JAN Y CUJE. Che, vos nunca dejaste de ser argentino

Written by Libre Online

3 de enero de 2023

Por Roberto Luque Escalona

Che, vos nunca dejaste de ser argentino

Este delirio se me ha ocurrido viendo en la televisión las celebraciones en Buenos Aires por la victoria en la Copa del Mundo

*Si Ernesto Guevara resucitara y viniera a encontrarse conmigo, que Dios no lo permita, lo saludaría con estas palabras. mezcla del hablar argentino con el cubano.

-Che, vos nunca dejaste de ser argentino, tenés un pase a tierra que no es fácil.

Este delirio se me ha ocurrido viendo en la televisión las celebraciones en Buenos Aires por la victoria en la Copa del Mundo. ¡Qué gente tan loca! Quizás esa sea la causa que le ha impedido a Argentina llegar a ser lo que debió haber sido, lo que parecía que iba a ser en la primera mitad del pasado siglo.

*Un detalle de la final de la Copa del Mundo que olvidé consignar, aunque era sumamente llamativo. Fue un choque racial. De un lado los blancos argentinos; del otro, los negros franceses, reforzados con algunos blancos y dos mulatos, Varane y Mbappé. Si yo fuera un liberal americano, lo que por suerte no soy, diría que el resultado no fue políticamente correcto.

*Acabo de enterarme que la esperanza de vida en los Estados Unidos ha bajado a 76.4 años, lo  que no deja de preocuparme porque esa cifra significa que estoy casi 10 años sobregirado; o sea, que en cualquier momento la Flaca de la Guadaña me puede sacar tarjeta roja.

*En realidad, yo he hecho en mi vida casi todo lo que me propuse hacer. Sólo me faltó matar a Fidel Castro. Como tengo una imaginación orientada a la violencia, en vida del sujeto elaboré tres planes magníficos para su tránsito al infierno. Dos de ellos eran excesivamente caros y el tercero planteaba una gran dificultad, que era conseguir un homosexual dispuesto a convertirse en Salvador de la Patria disparándole desde el balcón de un edificio aledaño al Estadio del Cerro cuando el sujeto asistiera a un juego. El prócer- porque como un prócer hubiese pasado a la Historia- debería ser gay porque estaría viviendo allí como pareja del cronista deportivo Rubén Rodríguez,  que era homosexual. La homosexualidad del matador tenía que ser auténtica, que los del G-2 no se chupan el dedo. 

Antes de matar a Guarapo -así le decían entonces por su obsesión azucarera- debía matar antes al guardia que situarían en el balcón del apartamento. Cuando el susodicho asistía a un juego, en todos los balcones del inmueble situaban un guardia y además drogar a Rubén para que los segurosos que irrumpieran en el apartamento después del disparo liberador no lo tomaran por cómplice y lo destimbalaran.

Era un buen plan, aunque implicaba la gran dificultad de encontrar un homosexual dispuesto a ejecutarlo. Lo concebí cuando me enteré que Rubén Rodríguez vivía en un apartamento con vista al estadio, en el único edifico que sobresale por encima de las gradas, el que está situado en la esquina de Consejero Arango y Amenidad.

 Sucedió que a Rubén le dio un infarto y dejó de trasmitir durante su convalecencia. Un día, sus compañeros de la radio lo llamaron antes de comenzar el partido. En la conversación le preguntaron si extrañaba los juegos y Rubén contestó que los veía desde su balcón. Fue entones que concebí la idea del homosexual patriota que se las arreglaría para convertirse en  pareja de Rubén, mudarse con él,  esperar a que el objetivo asistiera a un  juego y… ¡Bang!

Mis otros dos planes eran igualmente buenos, pero hubiesen costado millones. Sólo la Fundación hubiese podido financiarlos, pero a Jorge Mas Canosa no se le podía ni hablar de eso. 

Cierta vez, iba yo por el Dolphin Expressway en el carro de Roberto Martín Pérez, un hombre de la Fundación, cuando le dije que lo único razonable que se podía hacer con Fidel Castro era matarlo. La respuesta fue un silencio ensordecedor. 

En fin, que todos estos planes sólo sirvieron para argumentos de mis novelas Lorenzo y el Cordero del Diablo y Los hombres de Don  Álvaro, que, por cierto, están muy buenas.  

*El calentamiento global, producto del cambio climático, es  cada vez peor. Ahora mismo, los Estados Unidos, de los Grandes Lagos al Río Grande, está bajo una ola de frío polar sin precedentes que ha provocado más de 60 muertes, dislocado el tráfico aéreo y estropeado los planes navideños de millones de americanos. Lo dicho, el calentamiento global en su máxima expresión.

*Se retiró Juan -o Joan, como a él le gusta llamarse- Manuel Serrat. Hace años que debió hacerlo, desde que dejó de componer canciones de calidad a partir de su oda a los asesinos Montoneros, aquellos implacables terroristas que colocaron una bomba en la casa de un general, bomba que no mató al general, sino a una hija suya.

Después de eso, Serrat compuso una canción que incluía los siguientes versos.

Miro al cielo buscando inspiración 

Pues nada me gusta más que hacer canciones

Pero las musas han pasao de mi

Andarán de vacaciones.

No andaban de vacaciones. Se habían ido para no volver, que a las musas no les gusta que se les cante a los asesinos.

Como cierre, en mi recuerdo dejó un verso que me amarga la vida siempre que me viene a la mente:

“Nada más amado que lo que perdí”.

*Terminó el 2022, el peor año de mi vida, marcado por la pérdida de Ana, con mi hijo destacado en Polonia, o sea, junto a Ucrania, y Cuba hundiéndose en una miseria que hubiese parecido inimaginable antes de la toma del poder por Fidel Castro y su pandilla de rufianescos guaricandillas.  

*Apenas unos días y ya no tendremos de speaker a Nancy Pelosi, The Wicked Wicht of the West.  “Algo es algo”, dirá el Diablo, y cargará con ella. Con el Congreso en manos republicanas le será más difícil a la pandilla demócrata su tarea de demolición de América. Kevin McCarthy, el nuevo Speaker, parece ser un hombre combativo.

*En un confuso incidente en Springfield, Missouri el Día de Navidad, un auto embistió el SUV en que viajaba el Presidente Trump. ¿Error de conducción o intento de asesinato?  Más nos vale a todos que sea lo primero, que lo segundo, de tener éxito, hubiese provocado una segunda Guerra Civil. Con su eficacia gubernativa, Trump no les dejó otra opción que el fraude electoral, que les será difícil repetir. Las campañas de odio nunca traen nada bueno y los del Partido de Burro parecen empeñados en justificar el haber tomado como símbolo al animal que los representa.

Temas similares…

Centenario de “La Faraona”

Centenario de “La Faraona”

Este mes se conmemora el centenario del natalicio de la cantante y actriz española Lola Flores. Nacida en Jerez de la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish