JAN Y CUJE

Written by Libre Online

26 de diciembre de 2023

Por Roberto Luque Escalona

*En el diario español ABC sienten una peculiar simpatía por Fidel Castro. Digo “peculiar” porque el difunto tirano odiaba a España por motivos que ignoro y que no puedo decir que me interesen. Una pequeña muestra de esa simpatía es el reportaje sobre el secuestro de Juan Manuel Fangio, limpiamente ejecutado por los hombres y mujeres del Movimiento 26 de Julio, bajo el mando de Faustino Pérez. En ABC se lo atribuyen a quien estaba de camping en el Alto de la Plata, un recóndito escondrijo en la Sierra Maestra, que se enteró del secuestro por la radio. Poco después, él y su compinche el Che Guevara despojaron a Faustino del mando para sustituirlo con un fulano cuyo nombre no puedo recordar. Por cierto, los padres de mi querida amiga Alejandra Piniella estuvieron a cargo de la custodia del famoso corredor y se encargaron de ponerlo en libertad cuando se cumplió el propósito del secuestro ,o sea, que Fangio no participara en el Gran Premio de Cuba. 

*Emma Montenegro, hija del gran novelista Carlos Montenegro y de la no menos grande periodista Emma Pérez, era la “hit woman” favorita del Movimiento 26 de Julio hasta que la organización fue anulada por Fidel Castro y su cachanchán argentino.

Un día para ella aciago, Emma Montenegro cayó en manos de Esteban Ventura. Sus padres se habían distanciado de su viejo amigo Rolando Masferrer cuando éste optó por apoyar a Batista. Pero con la hija en peligro decidieron apelar a la antigua amistad. Rolando se presentó en la Quinta Estación, el predio de Ventura y pidió que le entregaran a la detenida para “interrogarla”. Por supuesto que se la entregaron, que nadie le decía “no” a Masferrer. El “interrogatorio” consistió en ponerla en un avión rumbo a Miami. 

*La baja natalidad tiene muy mal al dictador norcoreano Kim Jong Un, que exhortó a las mujeres coreanas a tener más hijos. Por cierto, lo hizo con lágrimas en los ojos.

*Pero, con lágrimas o sin ellas, no hay algo peor que un comunista. Y, cada vez más cerca, la izquierda americana. Por esa creciente maldad quiero trasmitirle a Donald Trump un recado de Michael Corleone, un tipo que sabía un mundo en lo que se refiere a asesinar: “Lo único que nos enseña la historia es que a cualquier hombre se le puede matar”. 

Que recuerde a Patton, el más grande de los generales americanos desde que hay americanos y generales, asesinado en un complot de uno del “pantano” de Washington y la KGB.

*Hunter Biden enfrenta diecinueve cargos por distintos delitos de evasión de impuestos, evasiones que andan por los catorce millones de dólares. Hunter, un arrogante zoquete, ha calificado de “mother f…ers” a quienes lo acusan. Aunque no debe saber ni quien soy yo,  la suya, por si acaso.

*Hace treinta años, cuando llegué al exilio, me dediqué a pedir la ayuda del que se me ocurriera para sacar de Cuba a mi hijo. Una de mis llamadas de auxilio la dirigí al entonces congresista Bob Menendez (él escribe su nombre así, sin acento en la segunda sílaba). Su respuesta fue una breve y gélida carta en la que me remitía al congresista del distrito donde yo residiera. Debí guardar esa carta, pero fue tal la furia que me provocó que la hice cuadritos.      Pasaron los años, el arrogante congresista se convirtió en senador, un senador importante. Ahora, parece haber llegado al final de su exitoso camino cuando una denuncia llevó al FBI a registrar su casa y en ella encontró, cáiganse patrás, medio millón de dólares y varias barras de oro, cuatro de ellas robadas a las que se identificó por el número que llevaban grabado. Hace treinta años que Menendez se portó mal conmigo, demasiados para mi capacidad de rencor. No me alegra su debacle, aunque tampoco puedo decir que lo sienta.

*Las próximas elecciones presidenciales tendrán un detalle sumamente peculiar. Se enfrentarán el mejor presidente de los últimos cien años, Donald Trump, y el peor, Joe Biden. Eso, si Trump no es asesinado y la decadencia mental de Biden no hace imposible su postulación.

*Sheila Jackson Lee, la congresista demócrata por Texas que hace poco alcanzó notoriedad creo que nacional por la diatriba que le dirigió a los miembros de su staff, ha sufrido una derrota aplastante en las elecciones para la alcaldía de Houston. ¡Bien! 

*Adriano fue un emperador romano del segundo siglo después de Cristo. Nacido en Itálica, en el sur de España, fue uno de los mejores gobernantes que tuvo Roma. Pero…, nadie es perfecto. Adriano se enamoró de un muchacho griego. Cuando el muchacho murió, por suicidio o accidente, Adriano casi enloquece. Por otra parte, los judíos le estaban dando muchos dolores de cabeza. Esa circunstancia y su estado de ánimo lo llevaron a reprimir de muy violenta manera una rebelión de lo que entonces se llamaba Judea. Después de aplastarlos, Adriano expulsó a los judíos de la tierra que consideraban suya, y para completar el borrón, decidió cambiarle el nombre y hacer que se llamara “Palestina”, palabra derivada de los filisteos, llamados también “filistines”, un pueblo insignificante derrotado por los judíos al llegar a la Tierra Prometida, que sólo dejó dos nombres conocidos, Dalila y Goliat. En fin, que desde la época del Imperio Romano, aquello comenzó a llamarse “Palestina”, sin que los árabes, entonces nómadas el desierto, tuvieran algo que ver en el asunto.

*Para Melania Trump y para mí, el mejor compañero de boleta para el Donald sería Tucker Carlson. Pero una cosa piensa la ex Primera Dama y el que suscribe, y otra la que dictan los intereses monetarios. Entre los ingresos de un comunicador estrella y los de un vicepresidente (no hay vicepresidentes estrellas) hay una enorme diferencia. Yo soy una persona bastante indiferente al dinero; eso no es una virtud, sino más bien un defecto, defecto que, al parecer, no padece Tucker Carlson. Así que, Donald, a seguir buscando, que candidatos (y sobre todo candidatas) no faltan.

Temas similares…

Alejandro de Humboldt en Cuba

Alejandro de Humboldt en Cuba

Considerado “el segundo descubridor de Cuba”, el naturalista y explorador prusiano Alejandro de Humboldt (1769-1859)...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish