JAN Y CUJE

Written by Libre Online

26 de marzo de 2024

Roberto Luque Escalona

*Cuando Sonia Sotomayor fue nombrada para formar parte de la Corte Suprema declaró ser superior por su condición de mujer y latina, lo que provocó que me burlara de su absurda arrogancia y la llamara “la Latina Sabia”. Ahora no puedo insistir en la burla: está enferma y, al parecer, deberá renunciar al cargo.

*A pesar de su pésimo desempeño, que lo han situado, según algunos, en el poco envidiable puesto del peor presidente en la historia de América, todo parece indicar que Joe Biden será el candidato del Partido Demócrata en las próximas elecciones presidenciales. El Partido del Burro está haciendo valer el haber elegido al animal que lo simboliza.

*Si mi tatarabuelo Baxter, en vez de morir prematuramente, hubiese regresado a Inglaterra llevándose a la tatarabuela Sanz y yo hubiera nacido inglés, ¿estaría atormentando a la bella Kate Middleton con estupideces fotográficas? La bella Kate, que además de bella, está convaleciente de una operación al parecer importante. La princesa de Gales es paciente, que yo en su lugar los hubiera mandado a freír tuzas.

*Aunque, pensándolo bien, Kate Middleton seguramente ignora lo que es una tuza. Por si hay lectores que la acompañan en la ignorancia, les diré que es una mazorca de maíz a la que se le han quitado todos los granos.

*A Barack Hussein Obama le cuesta cada vez más trabajo ocultar su condición musulmana. Su última perorata comparativa entre el islam y el cristianismo es sumamente reveladora. Lo cierto es que el cristianismo ha dejado atrás las prácticas crueles y la intolerancia, mientras que el islam las mantiene como en tiempos de Mahoma.

*Diferencias reveladoras. ¿Cómo llaman los cristianos a los musulmanes? Musulmanes. Otras veces se les llama “mahometanos” por ser seguidores de las prédicas de Mahoma. Y los musulmanes, ¿cómo llaman a los cristianos? Infieles.

*Leopoldo Cintras es uno de los más destacados miembros del aparato militar castrista.  Entre los generales, por encima de él, sólo el difunto Arnaldo Ochoa. Ahora de La Habana llegan rumores de que ha sido detenido y que era parte y cabeza de una conspiración militar. Insisto: rumores, que las sociedades enfermas solo producen noticias cuando se derrumban.

*Y ya que hablo de derrumbes, en Santiago de Cuba han tenido lugar unas protestas como si aquello estuviese a punto de derrumbarse. ¿Y Raúl? ¿Qué hace La China de los Ojos Tristes? Está allí, en Santiago, pero como si no estuviera. ¿Curda? No lo sé. Lo cierto es que no aparece.

*Cierta prensa occidental parece interesada en crear una especie de temor al poderío militar ruso. Que si Putin es indetenible, que si la Tercera Guerra Mundial, que si después de Ucrania les tocaría a las repúblicas bálticas. Lo cierto, lo verdadero es que la Rusia actual no puede ni compararse con la difunta Unión Soviética en cuanto a poderío militar. ¿Que los húngaros quieren independizarse? Allá van los tanques a arrasar Budapest. Cuando la llamada “Primavera de Praga” también enviaron los tanques, pero los checos se aconsejaron y con la presencia de los blindados bastó. Ahora llevan más de dos años tratando de doblegar a Ucrania sin conseguirlo. Putin puede decir lo que le dé la gana, que sus palabras no van a reconstruir el poderío militar de la era soviética.

*Volviendo al tema de Cuba, hubiera sido maravilloso que el general Polo Cintras hubiese repetido la hazaña del almirante Wolfgang Larrazábal en Venezuela y derrocado al camajanato que gobierna la Isla, pero, como dijo Calderón (Calderón de la Barca, no el difunto Eddy), “los sueños, sueños son”.

*Me pregunto qué sucederá cuando Raúl cierre para siempre sus achinados ojos, algo para lo que no parece tener apuro, y se le instale entre Vilma Espín y el bailarín de flamenco Antonio Gades en el panteón de Mayarí Arriba. Supongo que Alejandro el Tuerto, Alejandro Castro Espín, barra con el pleno del camajanato y ocupe, o trate de ocupar, el puesto de su difunto tío. Triste destino el de la isla de Cuba, convertida en patrimonio familiar de los descendientes de un gallego que llegó a Cuba como soldado de la tropa de Valeriano Weyler.

*“Al general Valeriano, cuando se vaya de aquí, lo llamarán Valerí, porque habrá perdido el ano”. Profecía que no se cumplió. Un hijo de uno de los soldados llegados a Cuba con Valeriano Weyler destruiría nuestra nación.

*“Ángel Castro y Federico Almeida, los dos gallegos más sinvergüenzas que se hayan bajado del Marqués de Comillas”: palabras que escuché de niño en el batey del central Báguanos. Marqués de Comillas era el nombre de un barco que viajaba regularmente entre Cuba y España.

Temas similares…

SOCIAL

SOCIAL

Por Evelyn Linares ¿A qué edad debo comenzar a recibir mis beneficios por jubilación del Seguro Social? ¿Cuál es la...

0 comentarios

Enviar un comentario