JAN Y CUJE. La Revolución caramba

Written by Libre Online

28 de marzo de 2023

De aquellos que fueron sus hacedores, quedan pocos, muy pocos. Raúl Mirabal -o lo que sea- Ruz no parece tener ningún apuro en morirse, Ramiro Valdés, el Cosaco Loco, como lo llamaban cuando era joven no sé en qué anda, si es que anda en algo. Guillermo García se dedica a criar gallos de pelea, que es lo único que sabe hacer; José Ramón Machado Ventura, otro nonagenario…

*Posible encausamiento de Jane Fonda, Hanoi Jane, por incitar al asesinato de los que se oponen al aborto. Ana Paulina Luna, congresista demócrata por Florida, de origen mexicano, quiere encausarla. Lo que dijo Hanoi Jane en The View es incitar más que al asesinato, al genocidio.

*Trump listo para enfrentar el corrupto sistema judicial de New York. Alvin Bragg, el fiscal a cargo, tiene fama, al parecer bien ganada, de ser un paniaguado de George Soros, el Enemigo Público #1 de América. No creo que lo consiga, pero está haciendo lo mejor que puede para complacer a su patrón. Si el proceso llega abrirse, Trump lo va a poner como un zapato viejo.

*Wild West: Así se le llamó durante el siglo XIX. Era realmente “wild”. Pero en el siglo XXI la salvajina se ha mudado en gran parte a la costa atlántica, con New York, y a las orillas del lago Michigan, con Chicago, ciudades convertidas en los establos favoritos del Burro. En el New York de Vito Genovese y el Chicago de Al Capone se cometían menos crímenes. Mientras, lo único que permanece Wild en el West es la costa del Pacífico. Recuerdo, hace treinta años, recién llegado a América, cuando entré en la estación de trenes de Oakland y la peste me golpeó las narices. Era peor que en las estaciones de ómnibus de Cuba, porque allá la pestilencia se limitaba a los baños públicos, mientras que en la de Oakland estaba en todas partes.

*Un presidente atarantado y una vicepresidente loquilambia marcan el punto más bajo alcanzado por un gobierno americano desde que existe América. Imagínense lo que hubiera sucedido cuando las muertes de Lincoln, Garfield, Cleveland, Harding y F.D. Roosevelt si hubieran sido sustituidos por alguien como Kamala Harris.

*Más que divididos, enemistados por cuestiones religiosas, los musulmanes chiitas de Irán y los sunnitas de Arabia Saudita han decidido postergar ese diferendo y hacer las paces. Una paz destinada a la guerra, a la guerra contra Israel. Creo que pronto veremos a la aviación israelí atacando el complejo nuclear de los ayatolas iraníes.

*La Revolución, caramba. De aquellos que fueron sus hacedores, quedan pocos, muy pocos. Raúl Mirabal -o lo que sea- Ruz no parece tener ningún apuro en morirse, lo cual estoy lejos de criticar. Ramiro Valdés, el Cosaco Loco, como lo llamaban cuando era joven y usaba un gorro de astracán, no sé en qué anda, si es que anda en algo. Guillermo García se dedica a criar gallos de pelea, que es lo único que sabe hacer; José Ramón Machado Ventura, otro nonagenario, nunca fue otra cosa que un piojo en las barbas de Fidel o en la cola de caballo de Raúl. En suma, que aquel país que parecía destinado al Primer Mundo y hoy se hunde en el Tercero ha quedado como patrimonio de unos sujetos que andaban a gatas o ni siquiera habían nacido cuando Batista fue derrocado. Atrincherados en el poder, tienen lo que necesitan, un eficaz aparato represivo. Bueno sería que Alejandro Castro Espín, mostrara por fin lo malo que dicen que es y escabechara a unos cuantos de la cúpula desgobernante. Eso no resolvería los males de Cuba que, mucho me temo, no tienen remedio, pero la sangre de los malos nunca se derrama en vano. Además, me darían temas para escribir. Por otra parte, ya es tiempo de que Alejandro el Tuerto haga valer su mala fama. Se dice que lanzó al vacío a su tío Fidel Castro Díaz-Balart y que tuvo que ver con el cáncer que mató a su abusivo cuñado, pero esos son rumores sin posible confirmación.

*Más de una vez les he dado lata con el Santísima Trinidad, el barco más grande del mundo desde que fue botado al agua en La Habana en 1769 hasta su hundimiento en la batalla de Trafalgar en 1805, y les he hablado de un cuadro que lo representa saliendo de la bahía habanera, cuadro que está en un salón de actos de la Universidad de Miami. Pues bien, hay un proyecto-de lenta andadura- para rescatar sus restos. Si se materializara, lo que no es fácil, y Cuba estuviera libre de comunistas, lo que tampoco fácil es, algo del gran navío debería ser donado a Cuba para exhibirlo en uno de los patios de La Cabaña, fortaleza construida casi al mismo tiempo que el llamado “Escorial de los Mares”.

– Eso es una baja mental- dice el Moro Capetillo.

-Usted cállese, que nadie le dio vela en este entierro- contestó.

*Tome nota de las reacciones de los políticos republicanos en torno al intento de procesar a Donal Trump. El que no apoye a Trump en esta circunstancia, ese es un RINO, a Republican In Name Only. El circo montado por el fiscal Alvin Bragg, ese cachanchán de George Soros, que gastó un millón de dólares en su campaña, es demasiado infame para ser visto con indiferencia.

El mofletudo fiscal neoyorkino anunció para el pasado martes el encausamiento de Trump, pero algo lo detiene. Quizá espere instrucciones de Soros. Lo cierto es que, si el viernes 31 de marzo no se decide a actuar, no podré comentar en este J&C la mayor infamia que se haya podido cometer contra un expresidente americano.

*Los rusos nunca han sabido lo que es la libertad. Una excepción, relativa, serían los cosacos, que no se definían a sí mismos como rusos y a los que Stalin se encargó de desaparecer. Putin no es Stalin, pero Rusia sigue siendo Rusia, de modo que en situaciones de excepción más vale andarse con cuidado. Una guerra sin éxitos es precisamente ese tipo de situaciones. Así vemos como, de vez en cuando, un oligarca ruso se cae de un balcón, luego otro, como si los balcones fueran lugares peligrosos para los rusos oligarcas que no se muestran contentos con la guerra de Ucrania. Ahora le tocó a un músico también descontento que no se cayó de un balcón, sino que se puso a caminar sobre el Volga helado, el hielo se rompió y …. En fin, que si a usted no le gusta cómo van las cosas con Ucrania, haga como las cantantes del grupo Pussy Riot y váyase al extranjero a rumiar su disgusto. Hay que ser muy olvidadizo para no recordar que antes de ser presidente de Rusia, Vladimir Putin fue un alto oficial de la KGB.  

Temas similares…

Centenario de Roberto Ledesma

Centenario de Roberto Ledesma

En los próximos días, el admirado cantante cubano Roberto Ledesma cumple 100 años de edad. Nacido en La Habana el 24...

0 comentarios

Enviar un comentario