JORGE SANGUINETTY EXPLORA EL FUTURO DE LA ISLA

Written by Libre Online

11 de agosto de 2021

¿QUÉ LE PUEDE ESPERAR A CUBA TRAS LA LLEGADA DE LA ERA DEMOCRÁTICA?

El profesor y analista económico Jorge Sanguinetty futurizó que Cuba de cara a la apertura democrática deberá centrar sus metas en consolidar su economía y su política para lograr los éxitos, al igual que los alcanzados por la ma-yoría de países, que son regentados por auténticas constituciones republicanas.

Sanguinetty advirtió que tras el hundimiento del comunismo en la isla, hacia un futuro no muy lejano, Cuba deberá arrancar por hace cumplir las reglas encaminadas a garantizar instituciones como los derechos de propiedad, la seguridad de los contratos y la libertad de comercio, entre otras.

“Pero también deberá insistir en librar una competencia entre las empresas y evitar o regular el mono-polio. No cualquier forma de capitalismo es equivalente a una economía de mercado. Una verdadera economía de mercado ofrece la más amplia gama de oportunidades económicas “, insistió.

“Y lógicamente también de parti-cipación por medio de un sistema basado en las libertades individuales y derechos civiles que le permiten al individuo emplearse donde prefiera, consumir libremente lo que sus recursos le permitan, vivir donde escoja y, comprar y vender sus propiedades”, resaltó.

“Esto porque las economías de mercado más prósperas y dinámicas han sido y siguen siendo aquéllas que operan en el seno de las sociedades democráticas donde todos los ciudadanos disfrutan amplios derechos civiles y libertades individuales”, aseguró.

“En Cuba, cuando sea posible introducir reformas profundas, las condiciones pueden llegar a ser especialmente difíciles, dependiendo de qué clase de equipo de gobierno suceda al régimen vigente de poderes unipersonales”, aclaró.

“Entre los obstáculos que pueden esperarse se encuentra la oposición de muchos por razones que van desde la incomprensión y el temor a la economía de mercado hasta los prejuicios ideológicos e intereses creados de tipo particular o partidista”, persistió el profesor universitario Sanguinetty.

“Sin embargo, es de especial interés en este análisis determinar qué factores, además del montaje mismo de una economía de mercado y de la bondad de las políticas macroeconómicas, pueden ser necesarios para que esa economía produzca el desarrollo que todos esperan”, sostuvo.

“Por eso el pilar futuro de la economía cubana deberá centrarse en las empresas de todo tipo, manufactureras, agrope-cuarias, comerciales, de servicios, energéticas, o de transporte son los núcleos productores de la actividad económica de una sociedad”, enfatizó el analista económico.

“Y finalmente deberán emprenderse medidas para tomar en Cuba para instalar una economía de mercado”, concluyó el analista quien advirtió que deberá haber una posible transición cubana con conclusiones que puedan extraerse de interés para los diversos estamentos de la ciudadanía cubana y otros agentes interesados en lo que suceda en el postcastrismo”.

Pero también, en el campo político, advirtió también que deben montarse los mecanismos que conduzcan a la formación de partidos políticos y lí-deres que alienten el cambio mirando hacia la Cuba del futuro.

“Cuba, actualmente, está en un desierto institucional. Lo increíble es que este país sigue dependiendo culturalmente del caudillismo. No podemos desarrollarnos en grupo. Y necesitamos por eso un líder. Hay que analizar cuando Cuba sea libre y cuando Cuba se deshaga del go-bierno comunista actual. Además, en la isla nunca ha habido un partido político definido ni siquiera en la vida republicana” insistió.

“Las salidas políticas tiene que armarlas los mismos cubanos. Nadie, además, sabe lo que va a pasar en Cuba en el futuro. La libertad no vendrá regalada. Y menos viviendo de metáfora en metáfora. El futuro es incierto. Es como entrar en un casino a oscuras. Va a haber de todo pero nadie sabrá jugar”, quiso insistir de nuevo durante su intervención en la Cuarta Convención de la Cubanidad.

“Cuando cayó Batista todo el mundo pensó que todo iba a cambiar. Pero eso fue un error porque vino Castro y se aprovechó de todo ese momento y monto, sin saber el país, en poco tiempo el comunismo tras engañar al pueblo increíblemente. La libertad no será regalada”, denunció.

“Se necesitan organizaciones. La elección más importante es la expe-riencia de la revolución americana y por eso debemos estudiar qué pasó en Filadelfia en el siglo XVIII y si estamos pudiendo cubrir eso. Y en Cuba que haya acuerdos. Y distintas fuentes de pensamiento. El apoyo de EE.UU. ha sido marginal. Estamos esperando que Washington haga algo maravilloso y, siempre, estaremos dependiendo de Washington”, enfatizó.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish