“Jamás abandonaremos a nuestra patria”: Frank De Varona. Bahía de Cochinos: 63 años después

Written by Germán Acero

16 de abril de 2024

Este miércoles 17 de abril se conmemora, como ya es tradicional todos los años, una fecha gloriosa y llena de patriotismo hacia todos aquellos héroes que integraron la gloriosa Brigada 2506 que intentó devolverle la libertad a Cuba en 1961.

“Jamás abandonaremos a nuestra patria”, es el mayor legado que guarda este asesor editorial y brigadista Frank De Varona acerca de todo lo que aconteció alrededor de la trascendental incursión militar en Bahía de Cochinos por la heroica Brigada 2506.

 Se rinde hoy tributo a los valientes pilotos, navegantes y mecánicos cubanos de la Fuerza Aérea de la Brigada de Asalto 2506. Hay un sentido homenaje a los cuatro pilotos y navegantes estadounidenses que dieron sus vidas en un esfuerzo por liberar a Cuba del sangriento y opresor régimen comunista. Todo esto lo relató el brigadista Frank De Varona. 

Frente al Monumento a los Pilotos en el Aeropuerto de Tamiami, se ofreció un homenaje a estos cuatro pilotos.

El Monumento a los Pilotos tiene una enorme columna con una placa de bronce en donde aparecen los nombres de los pilotos y navegantes que dieron su vida por la libertad de Cuba. 

Al lado del monumento se encuentra un bombardero B-26 número 931 posicionado mirando rumbo a Cuba. Los heroicos pilotos y navegantes cubanos fueron Crispín García, Daniel Fernández Mon, José A. Crespo, Gastón Pérez, Eddy González, Osvaldo Piedra, Raúl Vianello, Lorenzo Pérez-Lorenzo, González Romero y José A. Fernández Rovirosa. Los héroes estadounidenses fueron Thomas W. Ray, Riley Shamburger, Leo Baker y Wade Gray.

Sus nombres están grabados en bronce al lado de los de los pilotos y navegantes cubanos que murieron en la batalla aérea del 15 al 19 de abril de 1961. También existe una placa conmemorando al gran héroe Capitán Grayston Lynch de la CIA, quien hizo todo lo posible para ayudarnos y que está enterrado en el Panteón de la Brigada.

Como todos los años el 17 de abril a las cinco de la tarde se leen los nombres de 104 héroes de la Brigada de Asalto 2506 que murieron tratando de liberar a Cuba del comunismo. Siempre se responde “presente” al escuchar el nombre de cada brigadista frente al Monumento a la Brigada de Asalto 2506. 

Este monumento, llamado Mártires de Girón tiene una antorcha con una llama perpetua y está localizado en la Calle 8 del SW y la 13 Avenida en Miami.

Durante muchos años se celebró la Santa Misa en la Casa Museo de la Brigada 2506. En 1961 los miembros de la Brigada 2506 tenían entre 15 y 60 años, con una edad promedio de 24 años. 

En sus filas había siete sacerdotes católicos, varios pastores protestantes, trabajadores, pescadores, campesinos, obreros, empresarios, ganaderos, comerciantes, profesores de todos los campos y un gran número de estudiantes. Todos queríamos la libertad de nuestra Patria y restaurar en ella la democracia y soberanía.

Además, honramos a los héroes fundadores de la Brigada, quienes sirvieron en los grupos de infiltración y después cumplieron muchos años de prisión al ser capturados. También honramos a los valientes que sirvieron en la Marina de Guerra y a los que participaron en la expedición de Nino Díaz a Oriente.

Este año con motivo del 63 aniversario de la invasión, la directiva de la Brigada tiene planificado los siguientes eventos:

Abril 13, Aeropuerto Tamiami, 10:30 am, se realizó el pase de lista de los mártires de la Fuerza Aérea.

Abril 17, Monumento de la Brigada, calle 8 SW y 13 Avenida, pase de lista de todos los mártires. 5:00 pm-5:30 pm.

Misa de la Brigada, Teatro Tower, calle 8 SW y 15 Avenida, 6:00 pm seguida por una reunión fraternal en el mismo lugar. En la Casa Museo de la Brigada 2506 se está construyendo un amplio edificio para tener un gran museo moderno.

“Todos los que luchamos por una Cuba libre teníamos como nuestra consigna Dios, Patria y Libertad. Sentíamos que éramos cruzados luchando contra el comunismo. Después de nuestra liberación como prisioneros de guerra, donde fuimos maltratados severamente y torturados en el Castillo del Príncipe y en la prisión de la Isla de Pinos durante 20 meses, regresamos a esta nación el 24 y 25 de diciembre de 1962”, recordó Frank De Varona.

Relató que en aquel entonces un total de 211 brigadistas ingresaron en el Ejército, Marina y Fuerza Aérea de los Estados Unidos, participando en la invasión a Santo Domingo para salvarlos del comunismo y en las guerras en América Central y la guerra de Vietnam. Varios de ellos fueron ascendidos a coronel. Erneido Oliva alcanzó el rango de Mayor General en la Guardia Nacional. Otros brigadistas trabajaron en los servicios de inteligencia de los Estados Unidos. La gran mayoría de los brigadistas ha fallecido y los que vivimos seguimos todavía luchando por una Cuba libre, soberana y democrática tal como lo soñó nuestro Apóstol José Martí.

“Los brigadistas cumplimos con nuestro deber. Y repetimos el grito de nuestro jefe militar Pepe San Román: ¡Jamás abandonaremos a nuestra Patria!”, expresó De Varona.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario