JAN Y CUJE. Se esfumó antes de que comenzara a funcionar

Written by Libre Online

19 de diciembre de 2022

Por Roberto Luque Escalona

Serían capaces de votar por el mismo Satanás si ese personaje pudiera postularse contra Trump en el 2024. No son los únicos; sólo los peores.

*La mayoría senatorial demócrata, el 51-49 que tan felices los hizo, se esfumó antes de que comenzara a funcionar. La senadora por Arizona Krysten Selena se apeó del burro y se declaró independiente.

*Mientras, Bernie Sanders, el viejito ñángara de Vermont, está muy preocupado, con la posibilidad de que Biden no se postule en el 2024. Así está el Partido Demócrata, que necesita postular al que quizás sea el peor Presidente en la historia de América porque no tiene otro candidato mejor.

*El canje de Brittney Giner por un traficante de armas, dicen que el mayor en ese ramo, un pez realmente gordo ligado a la KGB fue bien recibido por muchos debido, supongo, a las simpatías que despiertan las estrellas deportivas, pero lo cierto es que canjear a un delincuente de ese nivel por alguien condenado por tenencia de marihuana me parece un trato esquelético; y no me pregunten en qué consiste el Trato del Esqueleto porque no puedo decírselo. 

El canje no ha tenido una aprobación unánime ni mucho menos. Incluso en el propio Partido Demócrata ha habido críticas, como las del senador Bob Menéndez, que fue particularmente dura.

*Aunque Brittney Giner fue condenada en Rusia por tenencia de marihuana, parecería que los políticos rusos no son ajenos al consumo de la yerba. Un diputado de la Duma, el parlamento ruso, parece empeñado en recuperar Alaska, vendida por Rusia a Estados Unidos hace 155 años. Semejante delirio hace parecer lógica la por lo demás absurda invasión de Ucrania.

*¡Qué gente tan mezquina son algunos RINOs! Sobre todo, los que han convertido el odio a Donald Trump en su razón de ser, como Liz Cheney y Mitt Romney. Serían capaces de votar por el mismo Satanás si ese personaje pudiera postularse contra Trump en el 2024. No son los únicos; sólo los peores.

*En Perú se ha armado la de Dios es Cristo por la deposición y detención del Presidente Pedro Castillo, El Del Sombrero. Ya son seis los muertos en la región de la Sierra, de mayoría india y mestiza.

*Como no los envidiábamos, los cubanos solíamos simpatizar con los argentinos. Gardel era un ídolo para muchos, a pesar de que nunca estuvo en Cuba, y otros artistas llegaron y se quedaron, no vegetando, sino en plan de estrellas, como José Biondi y Luis Aguilé. Luego vino el Che Guevara y su actuación provocó el rechazo a sus compatriotas en algunos. No en mí. Estoy feliz con el desempeño del equipo argentino en la Copa del Mundo. Les deseo lo mejor a Messi y a sus jóvenes compañeros, de los que sólo conozco a DiMaría, y a Otamendi. La tienen difícil con el equipo francés, es decir, con la selección africana reforzada con algunos franceses.

*Hablando de franceses, de los cuarenta mil que había en Saint Dominge a fines del siglo XVII, unos diez mil escaparon con vida cuando los esclavos se rebelaron y convirtieron a la rica colonia en un matadero de gente y luego en un peladero llamado Haití. Casi todos los sobrevivientes huyeron a Cuba y se establecieron en el sur de la provincia de Oriente. De ellos, hubo dos que emigraron a Europa y alcanzaron allí cierta notoriedad, aunque de muy distinta índole. 

Paul Lafarge, médico, se casó con Laura Marx, hija de Karl. Por cierto, durante el noviazgo, el padre de Laura y del marxismo sorprendió varias veces al médico criollo “con las manos en la masa”, lo que le provocaba gran irritación. La pareja terminó casándose, pero algo anduvo mal, muy mal, porque el matrimonio terminó en un pacto suicida.

Del otro franco-cubano no recuerdo su nombre, sólo su apellido, Lasquerdette. A diferencia de Lafarge, dedicado  a curar, Lasquerdette se dedicaba a matar. Espadachín excepcionalmente hábil, vivía de alquilar su espada. Cuando alguien quería matar a un enemigo sin enfrentar la justicia, contrataba a Lasquerdette, que buscaba al sujeto, lo insultaba, se hacía abofetear por él y luego lo retaba a duelo, escogiendo él las armas, porque había sido abofeteado. Luego, en el duelo, lo mataba.

*Para terminar, una curiosidad castrista. Francisco Repilado, Compay Segundo, formó con Lorenzo Hierrezuelo, Compay Primo, el renombrado dúo Los Compadres. Mucho después fue parte del hoy olvidado grupo Buenavista Social Club, invento de un americano vivo, que tuvo su minuto de fama con el auspicio de la izquierda, sobre todo la española. Pues bien, muerto Compay Segundo, el gobierno castrista, ya sin Castro, le construyó una tumba lujosa en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. El monumento funerario está situado entre el mausoleo de Martí y el seboruco que guarda los restos de Fidel Castro.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish