JAN Y CUJE

Written by Libre Online

18 de abril de 2023

Por Roberto Luque Escalona

Entre las curiosidades cubanas está la proliferación de apellidos británicos. Una calle de La Habana se llama O’Reilly, y no por gusto. Está: Finlay, la dinastía de los Márquez-Sterling, Nicanor McFarkland o McPartland -Julio Antonio Mella-, Antonio Guiteras Holmes, Oscar Gangs, Guillermo Belt, Ramiro Gómez Kemp…



*El fiscal Alvin Bragg está pagando el precio de la celebridad mal habida. Su desempeño en las causas criminales ha sido algo así como caritativo con los delincuentes acusados y como Bragg se ha convertido en un personaje público por estar a cargo del proceso contra Trump, tal actitud ha salido a la luz pública. Antes sólo se sabía que George Soros había contribuido a su campaña quien parece muy interesado en que las calles de América se pueblen de delincuentes.

*Del proceso contra Trump bien podía surgir uno contra Hillary Clinton por fabricación de acusaciones falsas en torno a Trump y los rusos. Si se procesa a un expresidente, algo que jamás había ocurrido, también se puede procesar a una ex Primera Dama, con la diferencia de que, en el caso de Hillary Clinton, las acusaciones serían ciertas y fáciles de probar. Me encantaría ver a esa dama vestida de anaranjado.

*La recaudación de fondos para la campaña presidencial de Trump se ha disparado luego de su procesamiento. Anda por los 10 millones en la primera semana.

*Entre las curiosidades cubanas está la proliferación de apellidos británicos. Una calle de La Habana se llama O’Reilly, y no por gusto. Está: Finlay, la dinastía de los Márquez-Sterling, Nicanor McFarkland o McPartland -Julio Antonio Mella-, Antonio Guiteras Holmes, Oscar Gangs, Guillermo Belt, Ramiro Gómez Kemp, Armando Hart, José Westbrook, Juan Clark, Ricardo Villar Kelly, los arquitectos Herwin Romney y Bill Brown, los O’Farrill – Chico, el trompetista. y Ela la compositora-, los escritores, Bonifacio Byrne y su pariente el periodista Hugo Byrne, Calvert Casey, Miguel Cossío Woodward y Daniel Iglesias Kennedy, los actores Salvador y Patricio Wood, Bobby Fuller-muchacho holguinero fusilado por la tiranía; los Hedges, fundadores de la Textilera Ariguanabo, y los McFarland, de la metalúrgica de Sagua la Grande, no eran sólo inversionistas; sino que vivían en Cuba.

Al general mambí Henry Reeve le llamaban el Inglesito, pero lo cierto es que era nativo de Brooklyn. Ernest Hemingway fue durante más de 20 años, la tercera parte de su vida, el residente más famoso de la Isla.

*El expresidente, Obama parece haber generado un gran disgusto entre los habitantes de un barrio de negros pobres de Chicago por su proyecto de construir allí un centro conmemorativo en su honor, lo cual ha hecho subir los alquileres.

*El Dalai Lama, el exiliado líder espiritual de los budistas tibetanos, está en problemas por pedirle a un niño que le chupara la lengua durante un acto público, eso, después de besarlo en la boca. El Dalai Lama tiene 87 años, sólo uno más que yo. Me pregunto si alguna vez her Alzheimer incursionará de igual manera en mi cerebro. Aunque mis abuelas Rafaela Báster y María Borja, de 96 y 97 años, respectivamente, murieron sin que el citado alemán las pusiera a hablar o a cometer disparates.

*El canallesco proceso contra Donald Trump podría facilitar uno similar, pero serio, contra Hillary Clinton por promover a todas luces falsa acusación de que la candidatura de Trump estaba ligada a los rusos. Esta señora es la persona que más ha delinquido impunemente en la historia de América.

Desde los ya lejanos tiempos en que Vil Clinton era Gobernador de Arkansas comenzaron a morir personas relacionadas con los negocios de la pareja. El número de muertos por suicidios o asesinatos sin resolver no ha dejado de aumentar desde entonces.

*Un tornado arrasa el poblado de Rolling Fork, Mississippi, con un saldo de 26 muertos. Toda una tragedia de suficiente magnitud como para que el presidente acuda al lugar del desastre. Pero… siempre hay un “pero” con este viejito. Al dirigirse a los pobladores se hace un lío y en vez de Rolling Fork llama al pueblo “Rolling Stones”. No lo llamó “Beatles” porque Dios es Grande. 

*Vivir durante treinta años bajo un gobierno de asesinos y ladrones siempre deja huellas; quizás sería mejor decir cicatrices. Pero también tienen como secuela una disposición a estar alerta ante el crimen disfrazado de accidentes. A los tres catastróficos accidentes ferroviarios de las últimas semanas ahora se suma una terrible explosión en una instalación ganadera del suroeste de Texas. Se trata, o se trataba, porque ha quedado destruida, de una especie de lechería gigantesca que albergaba miles de vacas lecheras. La explosión fue espantosa, el humo que ha generado puede verse a cien kilómetros. Se trataba de un tipo de explotación lechera del que yo no tenía noticias, cuya magnitud me ha sorprendido. Lo que me resulta imposible imaginar es qué puede haber provocado semejante explosión en una instalación de ese tipo, como si la leche fuese un líquido inflamable. En Cuba había muchas, muchísimas lecherías y nunca supe de un accidente ni remotamente parecido. Las pérdidas son enormes, 20,000 vacas muertas, cada una valuada en dos mil dólares, es una montaña de dinero. Víctimas humanas sólo hubo una; está vivo, pero en estado crítico.

Yo, que estoy de vuelta de una larga y forzada convivencia con gente mala, pienso en alguno de los sujetos que el terrorismo internacional seguramente ha infiltrado aprovechando la “frontera abierta” permitida o promovida por Joe Biden.

*En cuanto a la invasión de inmigrantes ilegales más que tolerada, yo diría que auspiciada por el gobierno de Biden, esa gente, si permanece aquí y en algún momento, al cabo de los años, obtiene la ciudadanía, harían inútil las elecciones. Como decía Fidel Castro en el 59, “elecciones para qué”. Imposible ganarle una elección al Partido Demócrata si se produce un cambio demográfico de suficiente magnitud. Esos ya no serían los Estados Unidos de América de los Padres Fundadores originales. Habría nuevos Padres Fundadores, Biden, Los Obama, los Clinton. George Soros ya estaría muerto, pero el hijo heredaría su gloria; para que lo vayan conociendo, se llama Alexander.

No Alexander the Great, but Alexander the Great Son of a Bic..t.

En tales circunstancias, hipotéticas, pero posibles, quizás la única salvación para los hombres libres de América sería eso que la congresista Marjorie Taylor Greene ha llamado “el divorcio”, o sea, la división del país.

Temas similares…

Recordando a Bienvenido Granda

Recordando a Bienvenido Granda

Bienvenido Granda fue uno de los cantantes más queridos de Cuba. Granda nació el 30 de agosto de 1915 en La Habana....

0 comentarios

Enviar un comentario