpretación del poder pensante de la izquierda liberal, el descontento de los pueblos de esta parte de América, centro, sur y norte, exceptuando a USA y Canadá, se debe a una profunda frustración. La gente está cansada de la política, nos dicen. De los gobiernos y de los políticos que usan el poder para avanzar sus propios intereses sin proveerles los beneficios esenciales como pensiones adecuadas y servicio médico eficiente y costeable. 

¿Es todo esto cierto? Probablemente sí, hasta cierto punto.

Mas, en el otro extremo del espectro político, la escuela de pensamiento opuesto nos formula preguntas interesantes.

Suponiendo que en las naciones de sistema democrático las cosas sean tan deplorables, ¿por qué buscar la alternativa en un sistema históricamente fracasado, infinitamente peor, con recientes ejemplos a la mano, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, donde reina la penuria y la extrema pobreza, con el inhumano agravante de la falta de libertad?

¿No viven mejor y en plena libertad, los ciudadanos de Uruguay, Santo Domingo y Costa Rica que aquellos residentes en países socialistas o comunistas?

Ante esta paradoja que confronta una buena parte de nuestro continente, un tanto desorientada por el auge del populismo, existe la vía pragmática de la moderación, guiada por una prudente información, que permita a esas naciones escoger a sus mejores líderes, sin sacrificar sin mejores intereses, y, sobre todo, sus inalienables derechos.

BALCÓN AL MUNDO

La euforia demócrata por los documentos de alta seguridad extraídos de la Casa Blanca por el expresidente Donald Trump, les duró poco. Ahora su propio presidente, Joe Biden, se encuentra en el mismo predicamento. En su antigua oficina cuando era vicepresidente, en el garaje de su casa, y quizás en otro lugarcillo, de algún insospechado closet, aparecieron un número de documentos que, al igual que Trump, no debieron estar en sus respectivas posesiones, sino en el Archivo Nacional.

Cogidos en falta, los edecanes de Biden, como antes los de Trump, están revoloteando, buscando y rebuscando excusas, más o menos parcialmente creíbles, para justificar la aparición de esos documentos de alta seguridad, en los lugares donde nunca debieron estar.

La justificación más tonta y fútil, es aquella propagada por funcionarios de la Casa Blanca, de que “no puede haber comparación entre los dos casos, porque Biden se llevó muchos menos documentos que Trump”.

A mí se me ocurre una fábula hereje, sin moraleja, aplicable a ambos casos, que la dejo a la interpretación del lector, que, probablemente, sea más sagaz al interpretarla que el que la escribe:

Un hombre, (omito cualquier adjetivación) entra a un banco y roba $20,000. Otro hombre, igualmente entra a otro banco a dos bloques de distancia y roba $100,000.

¿Merece el primer hombre un castigo menor, porque la cantidad robada fue inferior, siendo la ley específica en la clasificación del delito?

*****

La población china se encoge. El año pasado nacieron un millón de chinos menos que en el 2021. Este descenso demográfico tendrá serias repercusiones en el futuro económico chino y ayudará a disipar los sueños de desplazar a Estados Unidos como la primera potencia económica mundial.

*****

En California, ha llovido copiosamente, bueno, torrencialmente, por tres semanas consecutivas, dejando a su paso inundaciones, desbordamiento de ríos, y un sinnúmero de calamidades, pero la sequía, que viene afectando al Estado por 5 años, continúa. Se necesitan 3 tormentas, de igual intensidad que las recientes, para traer los reservorios a su nivel promedio.

El problema es que el gobierno estatal, que derrocha billones en proyectos de menor cuantía, ha ignorado la apremiante necesidad de construir nuevos reservorios para la captura y almacenamiento de agua, mientras que el 40% de la lluvia que recibimos corre hacia el Océano.

*****

En su villa de Roma, a los 95 años de edad, muere la leyenda del cine italiano, Gina Lollobrigida. Comenzó su carrera artística después de la Segunda Guerra Mundial, alcanzando fama internacional en la década de los 50s.

De las grandes estrellas italianas de la post guerra, queda ahora Sofía Loren, que cuenta con buena salud, a sus 88 años.  

Temas similares…

SANGRE EN LAS CALLES

A los instigadores de los disturbios en Perú, se les están consumando los planes al pie de la letra. La sangre...

20 años sin Kid Gavilán

20 años sin Kid Gavilán

Este 13 de febrero se conmemora el veinte aniversario del fallecimiento del reconocido boxeador cubano Kid Gavilán....

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish